México compró armas a empresa ligada a Trump

Raúl Rodríguez Cortés

La Secretaría de la Defensa Nacional compró armamento en 2015 a una empresa relacionada con Donald Trump. Se trata de la filial en Estados Unidos de la alemana Sig Sauer, inmersa en su país en un proceso judicial por la venta ilegal de armas.

La relación con Trump la refieren varias fuentes en México y Estados Unidos, entre ellas la organización civil American Friends Service Committee, https://www.afsc.org/resource/venta-de-armas-de-sig-sauer-m%C3%A9xico.

Ahí refiere la visita que, en agosto del año pasado, el entonces candidato republicano a la presidencia realizó con sus hijos Eric y Donald a la filial estadounidense de Sig Sauer en New Hampshire. De aquel encuentro, Trump obtuvo importantes donaciones para su campaña política.

Pero el vínculo se consolidó cuando, en enero de este año, Sig Sauer contrató los servicios de Bob Grand y Craig Burkhardt, dos “lobistas” muy cercanos al vicepresidente Mike Pence, cuyas gestiones habrían derivado en la decisión tomada hace unas semanas por el Pentágono para sustituir del armamento orgánico del Ejército estadounidense, las pistolas automáticas Colt por armas cortas de Sig Sauer.

Esta empresa forma parte del conglomerado alemán L&O Holding y su filial en Estados Unidos es la quinta productora de armas en ese país. Fue a través de ella que Sig Sauer concretó jugosos contratos con México. Le habrían dado la vuelta así a la esperada negativa del gobierno alemán de autorizar esas operaciones comerciales, ya que la armería es investigada en el país europeo por presuntas ventas ilegales de armamento a Colombia y la ex república soviética de Kazajistán.

El contrato inicial de venta de armas a México se firmó en marzo de 2015 por 266 millones de dólares. Para ese mismo año estaba prevista una ampliación de hasta 859 millones de dólares, cantidad inusual si se compara con las adquisiciones hechas por la Sedena a otras empresas extranjeras y que expertos estiman que sería para encubrir la verdadera intención de producir en México pistolas y rifles de tecnología alemana.

“En 2015 Sig Sauer Inc. exportó oficialmente a México siete mil armas: tres mil rifles de asalto, medio millar de pistolas automáticas y poco menos de cuatro mil pistolas convencionales; sin embargo, el acuerdo mencionado… es mucho más ambicioso: supone, entre otras cosas, la producción de pistolas y rifles Sig Sauer directamente en México, lo que fue confirmado en enero de 2017 por el Departamento de Estado al senador estadounidense Patrick Leahy”, reporta el “Observatorio de Armamento Europeo en México” Euroarmasmx.org, en una nota publicada el 13 de febrero pasado (https://euroarmasmx.files.wordpress.com/2017/02/nota-de-prensa-ii-febrer...).

El documento dirigido a Leahy no solo confirma la autorización de venta del paquete de Sig Sauer, sino que incluye ocho notificaciones más con la autorización para que otras empresas vendieran a México, entre otros, equipamiento militar, tres helicópteros UH-60M (Mike) Black Hawk a la Marina y 35 aviones T-6C Texan al Ejército (http://bit.ly/2mpWH8U).

La Sedena reconoció, en respuesta a una solicitud de transparencia interpuesta por el Observatorio de Armamento Europeo en México, transacciones armamentistas con Alemania, entre 2000 y 2015, por 39 millones de euros, es decir, 41.4 millones de dólares (http://bit.ly/2m56dgL). Pero posteriores solicitudes de información pública sobre compras de armamento han sido consideradas por la Defensa Nacional como “información clasificada”.

Todo lo anterior deja claro el aumento sostenido que han tenido durante los últimos años las adquisiciones mexicanas de armamento, en el marco de su integración al esquema de seguridad militar de Estados Unidos. Pero también revela el denso entramado de intereses mercantiles y políticos que Washington sostiene con las principales empresas productoras de armamento en su país.

Transparentar toda esa información para su sistematización y análisis, es un paso primordial que el gobierno mexicano debe dar para disponer de mayores y mejores herramientas de negociación con EU, frente al abierto anti mexicanismo de Trump. Él tiene, por lo visto, un desorden de personalidad narcisista, pero no es un idiota. Es hombre de grandes negocios y rudas triquiñuelas. A ver si tocándole el bolsillo.

INSTANTÁNEA. DESAPROBACIÓN. Consulta Mitofsky dio a conocer los resultados de su encuesta sobre aprobación del desempeño presidencial correspondiente al trimestre 17 de los 24 que tendrá el gobierno de Enrique Peña Nieto. Su nivel de aprobación sólo alcanza 17 por ciento, un punto arriba que el que tuvo en su décimo séptimo trimestre Salinas de Gortari. El mejor aprobado en ese período es Felipe Calderón, con 46 por ciento, seguido por Ernesto Zedillo con 40 por ciento y Vicente Fox con 36 por ciento.

[email protected]

@RaulRodriguezC raulrodriguezcortes.com.mx

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios