“El Estado se piratea contenidos; es gravísimo”

Roberto Banchik, director de Penguin Random House, dice que hay apropiación ilegal de contenidos publicados por FCE; y que Educal les debe “un par de millones”

“El Estado se piratea contenidos; es gravísimo”
Visitantes a la 35 Feria Internacional del Libro de Guadalajara miran las ofertas que tiene el stand de Penguin Random House. Foto: Juan Boites. El Universal
Cultura 30/11/2021 02:02 Yanet Aguilar Sosa, enviada Actualizada 09:06
Guardando favorito...

Guadalajara.— La libertad de publicación en México es un tema central, pero la piratería en la industria editorial en un tema urgente que se convierte en preocupante cuando esa piratería es pública, es decir proviene del Estado mexicano o del gobierno en turno, “si la piratería se apropia de los contenidos y los distribuye gratis y ni siquiera gratis, los vende, pues eso sí es una afrenta a la libertad de publicación a largo plazo”, afirmó Roberto Banchik, director general de Penguin Random House para México, Centroamérica y Estados Unidos.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el editor que desde su discurso de recepción del Premio Caniem al Gremio Editorial 2021, el pasado 11 de noviembre, cuestionó que sea el mismo gobierno el que “también se apropia o pretende apropiarse de contenido protegido por contratos y el derecho de autor pasando por alto el estado de derecho”, señaló que la apropiación ilegal de contenidos, violando los contratos por derechos de autor, está en dos colecciones: Vientos del Pueblo y 21 para el 21, publicadas por el Fondo de Cultura Económica, “han hecho impresiones no autorizadas de obras que están protegidas por derechos de autor”.

Lee también: Lorenzo Córdova negó que aspire a ser candidato a la presidencia para 2024

Hace tres semanas, Banchik señaló que como industria los editores deben tomar partido en la defensa de sus libertades y no callar ante el avance de la mentira, la intolerancia la difamación y la censura; esta vez, en el marco de la 35 Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde los editores hicieron la presentación de la IPA (International Publishers Association) y firmaron el Pacto de los editores por los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, Banchik aseguró que “Los libros no tienen que ser ni baratos ni gratis, tienen que ser lo que son”.

El editor dijo que en México la piratería privada es grave, pero es gravísima si es una piratería pública y es todavía más preocupante, “si tenemos hoy un gobierno que no está siguiendo las reglas ni el estado de derecho al publicar contenidos que no son de ellos, que es un Estado que está pirateando no sólo contenidos digitales, también contenidos en formato físico, eso me parece gravísimo”. Eso es algo que no pasaba, “la piratería pública no había pasado nunca, eran muy escrupuloso con el resto a los contratos de derechos de autor”.

Banchik aseguró que el Estado mexicano está apropiándose contenidos que están protegidos por contrato de derechos de autor, pero les ha importado poco, “lo imprimen y lo distribuyen y eso es piratería vil y pura, es producto de una ilegalidad, es desconocer el estado de derecho y el marco legal”, y agregó que abiertamente ignoran el derecho y es “casi una burla a los contratos de derechos de autor”.

Hay otro tema que es particular de Penguin Random House, la quita del 20% en la deuda que tiene Educal S.A de C.V, con Penguin por la venta de libros y que ellos se negaron a aceptar, “es un dinero que hoy por hoy para fines prácticos el gobierno a Penguin Random House se lo robó, son libros que vendió, no nos quiso pagar y entonces la deuda de Educal ahí sigue”.

Banchik señaló que hasta ahora los han ignorado, pero ellos no desistirán, Educal les adeuda un par de millones de pesos y esperan el cumplimiento del pago completo, no al 80% como fue la propuesta que les hicieron en 2019, cuando les propusieron a los editores saldarles siempre y cuando ellos aceptaran una quita del 20%. “Si no nos pagan, pues se lo robaron”, afirmó Banchik,

El editor espera que en algún momento Educal o el Fondo de Cultura, como instituciones del Estado mexicano, sean responsables, como siempre lo fue Educal, y les pague.

“Nunca tuvimos duda de que el Estado mexicano cumpliera sus obligaciones como Estado, y en ese sentido siempre les vendimos libros y siempre pagaban, se tardaban mucho pero no importaba”, concluyó el editor.

Lee también: "El gobierno pretende apropiarse de contenido protegido", el reclamo en entrega de premios editoriales

mhm

Comentarios