¿Qué pasó con la luz de los Museos Diego Rivera-Anahuacalli y Frida Kahlo?

Crimen y Castigo

Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL.
Cultura 27/01/2022 01:10 Periodistas Cultura Actualizada 11:17
Guardando favorito...

El lunes le contamos en este espacio que Hilda Trujillo, quien fue directora de los Museos Diego Rivera-Anahuacalli y Frida Kahlo por más de 17 años, nos compartió una genuina preocupación: se enteró que por dos días ambos recintos se quedaron sin luz y nos explicó la gravedad del asunto, como la alteración de las necesidades de conservación de las obras.

Preguntamos al área de prensa del Anahuacalli si se habían quedado sin luz y nos respondieron que “para nada”; preguntamos al Frida y hasta el lunes nos respondieron que han trabajado sin ningún corte. María Teresa Moya Malfavón, coordinadora general del Anahuacalli, y Perla Labarthe Álvarez, coordinadora general del Frida Kahlo, enviaron una aclaración para precisar los dichos de Hilda Trujillo y para asegurar que el recinto conocido como la Casa Azul “no sufrió ningún corte en el servicio eléctrico, mientras que en el Museo Diego Rivera Anahuacalli entró su planta de emergencia” y por eso “no se quedó sin luz”. Y señalaron que “no se vio afectada ninguna de las operaciones de los museos, la atención al público, ni mucho menos el sistema de vigilancia”, y que “los museos cuentan con protocolos de seguridad y control para enfrentar posibles situaciones de fallas eléctricas”. También indicaron que el compromiso del Fideicomiso relativo a los Museos Diego Rivera Anahuacalli y Frida Kahlo, que administra el Banco de México “es preservar y difundir el legado de Diego Rivera y Frida Kahlo como lo estipula el mandato de creación, por ello, el equilibrio entre la conservación de la obra y el cuidado de los recursos es un tema que siempre ha sido llevado a cabo con la mayor de las responsabilidades, sin detrimento de la obra, preservando las colecciones y difundiendo el legado”.

Lee también: Investigan daño y pérdidas de Momias de Guanajuato

Son muy buenas noticias. Sólo nos quedó una duda: Entre el “para nada” y el uso de la “planta de emergencia”, ¿qué pasó?, ¿por qué se tuvo que usar la planta? Se lo preguntamos a Moya Malfavón, pero no quiso abundar y dio por concluido el tema. También preguntamos a Labarthe Álvarez si tenía algún comentario sobre las inquietudes expresadas por Trujillo, pero también declinó. A ambas les preguntamos si podían compartir los recibos de pago, pero no respondieron.

Comentarios