Otro caso de Gertz en que reproduce textos sin dar crédito

EL UNIVERSAL detectó 10 ejemplos en los que el funcionario, que ingresó en medio de la polémica al SNI este año, copia sin comillas o parafrasea sin referencias párrafos de un texto de Benito A. Arteaga en su libro Ignacio Allende

Otro caso de Gertz en que reproduce textos sin dar crédito
Fotos: Antonio Díaz. EL UNIVERSAL
Cultura 29/09/2021 02:40 Antonio Díaz Actualizada 17:41
Guardando favorito...

Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República (FGR), se ostenta como autor de una docena de libros, entre ellos, Seguridad y Justicia. Sí se puede; La Defensa Jurídica y Social del Patrimonio Cultural de la Nación; México. Perfil de Un Rostro Oculto y Guillermo Prieto (Biografía). En este último se ha documentado que el autor copió fragmentos de por lo menos otros dos títulos; sin embargo, no es el único caso, pues tras un análisis del libro Ignacio Allende se detectaron 10 ejemplos en los que el fiscal habría tomado párrafos e incluso páginas completas de una investigación realizada por Benito A. Arteaga, que fue publicada en 1910.

El fiscal general ha estado en el centro de la discusión, pues luego de varios intentos en 11 años, ingresó al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), luego de que el Conacyt —encabezado por María Elena Álvarez-Buylla— decidió conformar la Comisión Especial Dictaminadora, que falló a favor de Gertz Manero para que se le diera el nombramiento de Nivel III del SNI, pero sin haber atravesado por las categorías previas de Candidato a investigador; así como por los niveles I y II, camino que todo investigador del SNI sigue.

Sin embargo, en la Comisión Especial Dictaminadora tampoco tomaron en cuenta la “Reconsideración” emitida el 8 de abril de 2015 por la Comisión Revisora Área V: Ciencias Sociales del SNI, en la que se señaló una serie de inconsistencias en las creaciones del fiscal.

En el documento se puede leer que Alejandro Gertz Manero “omite datos en su aparato crítico que sustente la investigación documental que a su vez soporte su quehacer científico, pues al hacer referencia de datos históricos, estadísticos y teóricos, cuyo contexto histórico no aconteció en el presente inmediato del autor ni tampoco fueron de su autoría”.

En la “Reconsideración” se retomó El trabajo académico, plagio y derechos de autor, libro de 2012 de Manuel Becerra Ramírez, en el que se explica que “el investigador urgido de publicar, sin autorización del autor, publica un texto no propio sin darle crédito al autor o bien ‘se le olvida’ poner comillas y hacer una nota a pie de página o referencia dándole crédito al autor, con lo que se viola el derecho moral (paternidad de la obra, su respeto a la integridad de la obra, por ejemplo) y el derecho patrimonial (la transformación no autorizada y su utilización en la reproducción y en la comunicación pública, por ejemplo) del o de los autores en cuestión”.

Becerra Ramírez explicó que hay diferentes tipos de plagio: total, parcial, que “se da cuando alguien toma fragmentos de una obra y los incorpora a una propia, sin mencionar su origen mediante una nota a pie o referencia”, y el plagio vía paráfrasis, que es “cuando se toma como propio un párrafo de un autor parafraseándolo”.

Tras ese documento, el 6 de julio de este año, el escritor Guillermo Sheridan, columnista de EL UNIVERSAL, dio a conocer que para realizar el libro Guillermo Prieto (Biografía) —publicado por la SEP en 1967—, Alejandro Gertz Manero tomó fragmentos de dos libros: Don Guillermo Prieto y su época. Estudio costumbrista e histórico del siglo XIX, de Salvador Ortiz Vidales, publicado por la Editorial Botas en 1939, y Vida y obra de Guillermo Prieto, de Malcom D. Mclean, publicado por El Colegio de México, en 1960.

Más a la polémica

Ignacio Allende es el libro que Gertz Manero publicó en 1969 —dos años después del de Guillermo Prieto—, como parte de la colección Cuadernos de Cultura Popular, de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Ese libro tuvo una edición conmemorativa que hizo el gobierno de Guanajuato con motivo de los 216 años del natalicio de Ignacio Allende. Sin embargo, tras un análisis realizado por EL UNIVERSAL, en el documento se detectó que en las páginas 13, 15, 16, 19, 25, 26, 32, 34, 35 y 46, Gertz Manero copió párrafos y páginas completas sin entrecomillar del libro El héroe olvidado. Rasgos biográficos de don Ignacio Allende, San Miguel de Allende, 1852, elaborado por Benito A. Arteaga y publicado por Talleres de “El Tiempo”, en 1910.

El libro del fiscal es de pequeño formato, de 56 páginas. El autor escribió únicamente dos citas al pie, una en la página 33, en la que reconoció el trabajo de Benito A. Arteaga, y la segunda en la 44, para dar el crédito a fragmentos que forman parte del libro Allende. Primer soldado de la Nación, de Armando de María y Campos, publicado por la Editorial Jus, en 1964.

Si bien Gertz Manero enlistó nueve documentos en su bibliografía —incluidos De María y Arteaga­—, no especificó qué partes corresponden a esos libros, lo que va en contra de la forma correcta para citar.

En la página 13, el fiscal escribió: “Desde muy joven empezó a gozar de cierto prestigio entre sus paisanos, bien fuese por su genio franco y comunicativo, o por su natural arrojo y valentía que jamás fueron desmentidos”. Y en la página 17 de Arteaga se puede leer: “… desde muy joven empezó a gozar de cierto prestigio entre sus paisanos, ora fuese por su genio franco y comunicativo, ora por su natural arrojo y valentía que jamás fueron desmentidos”.

Un segundo ejemplo está en la página 32 del libro de Gertz Manero, donde escribió: “Allende fue el que más se distinguió por la franqueza de su genio, empeño infatigable y verdadera tenacidad como autor y jefe del partido independiente”; y Arteaga, en su página 54: “…Allende, que era el que más se distinguía por la franqueza de su genio, por su empeño infatigable y verdadera tenacidad como autor y jefe del partido independiente”.

Otra muestra de copia por parte de Gertz Manero se puede leer en la página 46: “Hostilizar al enemigo por riguroso sitio, atacarlo en distintas partidas, era la táctica más conveniente que podría equilibrarlos a las armas y a la pericia de los contrarios”. Mientras que en Arteaga se lee en la página 198 y 199: “Hostilizar al enemigo por riguroso sitio, atacándole en distintas partidas y seducir a sus soldados por medio de nuestros muchos agentes, es la táctica más sutil que conviene observar en la presente lucha, y la que podrá equilibrar a las armas y pericia de los contrarios”.

Al cierre de esta edición, la oficina del fiscal Alejandro Gertz Manero no había respondido a la solicitud de información sobre este asunto.

Comparación de textos

Presentamos aquí 10 ejemplos en los que Gertz Manero copia en su libro la investigación de Benito A. Arteaga.

Libro de Gertz / Libro de Arteaga
 

caso1.jpg

caso2.jpg

caso3.jpg

caso4.jpg

caso5.jpg

caso6.jpg

caso7.jpg

caso8.jpg

caso9.jpg

caso10.jpg

ejemplo_de_cita_1.jpg
Gertz escribió sólo dos citas al pie, una en la que menciona el trabajo de Benito A. Arteaga para acreditarle sólo una cita.

El dato

cult_portada_ignacio_allende_gertz_ok_130554646.jpg
Ignacio Allende, de Alejandro Gertz. Edición conmemorativa de Guanajuato.

cult_portada_ignacio_allende_benito_130551481.jpg
El héroe olvidado. Rasgos biográficos de don Ignacio Allende, San Miguel de Allende, 1852, de Benito. A. Arteaga.

Lee también: El arte en espacios públicos y sus “dolores de cabeza”: un foro

Comentarios