10 razones para viajar a Bahamas al menos una vez

Nadar en una playa habitada por cerditos es una de las experiencias más increíbles de Bahamas

10 razones para viajar a Bahamas al menos una vez
La llamada "isla de los cerditos" de Bahamas en realidad se llama Cayo Big Major. Foto: iStock
Destinos 20/05/2022 11:07 Samantha Michelle Guzmán Actualizada 11:08
Guardando favorito...

¿Qué piensas cuando escuchas la palabra “Bahamas”? Seguramente las playas paradisíacas son lo primero que llega a tu mente, y no estás equivocado. Sin embargo, este país conformado por 700 islas (aunque el turismo se concentra en 16) tiene muchas experiencias que lo identifican y se han convertido en símbolos a nivel internacional; incluso muchas de sus playas tienen características que las apartan de otros destinos caribeños. 

A continuación, te presentamos 10 razones para viajar a Bahamas al menos una vez en la vida. 

Antes de comenzar, debemos decirte que no es necesario tener una visa convencional para visitar el archipiélago, solo tu pasaporte. En la actualidad puedes acceder con certificado de vacunación o prueba PCR, además de un seguro de viaje; con éstos te dan una visa de salud. Puedes volar a Bahamas haciendo escala en varios destinos estadounidenses, como Miami u Orlando. 

1. Nadar con cerditos

bahamas_maravillas_atractivos_8.jpgFoto: Pixabay. Peter James Anthony

No se sabe exactamente cómo llegaron los cerditos a esta isla deshabitada; se dice que un grupo de marineros los dejó aquí porque planeaban comerlos o que nadaron desde un barco hundido. Lo cierto es que en la actualidad representan una de las experiencias más icónicas de Bahamas. 

Cayo Big Major, la isla, pertenece a un distrito llamado Exuma. Se puede visitar desde la ciudad de George Town o desde Nassau, capital del país. 

Puedes nadar en la playa cristalina junto a los cerditos o alimentarlos con fruta fresca. Existe un esfuerzo comunitario, que incluye reglas para los vistantes, con el fin de que los animales se mantengan sanos y seguros. 

2. Deslizarte por un tobogán icónico 

Leap of Faith es uno de los toboganes de agua más famosos del mundo, pero también está entre los más aterradores. Comienza a casi 20 metros de altura, en la cima de una torre cuya forma está inspirada en un templo maya; tienes que deslizarte en una resbaladilla casi vertical que se adentra en las profundidades de una enorme alberca con vida marina.

Aunque el túnel bajo la alberca es transparente, pasas tan rápido que no ves los peces. Aun así, la experiencia es espectacular. 

El tobogán está en el parque acuático del enorme complejo hotelero Atlantis Bahamas, en Nasáu. 

3. Visitar una playa rosa

bahamas_maravillas_atractivos_4.jpgFoto: The Out Islands Bahamas

La llamada Pink Sand Beach se encuentra en la Isla Harbour, muy cerca de la isla Eleuthera y a poco menos de 100 kilómetros de Nasáu. Su nombre es bastante literal, pues este paraíso natural se caracteriza por el ligero tono rosa de la arena cuando te acercas. 

La playa abarca casi 5 kilómetros de largo y hasta 30 metros en sus partes más anchas. El color de la arena se debe a la presencia de una especie de foraminíferos (insectos microscópicos de coral), los cuales tienen un caparazón de color rosa brillante o rojo, lleno de agujeritos. 

Otra curiosidad: la arena siempre se mantiene fresca, por lo que los pies nunca se queman. Además, en la Isla Harbour te llamará la atención que no se usan los autos, sino las bicicletas o, si quieres “lujo”, los carritos de golf.

4. Caminar por el Glass Window Bridge 

bahamas_maravillas_atractivos_6.jpgFoto: Ministerio de Turismo de Bahamas

En este lugar, el oleaje intenso y el azul profundo del océano Atlántico contrastan por completo con el color turquesa y ritmo calmado del Caribe; ambos están separados por una franja de tierra que abarca solo 9 metros de ancho. 

Esta increíble vista se encuentra en la isla Eleuthera. 

Muy cerca se encuentra Queen’s Bath, un conjunto de auténticas piscinas naturales formadas entre las rocas. 

5. Admirar un abismo submarino

bahamas_maravillas_atractivos_2.jpgFoto: iStock 

En Bahamas se encuentra el segundo agujero azul (es decir, una cueva submarina a cielo abierto) más profundo del mundo, que se llama Dean’s Blue Hole y llega hasta 202 metros bajo la superficie. En este lugar se lleva a cabo una competencia anual de buceo libre. 

Lo que caracteriza a este tipo de formaciones naturales, que bien podrían recordarte a un cenote como los de Bacalar, es la manera en que su tono azul profundo contrasta con los alrededores.  

Este agujero azul está rodeado en su mayor parte por un anfiteatro de roca, pero también por una hermosa playa turquesa y de arena blanca. 

En el país hay unos 180 agujeros azules.  

6. Celebrar el Junkanoo

bahamas_maravillas_atractivos.jpgFoto: Nassau Paradise Island

El Junkanoo es un gran desfile, parecido a un carnaval, que celebra la cultura de Bahamas y se realiza varias veces al año (el día después de Navidad, en Año Nuevo y en varios sábados durante el verano), a lo largo de todo el país. 

Este desfile involucra espectaculares rutinas de baile, atuendos coloridos y el ritmo de silbatos, cencerros, trompetas y tambores. 

No se sabe con exactitud cómo se originó el Junkanoo, pero la principal teoría dice que los inmigrantes estadounidenses que salieron de su país a finales del siglo XVIII porque querían ser leales a la corona británica trajeron consigo a sus esclavos africanos, quienes tenían 3 días libres durante la temporada navideña y celebraban cantando y bailando con máscaras de colores.

7. Conocer locales con los mismos gustos que tú 

En Bahamas existe un programa gubernamental de turismo llamado People-To-People, que consiste en presentar a los viajeros con voluntarios locales que les ofrecen tours o les abren las puertas de su casa para tener un acercamiento real con el modo de vida en este país. 

Puedes elegir entre 4 tipos de viajes: culinarios, culturales, de naturaleza o enfocados en familias con niños. 

8. Nadar en una playa de Piratas del Caribe 

bahamas_maravillas_atractivos_5.jpgFoto: Ministerio de Turismo de Bahamas

Gold Rock Beach es reconocida como una de las playas más bonitas de Bahamas. No solo es por su color azul turquesa: cuando la marea está baja, se forman pozas cristalinas entre las franjas de arena blanca y suavecita, por donde puedes caminar tranquilamente y relajarte. 

Si en algún momento la playa te parece conocida, es posible que la hayas visto en la película Piratas del Caribe: el cofre de la muerte. 

Se encuentra en el Parque Nacional Lucayan, a solo 40 kilómetros de Freeport, una de las ciudades más grandes del país.  

9. Comer conch

El conch (se pronuncia konk) es un caracol marino que representa el alimento nacional de Bahamas. Se puede preparar de muchas maneras y prácticamente cada isla tiene sus propias recetas: lo encuentras en ensalada, al vapor, frito o crudo con jugos cítricos (como un ceviche).

Su carne es similar a la de un calamar: de color blanco, firme y con textura un poquito chiclosa. 

10. Caminar por el centro de Nasáu

bahamas_maravillas_atractivos_3.jpgFoto: iStock 

La capital de Bahamas tiene algunas de las vistas urbanas más bonitas; en particular, nos referimos a su centro histórico. Son alrededor de 20 cuadras con arquitectura georgiana (una herencia de la época en que el país fue colonia inglesa) y construcciones de colores pastel. 

Mientras caminas por la zona verás boutiques de lujo, monumentos, murales contemporáneos y restaurantes. 

Leer más: ¿Cómo vive la gente en Corea del Norte?

Recibe todos los viernes Hello Weekend, nuestro newsletter con lo último en gastronomía, viajes, tecnología, autos, moda y belleza. Suscríbete aquí: https://www.eluniversal.com.mx/mi-cuenta
 

Comentarios