'El Bronco': de la expectación a la decepción

Óscar Mario Beteta

Lo que se perfilaba como un parteaguas político apunta a no ser más que la ratificación, por otros medios, de los que realmente mandan en este país

“Al desbocado Bronco lo vamos a empotrerar. Ya le tenemos su freno. Con una iniciativa de revocación de mandato, evitaremos que los neoleoneses sean burlados otra vez y Nuevo León saqueado nuevamente. Como sociedad, no toleraremos a este nuevo Fox que quiere hacer todo con boca, lengua y saliva. ¡Estamos hartos!”.

Los anteriores señalamientos, se dan en breve charla con varios diputados locales de esa entidad. Dicen que Jaime Rodríguez Calderón, quien llegó a la gubernatura como candidato independiente, ha comenzado a decepcionar y que, al paso que va, pronto “reventará solito”.

Recuerdan que los ciudadanos, hastiados de las corruptelas de Rodrigo Medina y de su papá, Humberto, que hicieron una orgía de derroche y corrupción durante seis años, le creyeron a El Bronco. Se volcaron por él en las urnas sobre su ofrecimiento expreso de campaña de que los metería “al bote”. De que limpiaría toda la suciedad que dejaron. De que no cobraría la tenencia. De que…

Le recriminan que se haya empezado a hacer el “zonzo”. Que siga “trepado” en un discurso que ciertamente le dio buenos resultados. Que crea que con su verborragia barata, ordinaria y vulgar, que caracteriza su “populismo independiente”, pueda engañar a cuantos lo eligieron y apoyaron como una alternativa real de cambio.

“Los neoleoneses somos bragaos. El pueblo no se va a dejar. Nosotros estaremos de su lado para obligarlo a cumplir. Le estamos dando mecate. Le soltamos la rienda. Pero si continúa en el sueño de sus mentiras e hipocresía, se engaña. Se ahorcará muy pronto”, coinciden los legisladores.

Con el compromiso de guardar sus nombres, recuerdan algunas de las razones, conocidas primero en círculos muy cerrados y después filtradas paulatinamente, por las cuales El Bronco está parado en “arenas movedizas”. A saber:

—Lo de independiente es “un cuento”. Rodríguez Calderón, fue impuesto por el grupo económico dominante de Nuevo León, encabezado por los dueños de medios de comunicación locales que siempre “tiran a matar”.

—Fernando Elizondo Barragán está emparentado con esos personajes, que no reconocen límites ni ética para incrementar su fortuna. Por eso declinó la candidatura por el Movimiento Ciudadano. Por eso se convirtió en su colaborador más importante. Hoy maneja todo. Es el poder tras el trono. Está colocado en línea de sucesión formal.

—Las ocurrencias del hoy gobernador fueron preparadas y calculadas. Lo hicieron que prometiera lo que no va a cumplir. Lo van a desprestigiar. Lo enjuiciarán mediáticamente y, en su momento, promoverán una iniciativa para revocarle el mandato.

“El pobrecillo es tan limitado que no se dio cuenta de que al apoyarlo, lo usaron y lo maniataron. Creyó que era un caballo mostrenco (sin dueño). Se fue tendido. Pero en realidad lo tenían apersogao. ¿Quién no va a apoyar una propuesta para echarlo, una vez que se le haga la imagen de mentiroso, incumplido y fanfarrón”?, dice uno de los diputados.

El grupo de entrevistados, insiste en que El Bronco está acorralado. En que no tiene salida. Sus previsiones se basan en una pregunta: ¿Va hacer, motu proprio, lo que prometió en contra de quienes lo pusieron?

Y le recuerdan: “Sabe quiénes lo encumbraron. Los conoce. Sabe también que si les lleva la contraria, lo pisotearán sin piedad. No tienen miramientos ni con su propia familia”.

Así, lo que se perfilaba como un aliento a la democracia, con una candidatura apartidista que marcaría un parteaguas en la política electoral, apunta a no ser más que la ratificación, por otros medios, de quiénes, realmente, mandan en este país.

Con eso, el ascenso de Jaime Rodríguez, no sería, entonces, más que otra mala experiencia, derivada de la desesperación de la gente, harta de la partidocracia.

 

SOTTO VOCE… Sus giras de trabajo permanentes, su acercamiento con los maestros basado en el diálogo, su interlocución con los liderazgos gremiales, la integración de su equipo y su comunicación con la sociedad, hecho todo con oportunidad, firmeza y claridad, evidencian al secretario de Educación, Aurelio Nuño, como un político cuajado. Consumará la reforma educativa sin contratiempos y cumplirá la misión que le fue encomendada. Un cambio radical, si se compara con el estilo anticuado y anquilosado de su antecesor… Ricardo Anaya divide al PAN nuevamente con los nombramientos que acaba de hacer. Asume quizá riesgos innecesarios por aquello de los resentimientos… Obligada, contundente y pertinente, la posición del secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, de que los soldados del 27 Batallón de Iguala no serán entrevistados por defensores de los derechos humanos. Y menos si son extranjeros.

 

[email protected]

@mariobeteta

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios