Los papeles chuecos del 'Cuau'

Héctor De Mauleón

Poco antes de registrarse como candidato del Partido Social Demócrata, PSD, a la alcaldía de Morelos, el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco asistió a la cabina del noticiero Informe 24, de Audiorama Morelos, que conducía el periodista Guillermo Cinta.

El Cuau había hecho una campaña rutilante, a ras de piso, que ante el hartazgo de los políticos tradicionales diversos medios le celebraban: visitaba colonias populares, caminaba entre los puestos de los mercados, y repetía: “Yo no te voy a robar”, “yo no soy político”, “yo vengo desde abajo como ustedes”.

Cuando algún reportero se atrevía a preguntarle si algún partido podría impugnar su candidatura por no cumplir con el requisito de haber vivido en Cuernavaca, Blanco ponía de manifiesto el mal carácter que todos le vimos alguna vez en las canchas, y espetaba: “A ver, ¿cuánto te pagaron porque me vinieras a preguntar eso?”. Otras veces respondía, con mejor humor, que sus rivales le tenían miedo, y advertía con la misma mirada que los aficionados le vimos cientos de veces al cobrar un penal: “Me los voy a chingar”.

El día que el ídolo visitó la cabina de Informe 24, Cinta tenía en la mesa una lista de preguntas candentes. El personal de prensa de Blanco había acordado con la estación, sin embargo, una lista de cosas que se le podían preguntar y no se le podían preguntar al deportista.

Cinta afirma que le indicaron abordar “el lado humano” del Cuau: preguntar sobre sus orígenes, los inicios de su carrera, su desarrollo profesional, su sentir al recorrer las colonias de Cuernavaca y escuchar la problemática de los habitantes…

La lista de cosas que Cinta no podía preguntar incluía temas específicos. No se le podían preguntar a Cuauhtémoc nombres de calles ni de colonias, no se le podían hacer preguntas relacionadas con estadísticas, ni de inseguridad, ni de empleo, ni de educación, ni de salud, entre otras.

Tampoco se le podía inquirir sobre problemas concretos de la ciudad, ni sobre personajes históricos de Cuernavaca, ni sobre los monumentos representativos de la ciudad, ni sobre las personalidades más destacadas de la política, la sociedad, la industria, etcétera.

De acuerdo con el periodista, que optó por terminar su relación laboral con la estación de radio, al poco tiempo se le indicó que Blanco tampoco podía ser cuestionado fuera de la frecuencia radiofónica: sus jefes le pidieron no abordar “temas incómodos” sobre la candidatura del futbolista ni en Facebook ni en Twitter.

El 15 de enero de 2015, el secretario del Ayuntamiento de Cuernavaca, Enrique Paredes Sotelo, “según informes recibidos en esta oficina”, expidió la constancia de residencia 40839 que indica que el domicilio actual de Cuauhtémoc Blanco Bravo, “vecino de esta ciudad”, se encuentra en Coyotepec No. 10, Fraccionamiento Lomas de Cortés.

De acuerdo con el documento, y otra vez “según informes recibidos en esta oficina”, Blanco llevaba entonces diez años residiendo en Cuernavaca.

Dicha constancia fue la que hizo posible su candidatura, y su triunfo posterior, con 39 mil 861 votos.

Hace diez años Cuauhtémoc jugaba en el América. En 2008 pasó al Santos. En 2009 se fue al Veracruz. En 2010 debutó en el Irapuato. En 2011 en Dorados de Sinaloa. En 2013, en la liga de ascenso, vistió los colores de Lobos BUAP. En 2014 llegó al Puebla.

En diciembre de ese año reapareció con una credencial de elector expedida en Cuernavaca; en enero de 2015 se le anunció como candidato de un partido que a lo más que aspiraba era a conservar el registro.

Luego de andar saltando por tanto sitio, se entiende que el candidato no pudiera citar calles y colonias de la ciudad donde ha residido durante diez años. Ya se sabe: Cuernavaca es muy confusa.

Lo que sí resulta extraño es que los vecinos del Fraccionamiento Lomas de Cortés no tuvieran noticia de que en la colonia viviera vecino tan ilustre. En esos agitados diez años en que Blanco anduvo de arriba para abajo, nadie lo vio nunca poner un pie en Coyotepec No. 10.

Más extraño es aún que, de acuerdo con una constancia de residencia expedida en marzo de 2012 (folio 34656), Coyotepec 10 aparezca como domicilio de Roberto Carlos Yáñez Moreno, uno de los “dueños” del PSD morelense, y quien en compañía de su hermano Julio ofreció a Blanco la candidatura a la alcaldía.

En el gobierno de Blanco, Yáñez será, por cierto, secretario general del Ayuntamiento.

@hdemauleon

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios