Corto circuito

Alberto Barranco

A contrapelo de la prisa por evitar que el presidente Enrique Peña Nieto llegue con las manos vacías a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Materia de Energías Limpias, a celebrarse en París, el Senado aplazó para hoy la discusión sobre la Ley de Transición Energética

La presión surgió de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero, en la advertencia que el ordenamiento le daría un fuerte golpe a la competitividad industrial del país.

Aprobada hace varios meses por la Cámara de Diputados, la iniciativa plantea un escenario que a juicio de los productores siderúrgicos encarecería las tarifas de electricidad entre 20% y 80%.

El impacto sería de 20 mil millones de dólares por año.

De acuerdo con el ordenamiento, el país está obligado a producir hacia el año 2024 35% de la electricidad que se consume con energía limpia, es decir eólica, solar, biomasa, hidroeléctrica o geotérmica.

Quedan fuera, pues, las carboeléctricas o las que utilizan coque de petróleo, dejándose en el limbo si se declara al gas natural combustible fósil, considerando que éste es el principal insumo para las plantas de ciclo combinado.

A juicio de los industriales siderúrgicos, avalados por la Concamin, el ordenamiento le impuso al país compromisos mayores a los que han asumido naciones contra las que compite México, así Estados Unidos, como China, cuyas plantas generan mayor grado de contaminación.

Del total de emisiones de dióxido de carbono en el planeta, México es responsable de 1%, en tanto China, con una producción depredadora de acero, llega a 26% y Estados Unidos a 15%.

La ley a discusión, remanente de la reforma energética, exige la disminución de 3.9 a 2.9 toneladas del contaminante.

Las firmas están obligadas a adquirir Certificados de Energía Limpia.

El costo de éstos y del otro lado las multas para quienes no las obtengan, cuyo monto oscila entre seis y 50 salarios mínimos por Megawatt, podría provocar, según los industriales, un incremento en los costos de electricidad de entre 2 mil y 18 mil millones de dólares anuales.

La vigilancia obligaría a engordar el ejército de servidores públicos.

En su cabildeo de último minuto la Canacero plantea que la autogeneración de energía eléctrica sea reconocida como mecanismo de cumplimiento para la disminución de emisiones, dado que no genera pérdidas por transportación, transmisión y distribución.

En paralelo, pide la inclusión de conceptos como eficiencia energética en calidad de mecanismos de cumplimiento a la reducción de emisiones; rebajar las penalizaciones y abrir la posibilidad de salvaguardas ante cambios significativos del entorno social, económico o tecnológico.

De aprobarse tal como está el ordenamiento se colocaría en jaque la posibilidad de venta de energía eléctrica a gran escala por la empresa que creó el Sindicato Mexicano de Electricistas, en sociedad con la firma portuguesa Mota-Engil, explotando 19 plantas que pertenencian a Luz y Fuerza del Centro.

La mayoría de ellas se alimentan de combustibles fósiles.

La discusión será épica.

Balance general. En el inaudito de la temporada, el gobierno de México le impondrá a Estados Unidos una multa por el daño provocado a la industria al imponer una barrera artificial que limita el flujo de exportaciones de carne.

Estamos hablando de la exigencia de una etiqueta como salvoconducto para cruzar la frontera, con la leyenda “Cool”, cuya obtención exige el árbol genealógico de la res sacrificada.

El mecanismo se implantó hace seis años.

Como usted sabe, México logró una resolución definitiva en su favor por parte de un panel de solución de controversias de la Organización Mundial del Comercio, lo que le faculta a tomar represalias de carácter arancelario, en caso de no acatarse ésta.

Sin embargo, existe una opción adicional para exigir la reparación del daño.

La cuantificación la calcula la propia OMC, presumiéndose que llegue a 700 millones de dólares.

La cifra se dará a conocer el martes de la semana próxima.

Referee para El Bronco. Ante el temor de que la empresa coreana Kia Motors cancele su posibilidad de inversión de tres mil millones de dólares para construir una planta en Nuevo León, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, terciará en el conflicto que mantiene con el gobierno local.

Como usted sabe, a su arribo a la silla el nuevo gobernador con etiqueta de independiente, Jaime Rodríguez Calderón, conocido como El Bronco, se encontró con que su antecesor le había dado una serie de prebendas a la firma automotriz cuyo monto rebasa 15 veces lo que permite la Ley de Inversiones Extranjeras.

Sin embargo, existe la posibilidad de que el asunto se eleve a instancias internacionales, lo que provocaría desconfianza de los inversionistas en el país.

En México, diría el coro, se desconocen compromisos por rivalidades políticas.

La gran pregunta, menguadas las arcas de Nuevo León, es si la dependencia colocará por su cuenta parte de los recursos que se reclaman.

Van por empresarios. Centrada su defensa en una parte de la acusación que plantea la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, el que no tenía registro ante el Instituto Nacional Electoral como proveedor del partido político, la empresa Proyectos Juveniles dejó de lado el meollo: participar en la confección de un instrumento prohibido por la ley.

Estamos hablando de la tarjeta Premia Platino que llevaba una oferta del Partido Verde para gastar 500 pesos y obtener descuentos en un determinado número de comercios.

La compra del voto.

En el escenario existen solicitudes de consignación contra dos de los socios de la empresa, Laura María y María Guadalupe Robles Ponce.

En la ruta apunta también a la firma que produjo los plásticos, de razón social Card, cuyo director es Pablo Olivos Robles.

La distribución, con los atentos saludos del partido, la realizó la empresa Multicomercio.

El juez de la causa tiene 10 días, de acuerdo a la ley, para rechazar o girar las órdenes de aprehensión reclamadas.

El plazo se inició el jueves de la semana pasada.

Premian a Peñoles. En medio de la polémica por el otorgamiento de la medalla “Belisario Domínguez” al empresario Alberto Bailleres, la Concamin le acaba de otorgar una distinción a una de las ramas del emporio de éste.

Industrias Peñoles recibió por décima primera ocasión el reconocimiento Ética y Valores de la Industria en la categoría de Grandes Empresas Mexicanas.

El galardón reconoce las tareas de responsabilidad social.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios