Suscríbete

“No es una provocación, Papalote está en peligro de extinción”

La directora, Dolores Beistegui, dice que se necesitan 50 mdp para el museo, pues carece de recursos por el cierre; lanzaron la campaña # SalvemosPapalote

“No es una provocación, Papalote está en peligro de extinción”
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Cultura 22/01/2021 02:30 Sonia Sierra Actualizada 09:51
Guardando favorito...

“No es una provocación, Papalote está en peligro de extinción”, afirma Dolores Beistegui, directora de Papalote Museo del Niño, luego de que el museo de los niños acaba de lanzar la campaña Salvemos Papalote, que busca reunir 50 millones de pesos y llama a la sociedad civil, empresarios y autoridades a hacer donaciones al recinto.

Con 27 años de vida y 22 millones de visitantes, Papalote es referencia en los museos para niños en México y en América, y hoy se enfrenta a la mayor crisis de su historia después de que en 2020 estuvo cerrado la mayor parte del año por la pandemia por Covid-19, y que a futuro no se sabe cuándo regresará.

“Si no logramos reunir estos fondos, tendríamos que cerrar nuestras puertas”, dice en entrevista telefónica la directora. “Papalote tiene un modelo único, no recibe dinero de una institución, no tiene una fundación atrás, no hay un fideicomiso; es un museo que lleva 27 años generando sus recursos para su operación y para renovarse. Es una A.C. sin fines de lucro, 100% de lo que ingresa se utiliza para las experiencias que ofrece”.

A través de la página www.papalote.org.mx/donativos/, el Museo invita a donar desde $100 a su recuperación; la campaña se difunde con los hashtags #SalvemosPAPALOTE, #EstoyconPAPALOTE, #AmoPAPALOTE y #PAPALOTE.

También lee: Ante crisis, Papalote Museo del Niño lanza campaña para salvarse

Aunque se mantuvo activo a través del programa en línea Papalote en Casa, el museo estuvo cerrado primero seis meses en 2020, entre mediados de marzo y mediados de septiembre; después, si bien reabrió hasta la primera quincena de diciembre, sólo pudo tener un aforo de 30% y no operaron ni la megapantalla ni el domo. Al final, lo que podría parecer una buena noticia, resultó en pérdidas: “En septiembre hubo como una falsa esperanza de que todo lo peor había quedado atrás. Nos entusiasmó volver a ver niños, familias y oír risas; pero esto se empezó a deteriorar desde octubre con la siguiente ola y los llamados a quedarse en casa. La asistencia bajó drásticamente y para mediados de diciembre, la situación era insostenible. Abrir ese periodo nos costó casi 5 millones. La promesa del gobierno era regresar el 10 de enero y, obviamente, no habrá pronto una suspensión del semáforo rojo porque esta ola está tremenda y nadie sabe cómo va a acabar”.

dolores_beistegui_entrevista_121889388.jpg
Dolores Beistegui hace un llamado a autoridades, empresarios y sociedad civil a donar recursos para que el Museo pueda continuar con sus actividades. CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL

En ese contexto, Papalote ha iniciado esta campaña en busca de donadores. Además, el consejo directivo del museo (que preside Mauricio Amodio, y que integran además Héctor Hernández Pons, Javier Miguel, Rodrigo Sánchez Mejorada, Max Michel, Paola Amodio, Ramón Fernández Vigil, Paola González y Javier Hernández Pons) tomó la decisión de no abrir hasta que la crisis esté controlada.

“Vamos a abrir cuando existan condiciones para que podamos recibir a nuestro público con una experiencia al 100%, con los dos teatros, con todas las exhibiciones. No vamos a abrir a medias para volver a cerrar. Abriremos sólo cuando haya condiciones de estabilidad sanitaria; de acuerdo con los reportes que hemos recibido, sería en noviembre. Si para abril puedo asegurar que vamos en buen camino y que podremos enfrentar nuestras obligaciones mínimas, podremos llegar a noviembre, reabrir, y volver a hacer lo que sabe hacer Papalote”.

Significa que en los próximos 10 meses, Papalote seguirá cerrado. Los gastos del museo son los salarios de sus 159 trabajadores; a todos se les redujeron sus salarios en 50% —“quiero hacer un reconocimiento a todos, es un recorte brutal, van a ser 20 meses cobrando 50% de nuestro sueldo”—. (En los museos de Cuernavaca y Monterrey se liquidó al personal). Otros de los gastos en la sede principal son el mantenimiento del edificio, el pago de luz, el pago de licencias de softwares, el apoyo a proveedores y el pago de una deuda. “Tenemos un pasivo con BBVA que contratamos cuando hicimos la gran transformación del museo en 2015, es un préstamo que tiene intereses, se iba pagando sin problema; y ahora hemos tenido un gran apoyo del banco, pero necesitamos cumplir”.

También lee: Cierran museos por alerta de Covid-19 en la Ciudad de México

imprimir_121885366.jpg
Detalle de la campaña que ha iniciado el Museo Papalote a través de sus redes sociales. FOTOS: CORTESÍA PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO

La institución ha lanzado esta campaña, y el 3 febrero dará una conferencia de prensa para presentarla y hacer visible ante la comunidad la importancia del museo: “A todos nos interesa que un proyecto como éste exista; Papalote importa, atiende a un sector fundamental muy dañado por esta pandemia que son los niños, sus papás y sus maestros. No hay 50 papalotes, hay uno, un museo del niño, y Papalote es un referente para cualquier otro museo del niño que se quiera crear en la República. Hemos logrado mantener, crecer y fortalecer el trabajo de Papalote que ha atendido, en particular, a la primera infancia. Es muy querido; es una marca muy conocida. Es un edificio emblemático del Bosque de Chapultepec, del arquitecto Ricardo Legorreta”.

La meta de 50 millones, dice la directora, se buscará concretar con los distintos sectores: “A la gente le puede parecer mucho, pero no lo es; menos a nivel del gobierno federal o de la ciudad. La autoridad no debe permitir que un proyecto de esta naturaleza muera en la Ciudad de México, porque la perdida sería gigantesca; creo que con voluntad se encuentran soluciones”.

cult_papalote_3_121885769.jpg
Entre finales de septiembre e inicios de diciembre de 2020, Papalote reabrió, pero sólo con un aforo de 30%. FOTOS: CORTESÍA PAPALOTE MUSEO DEL NIÑO

—¿Cómo va el diálogo con esas autoridades?

—Me refiero al Gobierno de Ciudad de México y a la Secretaría de Cultura. Estoy en comunicación con el secretario de gobierno, Alfonso Suárez del Real; ha sido más proactivo el gobierno de la ciudad. No he hablado con la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, sí con la subsecretaria Marina Núñez. Les estoy recordando a las autoridades la historia de Papalote, que es única; que se creó por una triple alianza: gobiernos federal y de la ciudad, iniciativa privada y sociedad civil. En un momento como este ningún proyecto puede salir adelante sin la suma de todos. Estoy apelando a una unión solidaria y generosa. Las autoridades por supuesto que tienen una responsabilidad porque estamos hablando de educación y de los niños.

Beistegui dice que tiene programada una reunión con el secretario de gobierno local, pero que con Cultura federal no ha tenido respuesta.

También lee: La crisis de los museos por la pandemia, en cifras

“No hemos hablado de la cantidad, yo esperaría que nos ayuden con la mitad, pero, repito, no hemos hablado de eso todavía. En el caso de la Secretaría de Cultura, nos preguntamos si habría alguna partida de este gran proyecto de Chapultepec que no se hubiera ejercido y que de ahí se pudiera apoyar a Papalote. Me llama la atención que se quisiera desarrollar un megaproyecto de rescate del Bosque de Chapultepec —en infraestructura, medio ambiente y cultura— y dejar morir uno de los museos emblemáticos de este bosque, que atiende a niños y familias”.

—¿Existe alguna señal de que desde el proyecto Chapultepec haya apoyo para Papalote?

—Ninguna. “Déjanos ver, estamos preocupados...”

—¿Qué opinión tienes del proyecto para Chapultepec?

También lee: Cierran bibliotecas, zonas arqueológicas, teatros y cines por semáforo rojo en la CDMX y Edomex

—Es un proyecto que no acabamos de entender. Como lo ha dicho Gabriel Orozco, es un proyecto primero de interconexión urbana; luego, ambiental, de lo que hemos sabido poco, y finalmente cultural, donde nos dicen que van a crear cuatro museos —el del Ejército aparentemente murió—. ¿Cómo crear cuatro museos cuando los museos del país se están muriendo, y cuando un museo, de la naturaleza de Papalote, tiene sus días contados? Este proyecto ¿es en serio prioritario, cuando tenemos todo el sector —déjate los museos—, todas las artes vivas: danza, teatro, música, el sector del libro, muriéndose?

Temas Relacionados
Papalote Museo del Niño Covid-19
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios