Reconstruyen historia de México en versión 4T

Dos libros de historia general y la Biblioteca SEP Centenaria, entre los materiales que distribuyen en escuelas de educación básica, normales y bibliotecas públicas

Reconstruyen historia de México en versión 4T
Uno de los hechos que registra es el triunfo del actual mandatario en julio de 2018. Foto: Imágenes tomadas del libro México: grandeza y diversidad
Cultura 18/02/2022 02:45 Yanet Aguilar Sosa Actualizada 11:25
Guardando favorito...

Hace un mes el gobierno de México comenzó a distribuir a lo largo y ancho del país dos materiales para que los mexicanos se sintieran orgullosos de su pasado: Historia del pueblo mexicano, diseñado desde la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México, con un tiraje de 100 mil ejemplares para profesores y estudiantes de las 266 normales, y México, grandeza y diversidad, con un tiraje de 120 mil ejemplares, editados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), destinados a profesores de historia, civismo y ciencias sociales de secundaria. Esos materiales, aunque son adicionales, se suman a la nueva estrategia educativa que promueve el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, esos dos libros no fueron los únicos materiales que presentaron el pasado 13 de enero durante una conferencia matutina en la que no estuvo el mandatario porque había dado positivo al Covid-19, ese mismo día la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez, también dio a conocer la Biblioteca SEP Centenaria 2021, integrada por 172 títulos, de la cual se tiraron 11 mil 300 colecciones, que en conjunto suman un millón 947 mil libros para ser distribuidos en escuelas y bibliotecas públicas del país, “principalmente en los estados con el nivel más bajo de lectura” para niños de preescolar, primaria y secundaria, maestros y padres de familia.

amlis.jpg
La Federación de Estudiantes Revolucionarios cuestionó que presenten a AMLO como “un mesías”.
 

Contra el adoctrinamiento

La aparición de esos materiales se dio justo unos días antes de que el titular de la Dirección General de Materiales Educativos de la SEP, Marx Arriaga (quien fue el principal impulsor del diseño y selección de la Biblioteca SEP Centenaria 2021), arrancara en Campeche las Asambleas de Análisis del Plan y los Programas de Estudio para el Diseño de los Libros de Texto Gratuitos para la educación básica, para modificar el Marco curricular y Plan de estudios del 2022 de la educación básica mexicana, tal como señala la pedagoga y analista de la reforma educativa Carolina Crowley Rabatté.

La pretendida modificación del marco curricular se da al mismo tiempo que en las escuelas hacen circular, entre estudiantes y profesores e incluso mexicanos en general (pues son obras que se pueden descargar en línea), dos libros de historia general de México que han sido cuestionados por tender a ideologizar y a adoctrinar, como denunció a través de redes sociales la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios “Rafael Ramírez” (FNERRR), organismo que calificó los libros como materiales de adoctrinamiento, y que los llevó el 1 de febrero a lanzar la campaña #ContraAdoctrinamientoDe4T; pero también generó cuestionamientos entre historiadores.

El investigador del Instituto de Investigaciones Históricas Alfredo Ávila Rueda asegura en entrevista que en particular el libro Historia del pueblo mexicano, que incluye un texto de presentación del Presidente Andrés Manuel López Obrador y que tiene portada de Rafael Barajas “El Fisgón”, responde a una visión teleológica de la historia, es decir, responde a una doctrina filosófica que proviene de los griegos y que tiene que ver con el análisis de los propósitos o de los objetivos que persigue un ser o un objeto.

lano.jpg
Los libros reúnen muchos hechos en torno de López Obrador.


“Tiene que ver con esta visión que se quiere tener de la historia de México como la de un pueblo que siempre está en resistencia, que siempre está peleando y eso lo que nos muestra es una especie de historia teleológica, un término muy poco usado pero que significa que es como si la historia ya tuviera un fin predeterminado, y el fin predeterminado de las tres transformaciones anteriores pues es la cuarta transformación, como que toda la historia de México se ha venido preparando para esta última gran transformación”, afirma Ávila Rueda.

Leer también: En libros de texto de la SEP "podemos esperar bodrios": expertos

El historiador, cuyas líneas de investigación son la Historia Moderna y Contemporánea, asegura que así es un poco como se presenta la historia en el volumen que tiene texto del presidente: “Es como para decir: ‘miren, en la historia de México siempre hubo rebeldía, siempre hubo sindicatos porque siempre el pueblo estaba exigiendo más derechos y más derechos, y finalmente ahora ya se están concediendo’, cuando en realidad a mí me cuesta mucho pensar, para empezar, que haya un solo pueblo mexicano. No hay un pueblo mexicano, hay muchos grupos sociales, hay una enorme diversidad”.

El volumen, que fue diseñado por Eduardo Villegas, titular de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, y por Felipe Ávila, director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), que también es uno de los autores junto con otros 22 estudiosos entre los que destacan Federico Navarrete, Carlos Rubén Ruiz Medrano, María Elisa Velázquez, Rafael Barajas “El Fisgón”, Carlos Illades, Enrique Semo, Lorenzo Meyer, Francisco Pérez Arce, tiene específicamente la misión de mostrar al mexicano a partir de las tres transformaciones: la Independencia, la Reforma y la Revolución, para llegar a la Cuarta Transformación como se autodenomina el gobierno actual.

