Se encuentra usted aquí

PAN: El Yunque con Margarita

08/02/2016
03:10
-A +A

Las luchas internas por la sucesión presidencial en el PAN han comenzado. Mientras hacia fuera se les ve como un partido dividido y una oposición débil —que para enfrentar a la maquinaria del PRI necesita del apoyo de un devaluado PRD— hacia adentro, los apetitos por la candidatura presidencial ahondan diferencias entre los grupos del panismo que ya se alinean con los distintos precandidatos. Es el caso de la corriente de ultraderecha conocida como El Yunque, cuyos liderazgos principales trabajan en un plan que impulsa a Margarita Zavala como candidata en 2018.

A la cabeza de ese plan estaría la diputada Cecilia Romero, vicecoordinadora de la fracción panista en San Lázaro y amiga cercana de la ex primera dama. El activismo intenso de Romero ha despertado molestias y suspicacias en las cúpulas del blanquiazul, tanto en el CEN panista como en la bancada de San Lázaro. A Cecilia la acusan de utilizar la Vicecoordinación de Contraloría y Transparencia que ocupa para torpedear desde ahí a panistas e incluso a funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto, con la intención de presionar y debilitar lo mismo a enemigos internos que a figuras del gobierno, todo enfocado en ayudar a crecer a Margarita Zavala.

Un ejemplo de esa estrategia de la diputada Romero es el ataque que encabezó hace unos días contra el ex dirigente nacional, Gustavo Madero, a quien señaló como responsable de “haber palomeado” y avalado la candidatura de la diputada Lucero Sánchez, acusada por la PGR de tener vínculos con El Chapo Guzmán. El disparo, desde adentro, no sólo obligó al chihuahuense a deslindarse, sino que fue leído como acusación de corrupción contra un grupo y una planilla a la que ella misma perteneció, pues no sólo fue secretaria general del CEN con Madero, sino que la nombró su sucesora en la presidencia y la convirtió en la primera mujer en encabezar el PAN en 76 años. De ese tamaño fue el golpe de traición de la diputada yunquista.

Pero en su estrategia a favor de Margarita, Cecilia no trabaja sola. Con ella estaría también su amigo Luis Felipe Bravo Mena, ex secretario particular del ex presidente Felipe Calderón y ex líder nacional panista. Bravo Mena encabeza hoy la Comisión Anticorrupción del PAN y desde ahí hace mancuerna con la vicecoordinadora de Transparencia para el señalamiento y persecución de “panistas y funcionarios corruptos”. Y un tercer personaje en la estrategia yunquista sería el ex director de Conagua, José Luis Luege Tamargo.

Con Luege, Cecilia trabaja directamente en el proyecto de boicotear el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM), obra cumbre del sexenio de Peña Nieto. El activismo de Luege contra el proyecto —basado en investigaciones y estudios del sexenio foxista que nunca fueron avalados por el ex presidente Fox que sí apoyaba el aeropuerto en Texcoco— parte de la idea de que no es viable, hidráulicamente, construir la nueva terminal en los terrenos actuales y lo ubica como un proyecto “peligroso” que provocará hundimientos en el oriente de la ciudad. Y ahí entra la diputada Romero, quien busca presidir una Comisión Especial sobre el NAICM que el PAN impulsa en San Lázaro y trata de convencer a Ricardo Anaya de que la proponga para la comisión legislativa, aún sin experiencia ni conocimientos técnicos del tema.

La idea de torpedear el NAICM, y amenazar desde San Lázaro con “reventar” el proyecto, es presionar directamente al presidente Peña Nieto y al dirigente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y convertir la magna obra del peñismo en una moneda de cambio para fortalecer a Margarita Zavala y su candidatura hacia el 2018. Así, con la bandera de la transparencia y anticorrupción, El Yunque busca influir en la sucesión presidencial, aunque al mismo tiempo la diputada yunquista se echa encima a enemigos poderosos, tanto internos como externos. En todo caso, la guerra interna blanquiazul ha comenzado. Y El Yunque, con su candidata Margarita, está presente.

NOTAS INDISCRETAS… Extraño accidente el de la candidata independiente de Puebla, Ana Teresa Aranda. Ayer su auto fue impactado cuando viajaba en carretera a un acto proselitista. A la ex directora del DIF, internada con fracturas en un hospital poblano, le preguntaron si sospechaba de un atentado. Y respondió: “No tengo elementos para afirmarlo, pero tampoco lo descarto por como ocurrieron los hechos. Esperaremos las investigaciones y peritajes”. Eso es lo más inteligente. Pero ojalá a los obstáculos legales que varios gobernadores pusieron a los independientes no se les sumen autos o tráileres que salen repentinamente en la carretera… Los dados mandan Serpiente. Mal comienza la semana.

[email protected]

Salvador García Soto
Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios impresos y electrónicos de México.