¿Por qué este nuevo hotel boutique abrió en plena pandemia, en CDMX?

Este pequeño alojamiento de la colonia Roma reta a los tiempos difíciles

Maison Salamanca
Fusión de México y de Francia en dos antiguas casonas de la Roma. Foto: Cortesía
Destinos 26/02/2021 00:25 Gretel Zanella Actualizada 00:26
Guardando favorito...

Maison Salamanca abrió el pasado 15 de enero en Ciudad de México, en plena pandemia y en semáforo rojo. “Cero fotografías, cero copas de vino chocando y sin listón. Simplemente abrimos nuestras puertas a las nueve de la mañana para recibir a nuestro primer huésped. Y cuando llegó, yo lo recibí personalmente, le mostré el hotel y le agradecí. No soy mujer, pero en ese momento ‘di a luz’. Nació mi bebé. Fue muy emocionante, después de tanto trabajo”, así recuerda ese  día Jaime Levy, director de este nuevo hotel boutique de la colonia Roma Norte.

En el número 35 de la Calle Salamanca, la propiedad de 48 habitaciones ocupa dos antiguas casonas afrancesadas que, después de  un trabajo multidisciplinario de diseño, arquitectura y de operación, conservan su esencia con una atmósfera renovada. “Fuimos muy cuidadosos. La construcción original no se tocó más que de manera cosmética”, aclara el también director de JL Consulting, una empresa dedicada a la asesoría y gestión hotelera.

De las casonas no hay mucha historia, se sabe que fueron una vecindad y la oficinas de un grupo editorial.

maison_salamanca_003.jpgFoto: Cortesía

“Estaba lleno de lodo y de alambres. Era un caos pero antes de meterle un clavo a ambas casas, pensamos por mucho tiempo el concepto. Al final, se realizó un estudio de mercado sobre qué hacía falta en la zona, y este nos arrojó el resultado que hoy se puede ver. Hablamos con vecinos y estudiamos los negocios que estaban cerca de nosotros”.

Lee tambiénEste es JapoNeza Retreat, un hotel de lujo en el semidesierto de Tlaxcala

El diseño y la decoración en este hotel boutique

Se logró una buena combinación entre Francia y México, cuenta orgulloso. Aunque parece ser un hotel monocromático, las tonalidades de grises y blancos -que son las dominantes- contrastan con los murales  de las áreas comunes, plasmados por el diseñador gráfico y artista visual, Jorge Cejudo, El Cejas.

La intervención del Cejas consiste en murales que representan a Francia y a México con símbolos tan conocidos como la Torre Eiffel, el Ángel de la Independencia, el Monumento a la Revolución y el Arco del Triunfo.

También en los cuartos se logró una “sintonía muy interesante” por medio de una serie de figuras geométricas y de colores que le dan movimiento y personalidad a cada uno de ellos. La decoración es muy limpia porque el objetivo es no distraer la atención de los huéspedes, sino de darles descanso y transmitirles paz.

maison_salamanca_222.jpgFoto: Cortesía

Los servicios

Maison Salamanca está dirigido al viajero de negocios, y ofrece varias categorías de habitaciones que se pueden reservar para corta, mediana o larga estancia.

Plató, concebido como un restaurante de cocina de autor, por el momento solo sirve desayunos a sus huéspedes para evitar aglomeraciones debido a la pandemia, aunque no se le niega el servicio a alguien que llegue de la calle.

Lee tambiénAsí es el nuevo hotel más bonito y lujoso de Riviera Nayarit

La propiedad tiene su propio gimnasio con un reglamento y horarios muy bien establecidos, como parte de sus medidas sanitarias para reducir el riesgo de contagios de Covid-19. También ofrece servicio de masajes por cita y préstamo gratuito de bicis a sus huéspedes para que salgan a dar la vuelta por este barrio.

Además, el hotel es gay friendly y pet friendly.

Por qué abrieron en plena pandemia

Jaime Levy responde que ya habían comenzado con la remodelación antes de la pandemia. “Al principio estaba la idea de esperar pero, al final, más que echarnos para atrás en tiempos difíciles, nos echamos para adelante. Decidimos continuar con este proyecto porque le apostamos a México, creemos en el producto que es México, en lo que somos nosotros, en el turismo y en el increíble valor que tenemos los mexicanos, que es el servicio”.

Reconoce que no ha sido fácil. Desde su apertura,  a mediados de enero, el nivel de ocupación ha fluctuado entre 10% y 15%. Van comenzando y confía en que, poco a poco, el hotel se dará a conocer.

maison_salamanca_6.jpgFoto: Cortesía

A pesar de la “nueva normalidad”, Levy asegura que ni los viajes ni los negocios se van a acabar. “Es verdad que vamos a hacer muchas cosas vía telefónica, vía Zoom o por cualquier otro medio pero yo no entiendo un mundo en el que no se viaje, tanto de placer como de negocios.

“Este es un esquema cíclico en el que hay que ‘aguantar vara’ y tener paciencia. Yo estoy convencido de que los viajeros van a buscar un pretexto para venir a México y vivir esta experiencia que es inolvidable”.
 

¿Existe el servicio perfecto?

En pandemia, Maison Salamanca emplea a 18 personas, pero la meta es operar la propiedad con 30 colaboradores.

“Este proyecto está rodeado de mucho amor y pasión. Sí, soy muy romántico, pero se necesita mucho de eso para entender el turismo, la hotelería y para lograr un proyecto como este. Hay que enfrentarse a muchos obstáculos y retos. Sin embargo, estos no deben asustar a un empresario o a un emprendedor. Porque la vida está llena de ellos. El chiste no es encontrar los obstáculos sino las soluciones.

Lee tambiénAsí es el nuevo hotel burbuja en México donde se puede ver la Vía Láctea

“Entre estos retos, ha sido complicado encontrar al personal ideal porque somos los primeros en exigir que nuestro personal sea perfecto al dar servicio. Así que conseguir gente perfecta es muy difícil, así como educarla y capacitarla, pero lo hemos logrado”.

maison_salamanca_4.jpgFoto: Cortesía

El mismo supervisa el funcionamiento de las instalaciones. Ha dormido en todas las habitaciones y prueba las regaderas. "El huésped más odioso de todos soy yo".

El viajero de hoy, asegura el director del hotel, ya sabe de cultura, de vinos y, por supuesto, de servicio y de errores. Es muy crítico y ahora exige más de lo que exigía hace 10 o 15 años.

En cuanto a protocolos de bioseguridad, desinfectan las áreas dos o tres veces al día y cuidan el más mínimo detalle para proteger la salud de los colaboradores y de los huéspedes.  “Somos exageradamente cuidadosos con este tipo de protocolos, no solamente en pandemia sino desde siempre”, con proyectos en marcha tiempo atrás.

“Esta es mi droga: conceptualizar un hotel, y finalmente abrirlo, ver sonrisas y atender a mis clientes”.

Temas Relacionados
ciudad de méxico hoteles Covid-19
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios