Uso arbitrario de museo por la presidencia de Colombia provoca enojo

La artista Doris Salcedo cuestiona que el espacio fuera ocupado por Iván Duque y su equipo sin respeto a la obra de arte y el derecho de autor del artista mexicano-belga Francis Alÿs

Uso arbitrario de museo por la presidencia de Colombia provoca enojo
Las láminas del piso de Fragmentos se hicieron con las miles de armas depuestas por las FARC. Foto: http://www.museonacional.gov.co/noticias/Paginas/Fragmentos.aspx
Cultura 15/05/2021 02:40 Sonia Sierra Actualizada 10:54
Guardando favorito...

Sin tomar en cuenta que había una exposición de arte en la sala, que existe un protocolo, unas distancias físicas y un cuidado en la ubicación de las obras de arte; que hay unos seguros y que por ello desmontar las obras exige una programación, cuidado y convenciones internacionales, el 9 de mayo en el espacio cultural colombiano Fragmentos, donde estaba expuesta “Salam Tristesse” de Francis Alÿs se realizaron dos reuniones entre el presidente de Colombia, Iván Duque, integrantes de su gobierno, y miembros de distintas iglesias y otras personas, en el contexto del paro nacional que se vive desde el 28 de abril.

Más de 35 personas ocuparon la sala donde estaban colgadas las pinturas de Alÿs; se introdujeron mesas, sillas, cámaras, pantallas; asistentes se ubicaron en las paredes al lado de los cuadros y se celebró el encuentro que el mandatario colombiano compartió en sus redes sociales.

La ocupación del museo para esto y, sobre todo, el no tomar en cuenta que había una exposición ahí, ha generado muchas críticas. El jueves, por decisión del artista, la exposición fue retirada.

También lee: “Se protegió la obra de Francis Alÿs”: Ministerio de Cultura de Colombia

cult_duque_ok_125628462.jpg
Iván Duque, su equipo y los participantes en la la reunión en la sala de exposiciones de Fragmentos. Foto: ESPECIAL
 

Ubicado en el Centro Histórico de Bogotá, Fragmentos es un espacio que si bien depende del Ministerio de Cultura y se considera una especie de sala alterna del Museo Nacional de Colombia, es un contra-monumento, uno de los tres monumentos que en el texto final del acuerdo de Paz en Colombia se acordó crear (los otros eran en La Habana y en Naciones Unidas, en NY).

cult_francys5_125627595.jpg
Fachada de Fragmentos, espacio cultural que está ubicado en el centro de Bogotá. Foto: el tiempo/ gda.
 

El proyecto Fragmentos fue encomendado a Doris Salcedo, quien es la artista latinoamericana más reconocida en el mundo, ganadora del Premio Velázquez de Artes Plásticas y el Hiroshima Art Prize, entre otros reconocimientos; su propuesta fue una obra que es el propio piso del recinto y consiste en láminas metálicas hechas tras la fundición de más de diez mil fusiles que entregaron los guerrilleros de las FARC, en el Proceso de Paz.

También lee: Tras polémica, desmontan exposición de Francis Alÿs en Bogotá

“Lo que ocurrió en el espacio Fragmentos con la exposición del gran artista que admiro y quiero, Francis Alÿs, es muy desafortunado. Sin consultarnos, simplemente se tomaron el espacio, entraron —contó en entrevista telefónica, desde Colombia, la artista Doris Salcedo—. Nos avisaron al equipo de Fragmentos el viernes (7 de mayo) que se iban a tomar el espacio; el equipo entendió esto como una orden; no se les estaba consultando. Lo único que se alcanzó a hacer fue tratar de proteger las obras de Francis para que no aparecieran en las fotos, y protegerlas físicamente. No se podían sacar de ese espacio dado que los seguros no permiten eso; es una obra valiosa a nivel simbólico, y también económico. Luego, el espacio fue invadido, maltratado, irrespetado, en un acto de teatro que no trajo ningún acuerdo trascendente, donde no se logró nada, y lo que sí se logró fue irrespetar a Francis, quien solicitó desmontar la exposición. Con mucha vergüenza y con dolor, acatamos su deseo. Al día de hoy no tenemos ninguna respuesta; nadie me ha dicho quién dio la orden, quién acató la orden, por qué decidieron hacerlo, por qué no tuvieron en cuenta que el espacio es un museo y que se deben respetar las normas internacionales de conservación, y el Derecho de Autor”.

cult_francys2_125627588.jpg
Una de las obras de Francis Alÿs, en Salam Tristesse, en torno a la guerra de Irak. Foto: ESPECIAL
 

El paro en Colombia

Desde el 28 de abril, Colombia vive una situación crítica, la más compleja tras la firma del Proceso de Paz. El evento celebrado en Fragmentos, fue previo a la primera reunión con el comité del paro, y en un contexto político donde el mandatario ha buscado apoyo de diversos sectores.

La artista Doris Salcedo describió el momento que vive Colombia: “Lo que estamos viviendo en Colombia es el uso desproporcionado de la fuerza y el abuso de poder. Tenemos a la fecha 47 personas asesinadas, más de 100 desaparecidos, casi una docena de casos de abuso sexual, hay casos de tortura. Todo en dos semanas que lleva este paro nacional que justamente está pidiendo cambios en este país inequitativo, racista, clasista y violento”.

En México, el curador en jefe del MUAC, Cuauhtémoc Medina criticó los hechos a través de Facebook, donde, además, artistas y curadores de diversos países también cuestionaron lo que pasó. En entrevista, Medina definió como algo totalmente fuera de norma y cuidado el que una decisión gubernamental implique pasar a ocupar una sala de exhibición. “Al artista no le avisaron y esto es un gesto más de la incapacidad de los gobernantes de este continente de entender cuál es la especificidad de los espacios de cultura. Toman el poder como los dueños de una hacienda, entienden las estancias públicas como estancias de su escenificación”.

También lee: Renuncia canciller de Colombia durante recrudecimiento de protestas en el país

Salcedo coincidió con Medina en que fue una mesa para tomarse una fotografía y añadió: “fue un teatro”.

Doris Salcedo explicó que Fragmentos es un lugar que tiene un carácter dual: “Por un lado presenta exposiciones y, por otra parte, cuando no expone obra, cuando está vacío, es utilizado como lugar de encuentro y de diálogo; estos diálogos improbables y difíciles que necesitamos en medio de esta infinita guerra civil que vive Colombia. Hemos tenido ahí a la Justicia Transicional, a la Comisión de la Verdad, talleres con víctimas de la violencia sexual, le hemos dado la bienvenida al Nobel de Paz (Denis Mukwege) en 2019; hemos tenido talleres con niños que fueron reclutados ilegalmente por las FARC. Es un espacio que se puede usar para diálogo, y lo podría usar cualquier tendencia ideológica, sólo que en este caso, la gran contradicción viene en el momento en que invaden el espacio, de manera inconsulta, cuando está una exposición de arte. Todo se debe hacer con permisos, con consultas previas, pensando, y no irrumpiendo sobre un bien que consideran que les pertenece y que lo pueden usar como la sala de su casa.”

Aunque reconoció que sólo un espacio como Fragmentos sí puede ser escenario de diálogos, no cree que se le pueda dar una utilización política a los museos: “Los museos deben tener libertad intelectual, libertad de pensamiento”. En el mismo sentido, Cuauhtémoc Medina expresó: “El museo debe defender su autonomía del poder”.

Testigo de que el diálogo fue posible

Fragmentos dista de ser un monumento convencional, por eso se le llama contra-monumento. Doris Salcedo explicó su sentido: “Un piso sobre el cual se erige un lugar de memoria, donde todo el que entra puede estar en igualdad de condiciones, un espacio que se hizo con un ánimo democrático; justamente no se hizo un monumento vertical, jerárquico, no se construyó un obelisco, un monumento fálico, un hombre a caballo, sino un sitio horizontal, que acoge de manera democrática las diferentes versiones que existen en Colombia acerca del conflicto armado”.

También lee: Protestas en Colombia: por qué es tan importante una nueva reforma tributaria en el país

cult_francys4_125627579_0.jpg
Doris Salcedo (Bogotá, 1958) es una de las artistas latinoamericanas más reconocidas en el mundo. Foto: EL TIEMPO/ GDA
 

Fragmentos opera con comité asesor donde está Doris Salcedo y otros de sus integrantes son parte del Ministerio de Cultura. No todos los integrantes comparten la idea de la artista sobre lo que pasó el 9 de mayo. “Frente a lo que sí hay consenso —dijo Doris Salcedo— es que en este momento tenemos que rescatar el espacio porque es el que representa un hecho fundamental: el hecho de que los colombianos, en un determinado momento, fuimos capaces de dialogar, y que a través del diálogo se desarmaron 13 mil guerrilleros. Si bien el Proceso de Paz está fracasando, nos queda como una hoja de ruta, nos muestra que hay posibilidades que no tenemos que matarnos, que podemos dialogar; por eso Fragmentos es tan importante: es el testimonio de que el diálogo es posible. Es un espacio que representa una de las pocas líneas de oxígeno que tiene la sociedad colombiana en este momento en que nos estamos devolviendo a la guerra. El anuncio de Centro Democrático (partido del presidente Iván Duque) de que iba a volver ‘trizas’ el Acuerdo de Paz yo creo que lo lograron”.

Cuauhtémoc Medina recalcó el poder de la obra de Doris Salcedo en Fragmentos y la necesidad de defenderla: “Me queda claro que la intervención del presidente señala la eficacia de la obra de Doris Salcedo porque ella logró convertir esta ruina en un espacio cargado de una significación. Y ahora este presidente que lo deriva a su favor… Esta obra tiene poder, estableció un espacio de debate social. Defender su integridad es una labor que nos toca a nosotros”.

También lee: "¡Chao, Duque!": crece proclama en Colombia

Ministerio niega afectación

El Ministerio de Cultura de Colombia, a través de su Oficina Asesora de Prensa, dijo a EL UNIVERSAL que en ningún momento se rompió alguna norma nacional o internacional en el uso del espacio.

“El espacio se escogió dada su importancia simbólica al haber sido creado para promover la construcción de diálogos y reflexiones”. Dijo que el 9 de mayo se realizaron dos diálogos en Fragmentos, uno de ellos con víctimas y otro con el sector interreligioso. Acerca de la obra de Francis Alÿs, añadió que fue protegida siguiendo las normas internacionales de conservación, “utilizando materiales adecuados, con los protocolos de manipulación y seguridad correspondientes, y con respeto al Derecho de Autor”.

El Ministerio no explicó en su carta por qué tuvieron lugar esas mesas en un espacio donde había obras de arte, que es lo que cuestionan curadores y artistas.

El dato

cult_francys1_125627585.jpg
La muestra presentaba la obra que Alÿs desarrolló como artista de guerra en Irak.

Frase

“Esto es un gesto más de la incapacidad de los gobernantes de este continente de entender cuál es la especificidad de los espacios de cultura”. Cuauhtémoc Medina. Curador y crítico de arte.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios