Fábricas en Pekín se convierten en centros culturales

Bajo esta iniciativa, se obligó a las viejas factorías con poca productividad y alto nivel de contaminación a trasladarse a las afueras de la capital china

Fábricas en Pekín se convierten en centros culturales
Foto: EFE
Cultura 12/10/2018 11:04 EFE Pekín Actualizada 11:04
Guardando favorito...

Pekín se ha reinventado durante la última década transformando las antiguas fábricas de la ciudad, especialmente en el distrito noreste de Chaoyang, en centros culturales en el marco de la política de sostenibilidad llevada a cabo por el Gobierno chino.

Bajo esta iniciativa, se obligó a las viejas factorías con poca productividad y alto nivel de contaminación a trasladarse a las afueras de la capital china.

El Gobierno, para no desaprovechar los solares abandonados, decidió llevar a cabo un proyecto de transformación de estos espacios en zonas de innovación cultural en los que poder albergar todo tipo de establecimientos.

Uno de los más representativos es una antigua fábrica de equipamiento médico, situada en Chaoyang, una gran zona industrial desde hace cincuenta años que cuenta con una superficie de 23 mil metros cuadrados en la que se conservan 21 edificios con más de 4 mil empleados y unas 50 empresas afincadas en el emplazamiento.

Ya en la entrada de la misma un cartel gigante, que hace referencia a esa reconversión de la zona, da la bienvenida buscando mantener esa memoria histórica de la industria de la capital.

Dentro, los diferentes negocios se suceden. Por un lado, una gran sala sirve para acoger diferentes espectáculos, desde cine hasta teatro, y por el otro, una biblioteca y una cafetería abarrotadas de gente leyendo y tomando café le dan un toque más "chill out" a la zona.

Además, varios departamentos colindantes y separados por mamparas hacen las funciones de oficinas, alquiladas a un precio de 577 dólares en los que se incluye mobiliario, luz, agua y comida.

Otra de las fábricas destacadas de la zona, otrora una industria textil, conforma un conjunto de una treintena de edificios que actualmente albergan empresas de publicidad, comunicación y galerías de arte, todo ello rodeado de zonas verdes en las que se pueden encontrar incluso huertos.

Entre las diferentes galerías de arte se encuentra el estudio de Wang Kaifang, un arquitecto nacido y crecido en Pekín, que además de dedicarse a la planificación urbana, diseña esculturas y figuras.

"Soy uno de los primeros empresarios afincados aquí, me he beneficiado mucho de este parque industrial", explica Wang mientras enseña sus obras en los más de 30 años de trayectoria como profesional.

En uno de los locales de esta nave se encuentran dos pantallas gigantes con la última tecnología digital, que muestran el desarrollo de la ciudad y de alguno de los edificios más emblemáticos.

A través de ella, se tiene acceso a un mapa en tres dimensiones donde se observa, entre otros, el distrito de Chaoyang, con una superficie de más 460 kilómetros cuadrados y una población que alcanza los tres millones y medio de habitantes.

"El objetivo es reestructurar las fábricas industriales y lograr un desarrollo sostenible", explica el director del museo de arte y planificación de Chaoyang, Yang Jun.

"En resumen, nuestra idea es narrar las historias de desarrollo de la modernidad combinado con las casas antiguas", añade Yang haciendo referencia a la memoria histórica que se pretende mantener llevando a cabo este proyecto.

Durante esta década, se ha conseguido una reestructuración de 2 millones de metros cuadrados, siendo 2009 y 2011 los años de mayor impacto y transformación de estas zonas, en los que se logró un incremento de más de mil 600 empresas en la zona.

akc

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios