Tres cierres “de foto” y una abierta

Salvador García Soto

Salvo Nayarit, que según las últimas encuestas parece ya definida, en los otros tres estados donde habrá elecciones el domingo 4 de junio, cerrarán campañas el próximo miércoles en medio de la incertidumbre. La cerrada competencia que registran las encuestas no permite anticipar un ganador claro en el Estado de México, en Coahuila, ni en los municipios de Veracruz.

Los sondeos registran empate técnico entre los candidatos del PRI, Alfredo del Mazo, y de Morena, Delfina Gómez, en la elección más reñida e incierta que se recuerde en el Estado de México. El voto indeciso y el nivel de participación de los votantes definirán quién gana esta elección, en donde se han enfrentado claramente el presidente Enrique Peña Nieto y el dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, en una batalla donde los gastos excesivos de campaña, las descalificaciones entre los dos grupos y las denuncias de un uso electoral abierto de recursos y programas sociales federales y estatales han sido la constante.

En la incertidumbre que ronda al Estado de México hay “cifras alegres” de los dos bandos en disputa. En el PRI tanto su dirigencia nacional como el cuartel de campaña de Del Mazo afirman que “vamos a ganar y nuestras encuestas hablan hasta de 4 puntos de diferencia”. La meta del priísmo es ganar la elección con una diferencia mínima de 5 puntos porque estiman que de esa manera le restarían argumentos y fuerza a las denuncias de “fraude” o a las impugnaciones en Tribunales que, dan por hecho, realizarán Morena y López Obrador si pierden la elección.

El mismo optimismo se escucha en Morena. Según sus sondeos internos, Delfina Gómez cierra con una ventaja de hasta 6 puntos, lo que según ellos explica “el nerviosismo del PRI”. La estrategia en Morena se centra en la representación electoral en las casillas y en la “defensa del voto”, para lo que han preparado grupos y brigadas en las que apoyan, entre otros, unos 10 mil maestros del SNTE que, conducidos por Rafael Ochoa, ex secretario general, se han sumado a las labores electorales en apoyo a su colega Delfina.

La batalla electoral se librará en todo el estado, pero en el corredor de la Zona Oriente, que concentra poco más de 40% de la votación total (Ecatepec, Neza, Texcoco, Iztapaluca, Chalco, Chimalhuacán y Los Reyes) es la zona donde más operadores y representantes están desplegando los dos partidos, con “ejércitos” coordinados por figuras nacionales de ambos bandos: del lado del PRI secretarios de Estado y directores de organismos y gobernadores de varios estados; del lado de Morena senadores como Manuel Bartlett, Miguel Barbosa y Mario Delgado, el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, y la secretaria del partido, Yeidckol Polevnsky.

En el Estado de México la moneda está en el aire y todo puede pasar: la cerrada elección se define en el duelo entre estructura priísta contra participación histórica y voto indeciso alentado por Morena. Lo único cierto en el incierto escenario de cierre mexiquense es que, gane quien gane, está será una elección que acabará impugnada, en tribunales y con un complicado proceso postelectoral.

 

Coahuila: ¿continuidad moreirista o alternancia? Muy parecido es el cierre en Coahuila, donde la ventaja de Miguel Riquelme, del PRI, se redujo en los últimos días, apenas a unos tres puntos del candidato del PAN, Guillermo Anaya, por lo que los dos llegarán a las votaciones con posibilidades de triunfo. Y otra vez en Coahuila el resultado lo puede definir el porcentaje de participación de la ciudadanía: a mayor participación, más posibilidades de alternancia y de que gane el PAN, a menor salida de votantes a las urnas, la maquinaria electoral de los Moreira le dará el triunfo al PRI. También cierran fuerte y con crecimiento en las encuestas el candidato de Morena, Armando Guadiana, y el independiente Javier Guerrero, que se van a disputar un tercer lugar muy codiciado.

La apuesta priísta el 4 de junio también radica en la efectividad de la estructura que por más de 15 años y dos sexenios continuos en el poder consolidaron los Moreira, protagonistas indiscutibles en estas campañas, por un lado Humberto, quien es candidato a diputado local y se volvió el blanco de los ataques y denuncias del PAN por la corrupción y el endeudamiento que le dejó al estado, y por el otro el gobernador Rubén Moreira, quien con Riquelme se juega no sólo la continuidad de su grupo en la gubernatura, sino también su futuro político, pues sobre los dos hermanos pesa una consigna que les mandaron decir directamente de parte del presidente Enrique Peña Nieto: “Tienen que ganar, porque si pierden, lo que vendría para los dos es la cárcel”.

El PAN, por su parte, apostó a una campaña de contraste en la que su candidato, Guillermo Anaya, si bien se mantuvo a la ofensiva y con el discurso de “un cambio necesario y urgente” para el estado basado en el hartazgo de los coahuilenses, también el abanderado panista recibió varias acusaciones de manejos excesivos de recursos de origen incierto en su campaña. Anaya enfrentó además la dualidad de ser un político muy cercano al ex presidente Felipe Calderón, pero al mismo tiempo necesitar el apoyo de la dirigencia nacional que encabeza Ricardo Anaya, justo en momentos en los que el dirigente y el ex mandatario no pasaban por los mejores términos en su relación y comunicación por el enfrentamiento anticipado por la candidatura presidencial del PAN.

No se ve fácil el escenario del domingo 4 en Coahuila: la tensión y acusaciones mutuas dominaron las campañas, hace preveer una jornada electoral intensa y con riesgos de violencia, en una disputa palmo a palmo entre la continuidad del moreirismo —que si gana como afirman sus estrategas con diferencia de hasta 6 puntos, aseguraría 18 años ininterrumpidos del apellido Moreira por la cercanía total del candidato Riquelme con los hermanos— en contra de la posibilidad de una alternancia histórica en el único estado del norte del país, y de la frontera con Estados Unidos, que hasta ahora no ha conocido un cambio de partido político en su administración estatal, y el único que no gobierna el PAN.

 

Nayarit, ventaja aliancista. De las tres elecciones que renovarán gubernatura, Nayarit es la única que parece ya definida, según las últimas encuestas conocidas. La ventaja del candidato de la alianza PAN-PRD, el junior Antonio Echevarría, supera los 10 puntos en varios sondeos y hay algunas mediciones que le dan hasta dos a uno de ventaja sobre el abanderado del PRI, Leonel Cota. Al final entre los nayaritas pesó más el apellido conocido y la juventud y frescura del segundo Echevarría que busca gobernar el estado, que la apuesta de continuidad priísta que representaba el senador Leonel Cota.

Al PRI le comenzaron dañando los escándalos, como el narco fiscal Edgar Veitya, y lo terminaron por hundir las diferencias irreconciliables entre su candidato y el gobernador Roberto Sandoval que, primero se distanció de la campaña, enojado porque Cota nunca fue su candidato ni quiso cumplir sus exigencias y condiciones, y después, cuando desde el centro le llamaron la atención y le pidieron ponerse a trabajar, al polémico Sandoval ya no le alcanzó el tiempo ni los recursos y programas públicos en las últimas semanas para tratar de levantar el voto y el ánimo de los priístas que, aunque registraron una recuperación, ya no le alcanzaron al senador Cota.

Además al PRI pareció afectarle, más que beneficiarle, el crecimiento de otras opciones “opositoras” e independientes como el caso de Raúl Navarro, que cierra en el tercer lugar de las preferencias y el del polémico Hilario Ramírez Layín que con su 11% en las intenciones del voto, parece que afectó más al voto priísta campesino que al de otras fuerzas políticas.

Así que si no hay sorpresas y las encuestas no se equivocan con un margen tan amplio, Nayarit volverá a la alternancia como ya lo hizo en una ocasión con una alianza PAN-PRD y otro Echevarría volverá a mandar en el Palacio de Gobierno de Tepic.

 

Veracruz: Yunes contra AMLO. Salpicada por los videoescandalos de La recaudadora Eva Cadena y por una guerra sucia manejada hábilmente desde el Palacio de Gobierno de Xalapa, las elecciones municipales en Veracruz se van a definir sólo entre dos fuerzas políticas: el PAN, de la mano del gobernador Miguel Angel Yunes, y Morena, con Andrés Manuel López Obrador como primer operador y estratega de campaña. Las encuestas dicen que esos dos partidos se van a repartir la mayor parte de los 212 municipios del estado y sobre todo las cinco ciudades más grandes, en dónde por cierto, se define también la próxima gubernatura en 2018: Xalapa, Córdoba, Orizaba, Poza Rica y Veracruz.

Los sondeos afirman que la disputa por esos cinco municipios estratégicos es cerrada, con ventaja de Morena en Coatzacoalcos, Poza Rica y Xalapa, mientras que el PAN aventaja en Veracruz y Córdoba. De terminar así esta elección, en la que privaron ataques y guerra sucia, se anticiparía una nueva batalla en 2018, por la gubernatura, entre Yunes y AMLO, el primero con su hijo como candidato y el segundo con la diputada Rocío Nahle como abanderada.

¿Qué podrá más en Veracruz, el derecho de sangre azul o la irrupción morenista?

 

Notas indiscretas… La versión se escucha muy clara en cúpulas del priísmo: el jueves hubo un fuerte pleito en Los Pinos. La pelea fue tan intensa que hubo amenazas de ella de abandonar la residencia, con todo y sus cosas, lo cual no es la primera vez que ocurre. Eso se tomó como “banal”, pero lo que sí provocó alarma fue la amenaza de convocar a una supuesta conferencia de prensa para dar a conocer “temas”. ¿Se calmarán los ánimos o el asunto reventará antes de que termine el sexenio?... El que se quedó como novia de rancho, vestido y alborotado, fue el secretario de Desarrollo Económico del gobierno capitalino, Salomón Chertorivski. Estaba invitado a un desayuno en la SCT en el que pensaba plantear el tema del destino del actual aeropuerto y un proyecto para generar empleos en esa instalación federal una vez que se cierre, pero el desayuno se canceló y se pospuso. Ni modo… Los dados mandan Serpiente doble. Semana de altibajos.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios