Google Arts & Culture recupera los colores de las “Pinturas de la Facultad”, de Klimt, obras destruidas en la Segunda Guerra Mundial

Klimt vs. Klimt es una retrospectiva digital del artista vienés donde se ofrece de manera gratuita un estimado de cómo se habrían visto a color de estas obras de las que sólo restan un par de fotos y un boceto

Las “Pinturas de la Facultad”, de Klimt, recuperan su color
"Medicina", de las "Pinturas de la Facultad", de Gustav Klimt. Imágenes: Austria National Library y Google Arts & Culture
Cultura 07/10/2021 05:01 Frida Juárez México Actualizada 05:06
Guardando favorito...

Todo empezó con un beso... el de Klimt, esa famosa obra de arte que fue digitalizada por Google Arts & Culture y lanzada en su plataforma en 2016 a propósito del Día de San Valentín. Desde entonces, no hubo vuelta atrás y hoy, cinco años después, Google, junto a 30 instituciones a nivel mundial, crea una retrospectiva que no sólo reúne 124 obras de arte de Gustav Klimt (Viena, 1862), sino que también ofrece algo que sólo fue posible por la colaboración de arte y tecnología.

En los últimos meses, el laboratorio de Google Arts & Culture trabajó de la mano de Franz Smola, curador del Museo Belvedere en Viena y experto en la obra de Klimt, para que a través de Aprendizaje automático (algoritmos), archivos de obras y estudios se hiciera la reconstrucción a color de las "Pinturas de la Facultad", obras creadas entre 1900 y 1907 para la Universidad de Viena que causaron polémica por sus desnudos y que después fueron destruidas en el incendio del castillo Schloss Immendorf, en Austria, a finales de la Segunda Guerra Mundial, de las cuales sólo restan un par de fotografías y un boceto.

klimt_faculty_paintings_google_3.jpg
Emil Wallner, programador creativo de Google, y Franz Smola, curador del Museo Belvedere y experto en Gustav Klimt, en el laboratorio de Google Arts & Culture, en París. Foto: Cortesía Google Arts & Culture

Estas piezas, podrán ser vistas de forma gratuita y sin salir de casa en el sitio Klimt vs. Klimt: el hombre de las contradicciones, una colección de Google Arts & Culture. 

“Nombramos el proyecto Klimt vs. Klimt porque no sólo se muestran las obras del artista, sino también la ambivalencia de un artista que navegaba entre tradición y modernidad, un artista mujeriego pero también un amante devoto, una persona privada y a la vez un revolucionario”, explica Simon Rein, gerente de proyectos de Google Arts & Culture, en entrevista exclusiva a EL UNIVERSAL.

En total, explica Rein, 184 obras de Gustav Klimt sobrevivieron la guerra, de esas 124 estarán disponibles en la plataforma y fueron captadas por una cámara de gigapixeles que permite que todos los detalles imperceptibles al ojo humano, sean fáciles de distinguir.

Smola explica a la prensa internacional que participar en el proyecto fue una experiencia completamente diferente a su trabajo de curaduría en el Museo Belvedere o a editar libros de arte: “es un proyecto muy especial porque está orientado a todo lo que Klimt quería expresar. Él era una persona muy visual (...) entonces lo que Google hace es crear una plataforma principalmente visual para acercarse a la obra de Klimt, y otros aspectos, como su vida ambigua”.

klimt_google_beso.jpg
"The Kiss", de Klimt en el Museo Belvedere. Imagen: Cortesía Google Arts & Culture

La idea de recuperar el color de las "Pinturas de la Facultad" surgió entre conversaciones de Rein con el Museo Belvedere y los colaboradores cuando se planteó hacer esta retrospectiva:

“Nuestro pensamiento siempre es ‘¿Hay algo que la tecnología pueda hacer para experimentar el arte de una nueva forma?’, y si tenemos alguna idea, la probamos. Hay ocasiones en las que no funciona, pero este es un muy buen ejemplo donde puedes afirmar que la tecnología puede ayudar a experimentar el arte de una forma que antes no era posible. Tenemos mucha curiosidad de ver cómo reaccionará la gente al ver estas pinturas a color”, declara Rein.

Lee también: La hasta ahora incumplida promesa del Nobel de Literatura por reconocer la diversidad

“Construimos una herramienta basada en el Aprendizaje Automático para que dé color a obras de arte. El proceso se divide en tres partes: primero recolectamos lo que han dicho periodistas sobre las pinturas, así como pinturas que Klimt hizo en ese mismo periodo. Luego tomamos los colores que encontramos en esas pinturas y lo aplicamos en las imágenes en blanco y negro. Ahí es cuando el algoritmo prueba esos colores de las obras de referencia en las imágenes monocromáticas”, detalla Emil Wallner, programador creativo de Google, sobre el proceso de dar color a las "Pinturas de la facultad", en un video que estará disponible en el sitio web de Klimt vs. Klimt.

En conferencia de prensa, Wallner dijo a EL UNIVERSAL que el proceso de recreación del color de las obras de Klimt llevó aproximadamente seis meses para crear el algoritmo, más una semana para ponerlo en práctica con la guía de Franz Smola.

klimt_faculty_paintings_google_.jpg
"Jurisprudencia", de las “Pinturas de la Facultad”. Imágenes: Museo Belvedere y Google Arts & Culture

klimt_faculty_paintings_google_2.jpg
"Filosofía", de las “Pinturas de la Facultad”, de Klimt. Imágenes: Austria National Library y Google Arts & Culture

“Fue una experiencia abrumadora”, asegura Smola sobre cómo se sintió al ver las "Pinturas de la Facultad" a todo color. El curador explica que estas obras de Klimt causaron gran conmoción cuando fueron presentadas al público, no sólo por las imágenes provocativas, sino también porque los colores eran algo “inusuales” para la época. 

“Perdimos realmente una parte fundamental para entender su obra, pero teníamos varias descripciones detalladas de aquella época sobre los colores de las pinturas (...), pero es muy diferente imaginarlos a partir de estos textos a verlos en la vida real”, sobre todo, por la cuestión de las tonalidades, aclara.

“Creo que esto abre una nueva perspectiva para reconstruir colores en obras de arte”, dice Smola a EL UNIVERSAL, “no estamos pintando nuevamente las obras de Klimt, nunca nos atreveríamos a hacer eso, lo que hacemos es colorización de fotografías, así que este es un nuevo medio (...). Espero que esto sea un nuevo método para historiadores de arte que se encuentren en una situación similar”.

 

Google Arts & Culture, ¿una nueva forma de crear museos? Expertos difieren 

El sitio de Kilmt vs. Klimt también ofrece una galería 3D, que podrá ser recorrida gracias a la realidad aumentada. Lo especial de este recorrido es que fue diseñado desde cero especialmente para este proyecto y, gracias a la tecnología, permite al curador colocar los cuadros de Klimt en un solo espacio, algo casi imposible en la vida real.

Este “museo virtual” de Klimt también cuenta con elementos básicos de museografía, como cédulas, con las que el usuario podrá profundizar más en cada pintura. Sin embargo, el gerente de proyectos de Google Arts & Culture aclara en entrevista que no es el objetivo del sitio web posicionarse como “una nueva forma de hacer museos”, porque afirma que éstos espacios nunca podrán ser reemplazados por lo digital. 

klimt_google_galeria.jpg
Imagen: Google Arts & Culture

“Somos un refuerzo que permite hacer cosas que no serían posibles en un museo normal. Si ves la galería que creamos en realidad aumentada, hay pinturas de todo el mundo. Hoy en día es muy difícil lograr préstamos de arte y es muy costoso”, afirma en entrevista. 

Contrario a lo que piensa Rein, Smola aseguró en conferencia de prensa que la experiencia inmersiva que ofrece el sitio web podría “incluso sustituir” la que ofrece el museo: 

“Sé que no debería decir eso, porque ahora la gente se preguntará ‘¿entonces a qué voy al Belvedere?’, pero tener acceso a la obra de Klimt es cada vez más complicado porque en los últimos años se ha complicado más trasladar las obras porque ya están muy frágiles. En el futuro será muy difícil crear retrospectivas como estas, así que cada vez es más importante encontrar sustitutos a las (obras) originales y las obras de arte capturadas en gigapixeles realmente son una buena herramienta”. 
 
Entre las otras curiosidades que ofrece Klimt vs Klimt se encuentra una sección dedicada a Emilie Flogë, pareja del pintor y diseñadora de modas independiente, así como su único autorretrato, el cual está ubicado en el techo del palacio Hofburgtheater (Viena) y el cual sólo es posible ver con binoculares, aunque en el sitio web será más fácil ubicarlo.

klimt_google_emilie_floge.jpg
Emilie Flogë. Foto: Austria National Library vía Google Arts & Culture

Este proyecto se trabajó durante dos años y surgió por el interés que mostró el público a la digitalización de “El Beso” y del interés del Museo Belvedere, recinto que alberga la famosa obra, explica Rein, quien adelanta que no sólo se está trabajando en retrospectivas de otros artistas. 

“Klimt fue una elección que parecía la correcta y además teníamos a un gran colaborador de nuestro lado. Eso es muy importante, nosotros no podemos hacerlo solos, necesitamos a colaboradores que guíen el proceso con su conocimiento”, asegura Rein.
 

Sobre el proceso de creación de Klimt vs Klimt, Rein explica que era importante estar consciente de que se requeriría tiempo, porque no todos los museos e instituciones que colaboraron podían trabajar al mismo ritmo.

Destaca que fue un verdadero trabajo en equipo coordinar el proyecto y que con el paso del tiempo se fueron dando elementos como el eje temático de la retrospectiva: “con el tiempo, cuando trabajas con los expertos, nos dimos cuenta de las contradicciones de Klimt y que esa era una buena forma de presentar la historia”. 

klimt_google_thebride.jpg
"The Bride", de Klimt. Imagen: Klimt Foundation vía Google Arts & Culture

¿Qué es Google Arts & Culture?

Google Arts & Culture tiene sus laboratorios ubicados en Londres y París, donde se desarrolla tecnología para apoyar a instituciones culturales a compartir la cultura en línea. Se trata de un proyecto que, a través de su sitio web y aplicación, desde 2011 busca ofrecer accesibilidad a las culturas y las artes.

A pregunta expresa, Simon Rein afirma que después de 10 años de estar dentro del proyecto -se integró desde el inicio, pero como colaborador del Museo Nacional de Berlín- sí ha visto una evolución tecnológica notable, la cual ha permitido que en el laboratorio trabaje con tecnologías que nunca antes se había imaginado el equipo.

“¿En ese tiempo, habría imaginado lo que se podría hacer con el Aprendizaje automático? No, probablemente no. Pero creo que aquí el secreto es tener una mente abierta a las nuevas tecnologías y ver en qué áreas pueden ayudarnos”. 

klimt_google.jpg
Foto: Cortesía Google Arts & Culture

Como consejo para aquellos interesados en formar parte del proyecto de Google Arts & Culture, Rein recomienda, a partir de su experiencia, que la clave es saber trabajar en equipo.

“Para hacer posible algo como Klimt vs Klimt, no puede ser trabajo de un sólo departamento que quiera resolver todos los problemas. Si no fuera por los museos que comparten su arte y conocimiento, si no fuera por los ingenieros de Google que nos apoyan con su tecnología, no sería posible. La apertura a la colaboración es un elemento clave”. 

Por su parte Malith Krishnarantne, encargado de diseñar el sitio web de Klimt vs Klimt y quien también estuvo presente en la entrevista, destacó que la pasión por el arte y su combinación con la tecnología y el trabajo en sí, es un elemento fundamental para formar parte del equipo de Google.
 

fjb

 

Guardando favorito...

Comentarios