A 20 años de "Operación Triunfo", el reality que conquistó Europa pero no México

Alejandro Cisneros, quien arrancó “OT” en España, asegura que hubo mala fe de la televisora del Ajusco, que hizo un programa exprés “sin techo” y “con palillos”

A 20 años de "Operación Triunfo", el reality que conquistó Europa pero no México
Foto: Especial
Espectáculos 27/10/2021 02:05 Ariel León Luna Actualizada 11:14
Guardando favorito...

En la historia de la televisión siempre han destacado los programas musicales, que hoy han derivado en los reality shows musicales: El “Festival OTI” en México, “Eurovisión” en Europa y “Popstars” en Nueva Zelanda son algunos de los más longevos, en una lista en la que también destaca el español “Operación triunfo” (OT), que pese a tener una desafortunada entrada en su versión mexicana, acaba de cumplir 20 años de haber contribuido al auge de estos formatos.

“Los concursos musicales siempre han existido, unos más grandes que otros, pero este formato permitió que el público viera cómo se preparaban, cómo sufrían, vio el día a día y eso hizo que la gente se diera cuenta que había una preparación detrás, poder mostrar las vidas de los chicos hizo que fuera un éxito este formato, hizo que la gente entendiera distinto a la música”, comentó Alejandro Cisneros, periodista especializado quien trabajó en Televisión Española, empresa que produjo “Operación triunfo”.

Al recordar la popularidad de este programa desde que se lanzó por primera vez en el Viejo Continente, el 22 de octubre de 2001, Cisneros recuerda que, entre otras cosas, además de ser el de mayor rating en Televisión Española, logró que se dispararan las ventas de los discos físicos en un mercado acaparado ya por la piratería.

Esto provocó llegaran a todas partes del mundo formatos similares, cada uno con sus particularidades.
 

Para el periodista, pese a que en España "OT" ha sido un verdadero semillero de talentos musicales —siendo David Bisbal, Chenoa, Pablo López, Aitana y Lola Índigo sus mayores expositores—, la suerte del formato en México no fue la misma. Tras una primera edición estrenada en agosto de 2002, conducida por Jaime Camil, Televisa, quien producía el reality, no renovó la licencia en una batalla perdida contra TV Azteca y su programa “La academia.

Cisneros reconoce que el poco éxito de “Operación triunfo México” no tuvo que ver con un tema de presupuesto o con el casting, se debió a que Azteca sabía que el formato llegaría al país y se adelantó a crear su propia versión bajo el nombre “La academia”, aun cuando no tenían la infraestructura necesaria.

“Azteca sabía que el formato de ‘Operación triunfo’ llegaría a México porque incluso se les invitó a que, junto a Televisa, hicieran el programa de manera conjunta, dijeron que no, pero como ya sabía lo que Televisa haría, decidieron crear de manera exprés un formato similar y ya sabemos que el que pega primero, pega dos veces. Ellos salieron una semana antes de ‘OT’. La primera semana, cuando los participantes entraron al Instituto de 'La academia' no tenían ni techo, todo tenía que salir tan rápido para salir antes que todo estaba puesto con palillos”, dijo.

 Además, pese a que se decía que mientras los participantes de “La academia” provenían de un estrato más humilde con el que el público podía hacer más empatía que con el de “Operación triunfo”, Cisneros aclaró que eso era mentira, ya que algunos concursantes incluso se llegaron a quedar en ambos formatos.

“Azteca se apoyó mucho en las historias de los participantes, de sufrimiento de los chicos, de pobreza, de vidas dolorosas, y eso hizo que la gente enganchara  y ya no voltean a ver ‘OT’; incluso mucha gente decía que en ‘La academia’ todos eran pobres y en ‘Operación triunfo’ todos eran ricos y  eso era mentira, si se buscan los antecedentes de los chicos de ‘OT’ se darán cuenta que no es cierto, incluso muchos hicieron casting simultáneamente en ‘La academia’ y ‘Operación triunfo’, y habiendo sido seleccionados en ambos apostaron por ‘OT’ por que pensaron que tendrían una mejor oportunidad de hacer algo después. Azteca les comió el mandado”, recordó.
 

Tras el éxito de "La academia", Televisa ya no apostó por el formato e incluso fue a mitad de la edición que sabía sería muy difícil alcanzar el éxito del reality rival, por lo que terminaron esa edición y ya no renovaron la licencia.

Año de cambios

Pese a ello, el programa en España continúa siendo uno de los que tiene mayores niveles de audiencia, Cisneros cree que la clave de ese éxito es que ha sabido reinventarse y adaptarse a los tiempos, aprendiendo de sus propios errores y mejorando la fórmula que ellos crearon. Ahora han seleccionado chicos más preparados en las últimas ediciones, porque con esas bases y la pantalla que les dan, sí les asegura una carrera musical sin que dependan sólo de la fama que les puede dar.

Con la popularidad que aún conserva el programa, parece ser que el destino del show es incierto, ya que, tras una nueva administración en Televisión Española, este año no se hizo la edición 2021 y se desconoce si el próximo año habrá otra.

“El reality está en un momento crítico y no por ellos, hay que recordar que el formato se estrenó en Televisión Española, luego lo adquirió Telecinco, luego hubo una pausa y volvió a Televisión Española. Estas últimas tres temporadas tuvieron un gran auge, con mucha popularidad y dieron el salto a redes sociales, sin embargo no se sabe si volverá el formato, este año no se hará, pero no se sabe que pasará el próximo año. Televisión Española es la televisión del gobierno y siempre obedecen a muchos intereses, es el programa de mayor audiencia en esa televisora cuando están al aire, aunque sí es un formato caro”, añadió.

Lee también: Le apuestan al terror en "Lo que la gente cuenta"