Cultura enmarca Montezuma en 500 años de resistencia indígena

La Compañía Nacional de Ópera vuelve a escena con la pieza que recrea “un sueño” protagonizado por Moctezuma y Cortés; artistas buscan resaltar el proyecto artístico más allá de posturas políticas

Cultura enmarca Montezuma en 500 años de resistencia indígena
Guadalupe de la Paz y Jesús León son los cantantes principales de la ópera que tendrá funciones los días 23, 26 y 28 de septiembre, y el 3 de octubre. Ruby Tagle es la directora escénica de la pieza. Foto: Cortesía. Bellas Artes
Cultura 14/09/2021 03:10 Yanet Aguilar Sosa Actualizada 10:15
Guardando favorito...

Montezuma, la ópera del compositor Alemán Carl Heinrich Graun con libreto de Federico el Grande, que recrea “un sueño” protagonizado por Moctezuma y Hernán Cortés, es la obra con la que la Compañía Nacional de Ópera regresará, en formato semiescenificado, al Palacio de Bellas Artes desde el inicio de la pandemia de coronavirus, y la Secretaría de Cultura federal, a través del INBAL, la enmarca en “la conmemoración de los 500 años de Resistencia Indígena, México-Tenochtitlan”.

“Se llama de una manera o de otra”, respondió la directora escénica Ruby Tagle luego de preguntársele sobre su referencia a los 500 años de resistencia —como en el discurso oficial— y no a los 500 años de la Conquista, que es el contexto que aborda la ópera Montezuma, quien insistió que la mirada es actual “porque estoy aquí y ahora plantada en este presente y abrazo los 500 años y abrazo los 200 y desde ahí quiero honrarlos con un altísimo quehacer”.

Durante la presentación de la pieza que cuenta con la dirección concertadora de Iván López Reynoso y que tendrá funciones los días 23, 26 y 28 de septiembre, así como el 3 de octubre, Ruby Tagle agregó: “Por supuesto que hay una mirada actual y por supuesto que los nombres se le dan ahora y cambian. Así como hemos tenido el lenguaje inclusivo ahora mismo, y unos lo aceptamos y otros no lo aceptamos, estamos en esa dicotomía de la aceptación o el rechazo”.

Tagle, quien también participó en la versión de 2010, aseguró que a ella le interesa que la escena trate de la condición humana, “ojalá que lo que suceda en la escena no suceda en la realidad cuando son tragedias”, y dijo que lo que más le interesa es hablar de la condición humana.

“Lo que tengo no es un evento histórico, lo vimos, lo contemplé con mi equipo creativo que son Jesús Hernández, Carlo Demichelis, y llegamos a la evocación, al sueño. Me importa más que sea abordado como una obra de arte y desde luego que la conmemoración es importante, la memoria, se cumple y es innegable y llega una efeméride y sucede, la relevancia está ahí en honrar desde esta obra que es vehículo para hacerlo”, señaló.

Alonso Escalante, director de Ópera de Bellas Artes dijo: “No tiene que ver con una corrección política lo que estamos planteando, sino con arte” y que en todo caso presentan una ópera que es alusiva, que está relacionada con Moctezuma II y con los hechos que tuvieron lugar a partir de la historia de la Conquista de México, “no es la búsqueda de la corrección política sino de la expresión artística acerca de una de tantas obras que aluden a este tema”.

Ruby Tagle agregó que la única corrección, si la hubiese, es la sanitaria. “Estoy apegada a la ópera misma, a que es lo que me provoca y a contar las aristas, la profundidad y la tridimensionalidad de los personajes”.

Sobre el tema, Iván López Reynoso aseguró que se trata de una obra que fue escrita respondiendo a deseos e inquietudes de una época, “los tiempos cambian pero la obra no”; y agregó que no están cambiando ni el libreto, la historia o la música. “Estamos un poco sí, sintetizando la obra porque su duración es más larga, por ello estamos haciendo el drama más compacto y más efectivo, contando la historia de una manera más directa, pero es la historia que nos dejaron Graun y Federico El Grande”.

Lee también: De Aidia Studio, estación Tulum del Tren Maya

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios