Este es el proceso de elaboración de tus fragancias favoritas

¿Alguna vez has tratado de imaginar todo el proceso que hay detrás de tu perfume consentido? Pues aquí te lo vamos a explicar

Perfumes
De esta forma se elabora tu perfume favorito / Foto: Pexels
De última 03/03/2021 00:00 Fer Rocha CDMX Actualizada 00:00
Guardando favorito...

Todas hemos caído rendidas a los pies de nuestra fragancia favorita y siendo honestas, sabemos que los mejores regalos vienen en frascos pequeños y que estos son los aliados del estilo cuando necesitamos robar todas las miradas en algún lugar. 

Todos los artículos que llegan a los aparadores tienen un sistema de fabricación que nos puede sorprender por el trabajo o la ingeniería que sus procesos requieren para satisfacer nuestros deseos. Y como la mayoría no suele entrar a una fábrica para ver las técnicas más íntimas de una firma, aquí en De Última te diremos los detalles de cómo se elaboran tus fragancias favoritas

perfume_1.jpg
Foto: Pexels 

Leer también: Los perfumes que debes tener para siempre robar las miradas 

El perfume en la antigüedad

Según el portal web de Shay and Blue en épocas pasadas los fabricantes de perfumes no tenían la capacidad de crear olores sintéticos. Las civilizaciones antiguas crearon lociones corporales y agua con flores aromáticas con diferentes tipos de madera, además quemaban incienso de especias como la canela o la mirra y extraían aceites de plantas para poder hacer un perfume de forma natural. 

En las antiguas civilizaciones de Egipto, Persia, Roma y China, estos aceites esenciales eran especiales por más razones que las cosméticas. Se usaban para ungir el cuerpo o se santificaban mediante aplicaciones ceremoniales. También se agregaban aceites perfumados al agua y otros líquidos con fines de embellecimiento y religiosos. Hasta el día de hoy, muchas personas todavía usan métodos tradicionales a base de hierbas para la medicación y en la vida cotidiana.

perfumes_2.jpg
Foto: Pexels 

Leer también: Aprende a diferenciar un perfume falso de uno original 

El proceso de fabricación de perfumes

Hacer un perfume implica recolectar ingredientes, extraer aceites, mezclar, envejecer y controlar la calidad. Casi como un buen vino, se requiere mucho trabajo y tiempo para producir un perfume. Lo que resulta especialmente interesante es que muchos de los métodos de la antigüedad son utilizados por marcas de perfumes populares en la actualidad. Por supuesto, las técnicas y mezclas han sido afinadas y perfeccionadas por científicos y otros profesionales, pero algunos procedimientos son muy similares a sus contrapartes tempranas.

Los adelantos científicos y técnicos han permitido realizar fórmulas cada vez más complejas que antes se llevaban a cabo únicamente mediante la experimentación. Hay diversos procedimientos de fabricación según los ingredientes que se utilicen y aquí en De Última te decimos las fases que tienen que pasar para poder fabricar un perfume. 

perfume_3.jpg
Foto: Pexels 

Destilación 

Este método es el más empleado especialmente para flores, plantas y hierbas, consiste en separar por evaporación los sólidos de los diferentes componentes volátiles de una mezcla. La parte del vegetal que contiene la esencia (raíz, hojas, flores, corteza [árbol], etc.) se tritura y se introduce en un alambique. 

Según el portal web de History Of Perfum, en este proceso se añade el agua suficiente para que la materia esté completamente bañada y, al cabo de algunas horas de maceración, se procede a la destilación. El vapor de agua que se obtiene se arrastra con los elementos aromáticos hacia la columna de destilación, donde son enfriados y recogidos en un vaso en el que se separan fácilmente el agua y la esencia.

Expresión 

Según la revista española ABC, este proceso se utiliza para los frutos que tienen una corteza dura. El extracto obtenido se decanta y se filtra sobre papel mojado para separar las partes acuosas de los aceites esenciales. Este tratamiento en frío es utilizado particularmente con naranjas, limones, la cidra y otros cítricos, cuyo aroma muy fresco no resistiría el calor de la destilación. 

perfume_4.jpg
Foto: Pixabay 

Extracción

El blog español de Perfumes París y la revista espalola ABC explican que este paso consiste en poner las flores más delicadas en contacto con disolventes que absorben los perfumes por contacto.

Tradicionalmente esta técnica era utilizada con grasas animales como disolvente pero han sido reemplazadas por disolventes volátiles que se eliminan por evaporación. Al mezclarlo con alcohol, calentarlo y enfriarlo después, se obtienen los compuestos vegetales que los perfumes necesitan para tener un toque más natural. 

En el nicho de los coleccionistas de fragancias, este proceso también se conoce como “enfleurage”. 

Maceración

Según Shay and Blue, la maceración es similar al enfleurage, sin embargo, las grasas calentadas se utilizan para absorber la fragancia en lugar de la grasa. Luego, estas deben disolverse en alcohol para que se puedan obtener los aceites esenciales. 

Este es el método más antiguo para obtener una fragancia y aunque se encuentra en desuso, algunas de las firmas más antiguas siguen usándolo para obtener un aroma cada vez más penetrante y duradero. 

Leer también: Los millennials han transformado la industria de la perfumería

¿Qué contiene un perfume y en cómo se clasifican sus aromas? 

Según la revista ABC, los perfumes son una mezcla de ingredientes vegetales, animales y sintéticos aromáticos con un disolvente. Además, estos vienen con un fijador especial con la capacidad de que el aroma dure en tu piel. 

Muchos de los aceites esenciales que constituyen la base de un perfume se producen de forma artificial en el laboratorio, aunque las marcas más exclusivas siguen utilizando flores y plantas que almacenan gran número de sustancias aromáticas en su hojas, tallos, frutos, cortezas, troncos, raíces o semillas. Tan solo para que te des una idea, la edición española de la revista Muy Interesante, sostiene que para conseguir un kilo de absoluto de jazmín o de rosa se precisan nada menos que ¡de 2 a 4 toneladas de flores! 

perfume_5.jpg
Foto: Pexels 

De ahí que la utilización de productos naturales eleve los precios de ciertas fragancias de renombre.

Según la cantidad de esencia que contenga, la fragancia se denomina de manera diferente, desde la colonia que contiene tan sólo entre un 2% y un 4% de esencia, hasta el perfume con un 21 hasta un 25% de esencia. Las cantidades son aplicadas de manera racionada para que los perfumes puedan continuar con la fabricación en serie que tiene cada firma. 

Ahora, los ingredientes se clasifican de la siguiente manera: 

- Cítrico: naranjas, bergamotas, limones y pomelos.
- Flores: rosa, jazmín, violetas y narcisos
- Helechos: lavandas, maderas, comino, bergamota, musgo de encina.
- Chipre: musgo de encina, jara-laudano, pachuli y bergamota.
- Maderas: sándalo, pachuli, cedro, lavanda, pino, cítrico.
- Orientales: vainilla, jara-laudano y animales.
- Cueros: madera quemada, tabaco y cuero.

Recuerda que un buen perfume siempre pasa por un proceso de fabricación amplio, también se toma en cuenta el envejecimiento de la fragancia o el control de calidad. 

Cuando hablamos del envejecimiento de la fragancia, nos referimos al proceso que permite a los diferentes aromas o notas mezclarse entre sí. Los perfumes se componen de notas de salida que le dan cuerpo a la fragancia, así como notas de fondo que crean un aroma duradero.

Sobre el control  de calidad, esto es un aspecto vital del proceso de fabricación de perfumes que garantiza que no contengan productos nocivos o no deseados. 

¿Te imaginabas todo este proceso antes de que tomaras tu fragancia favorita del estante de alguna tienda? 

perfumes-de-mujer_4fc0ffb0_1200x630.jpg
Foto: Pexels 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios