Artesanos, en vilo por venta de Banamex

La antropóloga Marta Turok destaca la labor de Fomento Cultural con pueblos indígenas, a los que ayuda a crear, exhibir y divulgar; visión y recursos que no ve en el Estado mexicano

artesanos-banamex
Actualmente, en el Palacio de Iturbide, Citibanamex presenta la exposición titulada Nacimientos. Arte y tradición popular. Foto: Berenice Fregoso/ EL UNIVERSAL.
Cultura 19/01/2022 22:21 Alida Piñón Actualizada 03:22
Guardando favorito...

El Banco Nacional de México, a través de Fomento Cultural Citibanamex, A. C., cuenta con una de las colecciones de arte popular más importantes del país, pero sobre todo tiene, desde hace 25 años, un proyecto fundamental: el Programa de Apoyo al Arte Popular, que surgió con el propósito de preservar, impulsar y fortalecer la creación de los artesanos mexicanos. Con la venta de Banamex por parte de Citigroup, dice la antropóloga Marta Turok, se abre la posibilidad de que las artesanías se conserven sólo como objetos y se cancelen los apoyos a las comunidades. 

2 mil FAMILIAS DE ARTISTAS se han beneficiado en 25 años, según Fomento Cultural.

De acuerdo con Fomento Cultural, la base fundamental de dicho programa es la consolidación de los talleres en los que se producen piezas de excelencia, con una tradición que marca las pautas de la identidad cultural de los artesanos.

Así, por medio de los talleres de capacitación y actualización, se ha mejorado la producción y se ha favorecido la generación de empleos que permiten mantener la identidad y el arrai­go de la población. Asimismo, a través de la edición de libros y fascículos, paulatinamente se ha renovado el interés en la elaboración y adquisición de artesanías de gran calidad artística, y mediante el apoyo a la comercialización se ha in­tentado abrir nuevos mercados.

Leer también: La colección de arte Banamex sí podría disgregarse, dice la especialista Hilda Trujillo

“Si hablamos sólo de objetos, tienen una colección representativa de casi 20 años de producción artesanal, en la que se ha incentivado la calidad y la tradición con innovación. El enfoque de Fomento cultural fue muy claro, tenía que destacarse la tradicionalidad, se debía conservar la identidad de los pueblos y se debía innovar. También es muy importante advertir que ha impulsado el crédito del autor porque en el pasado era importante la identidad colectiva, pero Fomento Cultural pensó en que además de lo colectivo, el arte popular es hecho por individuos y por eso ha destacado a los artífices a través del Programa”, indica la especialista, una de las más destacadas en arte popular del país.

nacimientos_y_arte_133979041.jpg
La exhibición reúne el trabajo de los Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano y de Iberoamérica.

En este sentido, Turok, autora de numerosos artículos y libros, entre los que destaca Cómo Acercarse a la Artesanía, apunta que a través del Programa se ha “tocado” la vida de todas las comunidades indígenas de México, desde los grupos del norte que están en riesgo porque sus lenguas podrían desaparecer —como los kiliwas y cucapá—, así como a las comunidades con riqueza y unicidad en sus expresiones —como Michoacán, Oaxaca, Chiapas, la parte alta de Guerrero, Puebla, y la huasteca en general.

“El arte popular se produce todos los días, hay utilitario y ritual que cumplen funciones dentro de las comunidades indígenas y mestizas y que se producen para el autoconsumo o para su circulación regional. En este sentido, valga decir que la cifra de indígenas en México fluctúa entre 4.5 y 10 millones, y muchos de ellos dependen de la venta, esto hace necesario que haya programa que hagan esto más visible para generar consumidores conscientes y aquí es donde ha entrado Banamex. Por eso hay que destacar que lo que ha hecho Fomento Cultural no es solamente crear una gran colección para ser resguardada y exhibida, así como publicaciones, sino sobre todo que apoya a los talleres de los artistas populares y ha puesto en alto el nombre de artistas de México e Iberoamérica. El valor de Fomento es tangible e intangible”, asegura. 

Leer también: El acoso de Pedro Salmerón ha sido sistemático con muchas mujeres: Adriana Pineda

La antropóloga señala además que hay piezas utilitarias que cualquiera podría considerar que se encuentran en un mercado, pero son piezas únicas, con una belleza de forma, y el apoyo que se les ha dado para producirlas ha propiciado un “preciosismo técnico”. “Ese preciosismo nos lleva a otros precios y a otras repercusiones para las comunidades, para los autores”.

Y añade: “Se ha trabajado con comunidades con una producción muy importante, pero lo que quiero destacar es que se apoyan a comunidades en riesgo de perderse. Por ejemplo, muy al principio del programa se pensó en los sarapes estilo Saltillo, finísimo, fueron promovidos por Fomento Cultural, les dio becas para que se dedicaran exclusivamente a replicarlos al estilo del siglo XVIII, les tomó un año de trabajo y esto hizo que la barra de calidad se elevara”.

De acuerdo con Fomento Cultural, en 25 años se han beneficiado de manera cercana y directamente a más de 2 mil familias de artistas. Además, la Colección de Arte Popular se ha expuesto 115 ocasiones, atrayendo a más de 22 millones de visitantes. Y el proyecto más importante es Grandes Maestros del Arte Popular en México, que no sólo ha sido una de sus más grandes exposiciones, también ha generado publicaciones. 

“Queremos que el arte popular tenga un espacio, que se conserve, divulgue, que viaje y que se mantenga el concepto como lo tiene Banamex”: Marta Turok, Antropóloga.

“¿Por qué el arte popular debe tener un tratamiento diferente al arte pictórico que está protegido por la ley, por ejemplo? Porque es un arte vivo. ¿No es sano que haya una protección para que no se disgregue, para que se respete el contexto de cómo se hizo la colección, que se garanticen los recursos para que los programas continúen? Lo que queremos es que el arte popular tenga un espacio, que se conserve, que se divulgue, que viaje al extranjero y que se mantenga el concepto como lo tiene Banamex. No estoy segura que el Estado mexicano tenga la misma visión que Banamex y las mismas posibilidades financieras. Lo que queda claro es que lo que nos enriquece es que haya alternativas. Tendremos que estar muy atentos a qué es lo que pasa con el próximo propietario”, advierte Turok. 

Leer también: Ante ómicron, ferias de arte endurecen retorno

Comentarios