Suscríbete

El parque donde podías ver a King Kong

Mochilazo en el tiempo

En el Centro de Convivencia Infantil los niños podían aprender mientras jugaban; era una escuela de movilidad y educación vial para los infantes. Además, ahí los pequeños podían conocer de cerca a los personajes de sus cuentos y películas favoritas

Texto y foto actual: Salvador Corona
Diseño web: Miguel Ángel Garnica

Compara el antes y después deslizando la barra central (ABRIR MÁS GRANDE)

Manejar un auto, ir al teatro, viajar en tren, disfrutar de columpios de llanta, juegos rústicos, mecánicos y de un pequeño circuito vial eran algunas actividades que los niños podían disfrutar dentro del Centro de Convivencia Infantil de la primera sección de Chapultepec en la década de los 80.

Durante dos décadas esta zona de cinco hectáreas, rodeada de árboles, se convirtió en un lugar recreativo y de aprendizaje, cuya entrada era por el Paseo de la Reforma.

En entrevista con EL UNIVERSAL José Ramírez Meléndez, un hombre de 50 años, relató sus recuerdos en el Centro de Convivencia Infantil, sitio que empezó a visitar cuando tenía 10 años.

—¿Qué más había en ese lugar que usted recuerde? —le preguntamos al encontrarnos con él durante nuestra visita a lugar donde alguna vez existió este centro infantil.

—Los columpios de llanta y las casas de madera, los juegos rústicos, mecánicos y tubulares, un pequeño teatro y la mini vialidad —responde.

—¿Recuerda el gran King Kong que había? —y le mostramos la foto.

—¡Claro! Alrededor de éste había una mini ciudad, incluso a veces el gran mono movía sus brazos, era una atracción en el lugar; además, se podía ver desde la entrada.


Así lucía la figura mecánica del enorme gorila y la ciudad en miniatura se encontraban en el Centro de Convivencia Infantil en 1982, hoy este espacio es el Jardín Botánico

El señor Ramírez también relata a este diario que había un tren que daba la vuelta por todo el Centro Infantil. La entrada a esta atracción asemejaba una estación de tren real.

—¿Cobraban la entrada?

—Sí, solamente para al tren tenías que entrar con un adulto y pagar cinco pesos. Claro en ese tiempo yo ni sabía qué era el dinero, yo solo quería divertirme. 

Nos cuenta que ese único viaje en el trenecito escénico se quedó en su memoria de una forma nublosa. “Medio recuerdo haber visto los árboles que bordeaban las vías, los pasos a desnivel… a finales de los ochentas sin muchos de los edificios que ahora existen y mucho menos gris que ahora”.

Aún se puede disfrutar el emblemático paseo por tren en Chapultepec, que recorre gran parte de la primera y segunda sección del Bosque, con un costo de 35 pesos. Para disfrutar del viaje se debe esperar por más de media hora a pesar de que muchos de los paseantes de la zona ya no se suben y el tren se queda en espera de ser abordado.

Este lugar de esparcimiento surgió de un diseño que buscaba nuevas y distintas atracciones. El objetivo, en un principio, fue hacer una escuela de movilidad para los infantes, para que cuando crecieran tuvieran principios de educación vial. Sin embargo, con el paso del tiempo este objetivo se fue modificando hasta convertirse en un espacio sólo de entretenimiento.

De miércoles a domingo, cientos de pequeños invadían parte de la primera sección. Querían observar a las guacamayas, los borregos y los ponys que habitaban en el mini zoológico que había dentro de este centro de convivencia.

Incluso la fotografía que ilustra el disco LP del tema de la entonces famosa telenovela “Mundo de Juguete” —el cual fue interpretado por Lupita D´Alessio— fue tomada en uno de los puentes colgantes del Centro de Convivencia Infantil. 


Imagen tomada de Mercado Libre

Tras su inauguración, el 28 de enero de 1970, los domingos tenía un lleno total y, según la Secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal (SEDEMA), en ese entonces era la segunda opción después de la Feria de Chapultepec.

No se tiene un registro exacto de cuántos menores ingresaron con sus padres a ese mini parque en el tiempo que funcionó, pero según la SEDEMA registró, en 1999, en una semana entraron 15 mil niños.


Un grupo de niñas en triciclo en el Centro de Convivencia Infantil "Benito Juárez", que se encontraba en la primera sección del Bosque de Chapultepec. A su lado un gigante

El 4 de agosto del 2002 se creó el Consejo Rector Ciudadano del Bosque de Chapultepec con el fin involucrar a destacados personajes de la política y la sociedad a las actividades de renovación del Bosque de Chapultepec.

En la primera etapa de este proyecto se cerró la primera sección del Bosque durante un año, en la cual muchos espacios fueron adecuados y otros fueron construidos, también se limpió el fango del fondo del lago.

Así, el Centro de Convivencia Infantil fue cerrado en octubre de 2004, cuando iniciaron las obras de remodelación de la primera sección del bosque de Chapultepec.

El Gran Diario de México adelantó, en septiembre del 2005, que el Centro de Convivencia Infantil sería reubicado en un área 30 veces más grande y al lado del actual Museo Tamayo. El director de Bosques Urbanos de la Secretaría de Medio Ambiente del gobierno capitalino en ese entonces, Fedro Carlos Guillén, mencionó en una entrevista a EL UNIVERSAL, publicada el 4 de septiembre de 2005, que en realidad no habría una pérdida neta del lugar, sino más bien una ganancia porque la escuela vial se iba a mantener y, por otro lado, los juegos que estaban en un estado deplorable se iban a actualizar por completo.

EL UNIVERSAL consultó a la actual directora de Bosques y Educación Ambiental de la SEDEMA, Rosa María Sosa, sobre el proyecto inconcluso que se daba a conocer en el 2005 y sobre el futuro del Centro de Convivencia Infantil.

“No se volvió a construir un Centro de Convivencia Infantil por falta de presupuesto, a cambio de eso se creó el Jardín Botánico del Bosque de Chapultepec, que se inauguró el 12 de octubre de 2006, además, se crearon tres parques como parte de un Plan Maestro: el Parque Tamayo, el Parque Gandhi y el Parque Infantil la Hormiga”, nos dijo.

—¿Y se piensa crear uno próximamente?

—No lo creo, ya que la Mega Rueda de la fortuna ocupará uno de los últimos espacios de mayor expansión dentro del bosque —respondió.

Así es como el Centro de Convivencia Infantil que duró poco más de tres décadas y que pese a haber sido anunciado por las mismas autoridades que sería ampliado y modernizado, se quedó en el olvido. Actualmente, este lugar donde alguna vez estuvo ese parque ya no es tan concurrido por los niños como lo era antes.

 ¿Por qué no se cumplió con el Plan maestro? ¿Dónde quedó el presupuesto que se proyectó para ampliar dicho centro infantil?

Actualmente, hay diversos Centro de Convivencia Infantil en la Ciudad de México, ninguno tan espectacular como lo fue el primero, donde cientos de pequeños disfrutaron su niñez con diversas actividades a precios muy accesibles.

—¿Extraña este tipo de lugares en la CDMX? —le preguntamos por último al señor José Ramírez Meléndez.

—Más que extrañar, me da nostalgia que los niños de ahora nunca sabrán qué era correr, subirse a un tren como el que había, usar un triciclo; ahora solo prefieren usar un celular o una tableta. Soy privilegiado.

 

 

Foto antigua: Colección Carlos Villasana-Torres.

 

Fuentes: SEDEMA, José Ramírez Meléndez, Bosques y Educación Ambiental de la SEDEMA y Archivo EL UNIVERSAL.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios