¿Cómo ganó Samuel García el gobierno de NL? Así lo explican

Supo cómo llegar al elector que se guía por la simpatía y factores superficiales, explica experto en nuevas tecnologías

¿Cómo ganó Samuel García el gobierno de NL? Así lo explican
Samuel García festeja que es el virtual ganador de la elección de gobernador en Nuevo León. Foto: Emilio Vásquez. EL UNIVERSAL
Elecciones 08/06/2021 02:49 David Carrizales / Corresponsal Actualizada 11:13
Guardando favorito...

Monterrey.— Samuel García Sepúlveda, virtual triunfador en las elecciones por el gobierno de Nuevo León, construyó una candidatura ganadora porque supo apelar al elector emocional y no al votante racional, ya que el primero se decide por el aspirante más conocido, el que le cae mejor, que es simpático, y no analiza propuestas, programas o trayectorias de acuerdo con lo que más conviene a su comunidad o a él mismo, señaló Fernando Esquivel Lozano, experto en nuevas tecnologías y redes sociales.  

Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra, España y Máster en Administración de Empresas con especialidad en Mercadotecnia por la Facultad de Contaduría Pública y Administración de la UANL, señaló que para analizar el fenómeno de Samuel García, que basó su campaña en las redes sociales en gran medida, es necesario recordar que anteriormente el proselitismo se realizaba de manera diferente, pues la parte más fuerte se hacía en recorridos casa por casa, con grandes concentraciones y el aspirante priorizaba el contacto físico o cercanía con sus potenciales electores.  

Un ejemplo exitoso de este tipo de campaña, fue la que realizó el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador. Además, dicha estrategia denominada “de tierra”, se combinaba con las campañas de aire, que se difundían a través de medios tradicionales, análogos y en los nuevos medios digitales, comentó el también ex director de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UANL.  

También lee: Samuel García se perfila como ganador en Nuevo León; PREP va al 99%

Pero a raíz de la contingencia sanitaria, los candidatos debieron cambiar su estrategia, y en el caso de Nuevo León, Samuel García, priorizó más la campaña de aire que la de tierra, y en esas circunstancias, las redes sociales son un vehículo excelente, comentó Esquivel Lozano.  

El mayor uso de las redes sociales, sin embargo, no es un fenómeno exclusivo de México, sino a escala mundial, afirmó y luego expuso que este tipo de campaña tiene éxito sobre todo cuando quien comunica es una figura joven carismática, con una esposa que también es influencer, lo que conectó con la sociedad en Nuevo León.

“El otro factor determinante es que también cambió el tipo de voto que hacíamos anteriormente”, explicó el doctor Esquivel.

fel_1.jpg
Fernando Esquivel Lozano.

Mencionó que anteriormente se hablaba de un voto duro o cautivo de los partidos, pero esto se ha perdido casi totalmente y creció el segmento de los indecisos, aumentando a su vez el número de “votos volátiles”, frente a los cautivos.  

También lee: Adrián de la Garza reconoce derrota en Nuevo León

“A esos indecisos hay que convencerlos, y la manera de convencerlos es a través del marketing y la comunicación política, que es lo que se está utilizando ahora y es el gran auge que tenemos en redes sociales”.

Recalcó, “también hay que considerar que anteriormente hablábamos de un voto racional, que no es nuevo, es algo que surgió en la década de los cincuenta del siglo pasado en Estados Unidos, cuando lo que el votante hacía era analizar las distintas alternativas y comparar perfiles, programas, proyectos y emitir un voto que, aunque no fuera el más adecuado a lo mejor para su persona, pues era lo mejor para su comunidad”.

Contra el voto racional, explicó, estaba lo que denominamos el voto emocional, que era exactamente lo contrario, que es votar sin razonar, sin pensar, sin digerir, sin preocuparte si la información del candidato es real, pues lo que haces es votar con el estómago ya no con la cabeza, y lo haces más pensando en la función de que el candidato te es atractivo, te gusta, no te gusta, te cae bien, te cae mal, es joven, es viejo, es bien parecido, es mal parecido, es hombre, o es mujer.

Y entonces “ese voto emocional es lo que está prevaleciendo actualmente y a eso en gran medida han ayudado las redes sociales, si tú revisas los perfiles de los candidatos a gobernador en las últimas elecciones, lógicamente te vas a encontrar con una diferenciación muy marcada y en el caso concreto de Samuel  García, pues es una persona joven que ha utilizado tremendamente las redes sociales para posicionarse y ataca ese voto emocional;  no ataca ese voto racional porque iría en desventaja”.  

También lee: Los ganadores y perdedores de la elección (que no estaban en la boleta)

Comparó el fenómeno Samuel García con el de Jaime Rodríguez en 2015, y recordó que, así como en su momento sus simpatizantes minimizaron y hasta justificaban problemas de supuesta violencia contra su ex esposa, diciendo las mujeres que lo querían para gobernador, no para marido, y así ahora también ignoraron todos los señalamientos contra el aspirante de MC.  

“Como no hay militancia como no hay ideología de por medio, la mayoría de la gente decide en base a simpatías; hay una teoría en el voto político que señala que la gente va con el que están atacando, con la víctima o el perdedor, no le gusta que lo ataquen y lo justifica, aunque se muestren pruebas contundentes en su contra; por ejemplo en el tenis, si se enfrentan Rafael Nadal contra el 148 del mundo,  de forma inexplicable la gente no le va a Nadal, sino a su contrincante y le festejan que haga un punto, cuando lo están arrollando 6-0, 6-0”, comentó Esquivel.

Asimismo, mencionó que en la elección que ganó el presidente Andrés Manuel López Obrador en 2018, y todavía en la del seis de junio, la oposición le hizo muy buena campaña al partido del mandatario. “Yo creo que en este caso fue igual”, los adversarios de Samuel y sus opositores “le hicieron muy buena campaña”, sobre todo en las últimas semanas, ya que al principio el intercambio de ataques era entre Clara Luz y Adrián de la Garza, y en el cierre fue de todos contra García Sepúlveda.  

Comentarios