Riqueza cultural de Citibanamex va más allá de obras y edificios

Expertos destacan el valor de los programas y promoción de Fomento Cultural más allá de sus colecciones de arte, pues también posee joyas como muebles y palacios

Riqueza cultural de Citibanamex va más allá de obras y edificios
El Palacio de los Condes de San Mateo de Valparaíso, en la calle Venustiano Carranza del Centro Histórico de la Ciudad de México, puso al alcance del público obras e incluso muebles históricos que estaban resguardados en las oficinas del banco, cumpliendo
Cultura 26/01/2022 02:15 Alida Piñón Actualizada 06:30
Guardando favorito...

La importancia de Fomento Cultural Citibanamex, coinciden expertos, no sólo radica en sus grandes colecciones pictóricas y de arte tradicional, su acervo archivístico y bibliográfico,  y su patrimonio inmobiliario y mobiliario, radica, sobre todo, en las acciones culturales que van desde el apoyo a los artesanos hasta el fomento de la investigación artística que ha derivado la publicación de libros fundacionales, la realización de exposiciones y en la conservación "irreprochable" de los bienes con declaratoria de monumento artístico e histórico.  

El historiador del arte Alberto Soto, catedrático de la Iberoamericana, el promotor cultural Gerardo Estrada, la especialista en arte tradicional Marta Turok, Angélica Velázquez, directora del Instituto de Investigaciones Estéticas; Ana Elena Mallet, experta en diseño y arte utilitario; el arquitecto Enrique Xavier de Anda, Académico Emérito de la Academia Nacional de Arquitectura y el especialista en legislación cultural, Bolfy Cottom, ofrecen un amplio panorama del quehacer cultural de Fomento Cultural Citibanamex, tras el anuncio de la venta de Banamex, por parte de Citigroup.

"La importancia del patrimonio cultural de Banamex tiene tres vertientes: las colecciones, los inmuebles y los programas. Nada tendrían sentido si no existiera la activación cultural y social de Fomento Cultural. No se está vendiendo un patrimonio como parte de los activos de una institución bancaria, se está vendiendo una visión que busca generar conocimiento, reflexión y pensamiento", ataja Ana Elena Mallet.

Leer más:  Organizaciones señalan que si Senado ratifica a Salmerón sería una afrenta contra las mujeres víctimas que han alzado la voz

Para Gerardo Estrada, lo que ha hecho Banamex a lo largo de los años, como coleccionista, promotor cultural y responsable de bienes nacionales, es "impecable" y "ejemplar". "Tiene un interés creciente y permanente por el arte, la cultura y la promoción social; pocas instituciones, incluso públicas, se podrían comparar con su trabajo. Gran parte de la conservación del siglo XX no sería comprensible sin la labor de Banamex", dice.


Patrimonio pictórico


La historiadora del arte Angélica Velázquez Guadarrama, directora del Instituto de Investigaciones Estéticas, explica que el acervo pictórico está compuesto por más de 1500 piezas que van del siglo XVII al XXI. "Es la colección privada de pintura mexicana más importante que existe. La colección inició hace un siglo y siempre ha tenido un sesgo muy mexicanista que la diferencia de otras, pues mantiene la línea de comprar obra de artistas mexicanos o extranjeros con temas mexicanos o que pasaron por México", explica.

Otro gran interés fue la repatriación, es decir, compró piezas que estaban en casas subastadoras internacionales. Entre sus núcleos más importantes, detalla Velázquez, destaca el virreinal, así como las obras de temas costumbristas. "Esto es relevante porque lo más conocido de la época virreinal tiene que ver con lo religioso, pero Banamex se interesó en el retrato civil, en las vistas urbanas y la costumbre", refiere.

Del siglo XIX destaca a los pintores viajeros, el costumbrismo y obras de autores como José María Velasco. Del siglo XX, resalta piezas de Rivera, Siqueiros, Dr. Atl, Carrington y Varo. "Otro tema fundamental es la catalogación de las obras del siglo XIX y XX, está pendiente el de la pintura novohispana, pero se ha estudiado, los especialistas han hecho publicaciones. Hay que decir que muchas obras estaban en oficinas del banco y con Valparaíso se pusieron al alcance del público, cumpliendo así con una responsabilidad social".

A 50 años de su creación, Fomento Cultural Citibanamex ha organizado más de 550 exposiciones nacionales e internacionales. Desde 1992, estas exposiciones han recibido a más de 42 millones de visitantes en el conjunto de sedes propias y externas, en México y alrededor del mundo.

Leer más: 10 tips para dibujar del mismísimo Leonardo da Vinci

Patrimonio mobiliario


Ana Elena Mallet explica que Cándida Fernández, directora de la asociación civil desde hace 30 años, abrió varias líneas de investigación asociadas a sus colecciones y a sus programas. "Lo que ha hecho Fomento Cultural no son ocurrencias, son objetivos con una visión muy clara. Por ejemplo, Cándida Fernández nos invitó a Juan Coronel y a mí a atender una línea sobre el diseño y las artes aplicadas. Hicimos un seminario y un libro que se llamaron ‘Vida y diseño’, luego se planteó una enorme exposición en el Palacio de Iturbide. El libro fue el primer acercamiento a la historia del mobiliario y objeto en México en el siglo XX. En esta misma línea, en 2012 hicimos ‘Artificios, plata y diseño’, una gigante exposición que viajó y tuvo un libro", dice Mallet.

En 2016, añade, apostaron por la muestra ‘El arte de la indumentaria y la moda en el siglo XX’, que fue un primer trazo de la historia de la moda y lo complementamos con pintura y cine. "Sin ‘Vida y diseño’ yo no podría haber hecho una muestra en el Franz Mayer, es decir, lo que se genera en Banamex detonan muchas otras cosas fuera de Banamex. Recuerdo también ‘Pintura y vida cotidiana’, que curaron Gustavo Curiel y Jaime Cuadriello, en la que había mucho mueble colonial y neocolonial, con un gran acercamiento al periodo virreinal. No existe una bibliografía ni una historiografía definitiva del diseño, se están construyendo, y Banamex ha sido fundamental para edificar la historia del diseño en México", refiere.

Patrimonio Inmobiliario


Citibanamex es propietario del Palacio de Cultura Citibanamex – Palacio de Iturbide-, en la Ciudad de México, y el Palacio de los Condes de San Mateo de Valparaíso, conocido como Foro Valparaíso, y con tres Casas Señoriales: el Museo Casa Montejo en Mérida, Casa del Mayorazgo de la Canal en San Miguel de Allende y Palacio de los Condes del Valle de Súchil en Durango. Se trata de inmuebles virreinales de gran mérito histórico y artístico que han sido rescatados  para convertirlos en espacios donde las actividades de cultura. De acuerdo con datos de Banamex, desde 2010, sólo las tres casas han recibido a más de 1.5 millones de visitantes.

El arquitecto Enrique Xavier de Anda, investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, advierte que el patrimonio inmobiliario de Banamex son joyas de la arquitectura barroca. "Palacio de Iturbide y Valparaíso del gran arquitecto Francisco Guerrero y Torres, quien fue junto con Pedro de Arrieta, uno de los arquitectos más importantes en la Nueva España. Son inmuebles de una gran composición arquitectónica, tienen una armonía completa, son excepcionales. Iturbide tiene doble mérito porque fue intervenido por Ricardo Legorreta.  Además, Valparaíso tiene artilugios que sólo pueden hacer personas con amplísima cultura arquitectónica, sus arcos son un desafío a la estabilidad perfectamente logrado", explica.

De Anda, presidente de AMEC (Arquitectura Moderna Estudio y Conservación, A. C.), afirma que el uso actual les da un valor adicional invaluable. "Si pensamos sólo en el mantenimiento de los inmuebles, lo único que puedo decir es que lo que han hecho es irreprochable. El costo de manutención debe ser altísimo porque requiere de especialistas en conservación y restauración, de técnicos que están checando temperaturas, posibles agrietamientos en los muros, que deben saber de inyecciones de grietas. Un edificio no se conserva sólo porque está abierto. No, cada detalle requiere de una atención que sólo una institución como un banco puede absorber, pensemos sólo son en el mantenimiento de las puertas".

Conscientes sobre la enorme importancia del patrimonio cultural de nuestra nación y de la responsabilidad que implica su cuidado y protección para garantizar su conservación y renovación, en 2003 se creó la coordinación de Restauración y Conservación del Patrimonio Cultural, a través de la cual se han coordinado 64 proyectos en sitios arqueológicos, conventos y capillas en 16 estados de la República Mexicana con una inversión de cerca de 174 millones de pesos (incluyendo participaciones de Citibanamex y de socios).


Arte tradicional


Otra colección muy importante es Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano e Iberoamericano, surgió como un programa que derivó en un libro, en una colección y en una exposición que ha viajado por todo el mundo, es decir, no sólo se difundió y se comercializó el arte tradicional, también se apoyó a los artesanos, se ofrecieron políticas hacendarias y hasta políticas públicas a favor de los artesanos como la protección de materias primas amenazadas como algunos tintes naturales como el caracol púrpura.

"Si el patrimonio de Banamex se convierte sólo en una colección de objetos, se perderá su sentido integral. Hay que decirlo: no todo el mundo aprecia el arte popular y menos a los artistas populares y menos a los indígenas. Lo que hizo Banamex fue demostrar que el arte popular es tan importante como la colección de arte, dice Marta Turok.

A través de este programa, el cual hoy en día es considerado un referente en el arte popular mexicano, se han beneficiado de manera cercana y directamente a más de 2,000 familias de artistas. Además, la Colección de Arte Popular se ha expuesto 115 ocasiones, atrayendo a más de 22 millones de visitantes

La dispersión del patrimonio, la inquietud.


En 2001 se anunció la venta de Banamex a Citigroup, la mayor empresa de servicios financieros en el mundo, con sede en Nueva York, lo que originó una lucha de la comunidad cultural para garantizar que el patrimonio cultural, que entonces era de 550 obras pictóricas y alrededor de 2 mil piezas ornamentales, muchas de ellas protegidas por la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.

"Hace 20 años participé de la defensa del acervo que tenía Banamex con el objetivo de que los bienes no se dispersaran y no salieran del país, el contexto justificó esa acción porque era un grupo financiero norteamericano que adquiría los activos de la institución bancaria, no había claridad del acervo, no se sabía si todo estaba registrado, catalogado e inventariado. De modo que se planteó que se pidiera al Estado la expropiación para garantizar que no se dispersara", recuerda Bolfy Cottom.

En retrospectiva, añade el especialista, se ha demostrado que Fomento Cultural es una asociación civil seria pues el acervo se mantiene íntegro, no sólo lo pictórico, también lo archivístico, bibliográfico y los programas de carácter social y académico.

"Con aquella lucha quedó claro que hay acervo con declaratoria que no puede salir del país. Hoy, en esta nueva transacción, ¿se puede obligar al nuevo propietario a la no dispersión? No. La ley es clara, respecto a todo aquello que tenga declaratoria, el propietario debe acatar las limitaciones en términos de conservación y restauración, nada más, todo lo demás es un acuerdo entre particulares. Lo que sí se puede, desde la sociedad civil, es señalar que este acervo es de suma importancia, y hacer conscientes de ello a los próximos propietarios, dejarles claro que la sociedad estará atenta al destino de esos bienes, fundamentalmente de aquellos con declaratoria de monumento histórico y artístico", ataja Cottom.

En este sentido, el Dr. Gerardo Estrada, con amplia experiencia en la administración cultural, indica: "Creo tener la autoridad para decir que el Estado puede poner las condiciones para que la dispersión no suceda, es un tema de voluntad política. En las condiciones actuales es imposible pensar en la estatización, este gobierno no puede ni con lo que tiene. La verdad que la cultura, el arte, lo tradicional, se nutren de la diversidad y qué bueno que haya muchos puntos de vista sobre qué coleccionar y conservar. Estatizar sólo asustaría a los coleccionistas. Además, el Estado no podría en este momento, basta con mirar el abandono en el que están los museos. Coincido con Ebrard en que la colección no debe dispersarse y, ojalá, el gobierno pueda influir para evitar que los futuros propietarios la desbaraten", ataja.

Alberto Soto, catedrático de la Universidad Iberoamericana, con especialidad en temas como el arte de los siglos XV al XIX, grabado y artes útiles, explica que un patrimonio artístico carece de valor si no se pone en función del interés público. "Como usuario y como académico, me parece que hay condiciones para sugerir a los siguientes propietarios que continúen las acciones culturales. Quiero pensar que sería ilógico pensar en que el nuevo consorcio no considerará que el fomento cultural es parte de la responsabilidad social empresarial", indicó.

Leer también:  La ciencia de la tilde: ¿es hora de eliminar el acento gráfico?

palacio_iturbe.jpg
palacio_1.jpg
nacimientos_0.jpg
PALACIO DE ITURBIDE
Inmueble virreinal rescatado para hacerlo espacio cultural y cuya composición arquitectónica para los especialistas es excepcional.

550
EXPOSICIONES

nacionales e internacionales ha organizado Fomento Cultural y desde 1992 éstas han recibido a más de 42 millones de visitantes en sedes propias y externas

cult_ana_elena.jpg
Ana Elena Mallet
Experta en diseño y arte utilitario

“No existe una bibliografía ni una historiografía definitiva del diseño, se están construyendo, y Banamex ha sido fundamental para edificar la historia del diseño en México”

 

Comentarios