Para Alfredo Ávila hubo transformaciones mucho más importantes, como la Conquista, la demográfica en la segunda mitad del siglo XX, la sanitaria, la de la píldora anticonceptiva y la revolución tecnológica; pero además es falso que todos los mexicanos están en resistencia, pues hay millones de hombres y mujeres que lo que tratan de hacer es ir al trabajo, regresar a su casa, cuidar a su familia y procurar el alimento, que sobreviven a la violencia doméstica que es tremenda en la historia de México, y son esas cosas que no están en un libro como éste que tiene la intención de poner la historia no convencional.

nina.jpg
Los textos citan algunos cambios sociales en el país. 


“Se nota en la estructura del libro, no en los trabajos, no en los artículos de los de los capítulos que lo conforman, pero sí en el planteamiento general. Si esto es una revisión de la historia o no, pues la verdad es que no, cuando uno revisa los libros de texto de la década de los 70 por ahí iba, es una historia del pueblo mexicano que se levanta en armas para conseguir su libertad; además los gobiernos tienen una visión teleológica”, dice Alfredo Ávila.

La Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios cuestionó el texto de Armando Bartra en el libro México, grandeza y diversidad porque destaca la llegada de López Obrador a la presidencia, “como si se tratara de un mesías aclamado y respaldado por todos los mexicanos”, un análisis sesgado, dijeron, que “no debe permitirse en un material educativo si se pretende forjar ciudadanos con mayor alcance crítico y no simplemente a potenciales votantes o seguidores”.

Al presentar la obra, Diego Prieto, director del INAH, aseguró que abarca desde los primeros grupos humanos en México hasta “finalmente instalarnos en el momento actual donde estamos construyendo esta nueva esperanza”.

La doctora en Pedagogía Carolina Crowley asegura que cuando ella vio los materiales de la Biblioteca Centenaria y los libros de historia pensó que eran solamente materiales extra, “y dije: ‘No mueve nada’, pero luego me di cuenta que por supuesto que estos materiales se entregaron como antesala de lo que ya venía, este anuncio del marco curricular y plan de estudios del 2022 de la educación básica mexicana. Es algo que va junto con pegado”.

Y argumenta además que esta nueva lógica educativa parte más de una ocurrencia que de un diagnóstico como lo pone
en evidencia el apartado “Situación de la educación básica”, en donde, citando a autores en su mayoría extranjeros, se construye el discurso ideológico con el que la SEP justifica que México requiere redireccionar la escuela actual.

“La SEP propone quitar los grados escolares que conforman la educación básica y suplirlos por seis fases; remplazar las asignaturas por cuatro campos formativos: 1) Lenguajes, 2) Saberes y pensamiento científico, 3) Ética, naturaleza y sociedad y 4) De lo humano y comunitaria; organizar cada fase en un programa de estudio estructurado en: a) Contenido, b) Diálogos, c) Progresión del aprendizaje, Orientaciones didácticas y d) Sugerencias de evaluación; eliminar toda evaluación que tenga como objetivo calificar y, por último, quitar al alumno del centro de la acción educativa para colocar en su lugar, a la comunidad”, afirma Crowley Rabatté.

Leer también: Afirma SEP que nuevos libros de texto serán inclusivos y con igualdad de género

Y justo esa reforma educativa es impulsada en la Dirección de Materiales Educativos, que encabeza Marx Arriaga, el mismo funcionario que hace un año emprendió el rediseño de 18 de los Libros de Texto Gratuitos para educación primaria, y sólo logró reformar dos de esos títulos. Arriaga tuvo a su cargo la selección de la Biblioteca SEP Centenaria, integrada por 172 títulos, 40 destinados a preescolar, 40 para primaria, 40 para secundaria, 27 títulos para docentes, y 25 para madres y padres de familia, adquiridos a editoriales comerciales, pero también al Fondo de Cultura Económica y a Alas y Raíces, a través de una convocatoria hecha con más premura que con criterios claros.

Andrea Garza, presidenta del Comité de Literatura Infantil y Juvenil de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), cuestiona que la manera en que se conformó la llamada Biblioteca SEP Centenaria, mediante una convocatoria hecha con prisa y que exigió a los editores modificaciones en los formatos porque debían ajustarse a medidas establecidas, además de hacerla en menos de cuatro meses.

En la presentación, Marx Arriaga celebró esta colección tras “soñar con libros decorosos en las bibliotecas públicas y no saldos editoriales, limosnas vendidas al Estado como pepitas de oro”.

EL UNIVERSAL solicitó a la SEP información y entrevista pero no tuvo respuesta.
 

EL DATO 

sep-1.jpg

librosep.jpg
Los libros muestran las transformaciones que ha vivido el pueblo de México. 

 

Comentarios