Ajustes por Covid, en ferias de arte

Zona Maco, Material y Salón Acme trabajan en las ediciones del próximo año; confían en que serán presenciales, pero contemplan tener apoyo digital

Ajustes por Covid, en ferias de arte
Zona Maco recibió en su pasada edición a poco más de 70 mil personas, lo que no será posible el siguiente año. Foto: CORTESÍA: ZONA MACO
Cultura 10/07/2020 01:00 Ciudad de México Actualizada 22:21

Galeristas, coleccionistas, artistas y público han visto cómo las ferias de arte, en los últimos meses, han tenido que realizarse en plataformas digitales, mientras que muchos de sus eventos paralelos no pudieron llevarse a cabo. Art Basel, la feria más importante del mundo, canceló su edición de este año, pero abrió una virtual alternativa a finales de junio; un mes antes, Arco Lisboa ofreció una versión online, tras tener que aplazar su quinta edición.

Las tres ferias de arte con mayor trayectoria en México, Zona Maco, Material y Salón Acme, trabajan con la meta de poder realizarse de manera presencial en las sedes donde han operado desde hace años, pero cada una -de acuerdo con sus organizadores- está a la espera de cómo evolucione la pandemia, y de lo que las autoridades de salud y de la Ciudad de México determinen. Así lo explican en entrevista  Juan Canela, director artístico de Zona Maco; Noemí Ontiveros, directora de Salón Acme, e Isa Castilla, codirectora de la feria Material.

Aunque la expectativa es que estas ferias se lleven a cabo en febrero de 2021, y que tenga lugar la Semana del Arte en México, no hay una fecha precisa todavía.

Los planes de estas ferias, que en un año normal para estas fechas ya habrían abierto convocatorias con miras a la próxima edición, han tenido que modificarse. Será en las próximas semanas o en agosto cuando se anuncien las aplicaciones y convocatorias para participar.

Zona Maco, Salón Acme y Material  justo concluyeron cuando el Covid-19 todavía no llegaba a México; si bien a los pocos días empezaron a trabajar para su siguiente edición, los equipos, un mes después, quedaron en cuarentena.

Todos están atentos a las experiencias de ferias que han sido virtuales y también dicen que están pendientes de cómo evoluciona la pandemia en la ciudad,  del impacto que habrá cuando abran los museos, probablemente en septiembre,  y de los anuncios de autoridades.

feria_material_114860104.jpg
En la pasada edición de Material participaron 78 galerías de 22 países. Foto: DIEGO SIMÓN. EL UNIVERSAL

Los entrevistados reconocen que en 2021 serán ferias más pequeñas, que puede haber menor número de participantes y que se tendrá que limitar o controlar el acceso del público. Por ejemplo, no será posible que en el Centro Citibanamex se reúnan las más de 70 mil personas que en los cinco días de Zona Maco llegan; tampoco será posible que en el Frontón México, sede de Material Art Fair, o en General Prim 30, sede de Salón Acme, accedan en cada caso los alrededor de 20 mil visitantes que han llegado.

Zona Maco plantea que, sin perder su proyección internacional, se concentrará en México y América Latina; el director artístico reconoce que habrá muchos retos,  como el desplazamiento en el espacio, de ahí que se cambiará parte de la arquitectura. Salón Acme continuará con su propuesta de impulsar a los artistas, pero además buscará crecer más en el mundo virtual. Material evalúa qué pasa en el mundo antes de tomar decisiones porque, aunque es una feria que tuvo participación de 22 países en su reciente edición, es claro que esto será muy difícil en 2021.

Otros ejemplos

Juan Canela, director artístico de Zona Maco, explica que las circunstancias han hecho que la planificación de la feria cambie totalmente. “Si bien hay que estar pendientes de cómo evoluciona todo y acomodarse a las circunstancias, eso no excluye que si las circunstancias obligaran a que la feria no se realizara de forma presencial, se realizaría digitalmente”. Aunque cree que puede ser una alternativa, reconoce que “el hecho estético de estar frente a una obra de arte no puede ser sustituido nunca por la experiencia de la visita virtual”.

Noemí Ontiveros, directora de Salón Acme, afirma que “no se puede hablar de cosas precisas, todo es incierto, todo puede cambiar… La verdad es que la incertidumbre es lo que permanece de manera constante. No sabemos cómo vamos a estar el siguiente año, si se va poder tener una experiencia física”. A pesar de esto, considera que “este momento nos da una oportunidad para repensar qué estamos haciendo. Es volver a ser flexibles, ver cuán pequeños nos tenemos que hacer o cuán parecido a lo que éramos tenemos que seguir siendo”.

Isa Castilla, quien codirige Material con Brett W. Schultz y  Rodrigo Feliz, es cautelosa: “Nuestro trabajo de promoción del arte contemporáneo, para que sea una escena consolidada como país, es muy importante. Vamos a estar trabajando para que  México tenga su Semana del Arte Contemporáneo, y veremos los próximos meses cómo pintan las cuestiones de salud”.

En entrevista desde Barcelona, el nuevo director artístico de Zona Maco dice que hay optimismo de que la feria se va a poder celebrar y que, dentro de las incertidumbres, hay cosas claras: “La feria será más pequeña. Nos queremos centrar mucho en lo local, en México, y en lo regional, en América Latina; obvio, Zona Maco es una feria internacional, no vamos a dejar de trabajar con las galerías internacionales”.

guest_projects-_acme_114868408.jpg
Para Salón Acme, la cuarentena ha sido una oportunidad de repensar el trabajo que ha realizado y si algo debe cambiar tras la pandemia. Foto: CORTESÍA ALUM GÁLVEZ

Teniendo en cuenta que por lo menos a algunas galerías les costará más participar, podría haber ajustes en Zona Maco: “Estamos haciendo todo lo posible porque los costos sean lo más reducidos, generar tamaños de stands  más pequeños para que sean más asequibles para galerías que no tienen la posibilidad de tener stands más grandes. Lo que es seguro es no subir los precios e intentar que sean lo menos costosos posibles, conscientes del esfuerzo que será para las galerías. También, ver de qué manera se puede asegurar a las galerías que si la feria se suspende, haya una seguridad de que se puede devolver parte de lo que han aplicado, intentar acompañar a las galerías en estos momentos de dificultad y dar el máximo de seguridad en todos los ámbitos”.

Juan Canela considera que las circunstancias conllevan muchos retos, por ejemplo el transporte de galeristas y coleccionistas, pero también de obra, y además la movilidad en la propia ciudad, y en el espacio mismo de la feria. “Por eso la intención de centrarnos en lo local y regional, que los movimientos sean los más cortos posibles, e intentar que las galerías  mexicanas y de fuera muestren el contexto de los artistas mexicanos con que trabajen”.

Material no ha abierto las convocatorias y aplicaciones;  esperan hacer un anuncio en las próximas semanas. Zona Maco abrirá sus convocatorias en las próximas semanas. En el caso de Salón Acme será a mediados de agosto.

No es posible para las ferias establecer en qué medida se reducirán sus espacios y la participación de galeristas.

“Sabemos que va a haber menos galerías -admite el director artístico de Zona Maco-. No sabemos cuánto será el porcentaje. Estamos viéndolo ahora mismo. Por un lado hay una dificultad indudable que tiene que ver con la crisis y con la pandemia, y por otro lado sabes que después de todo el año, sin poder hacer ferias, las galerías necesitan movimiento, y necesitan poder estar trabajando”.

Noemí Ontiveros, de Salón Acme dice que no es posible determinar cuánto podría bajar la participación: “Nosotros no queremos limitar la oferta de la exposición, pero vamos a apegarnos a los términos que se planteen para entonces; habían dicho que disminuiría 30%, 40% de cupo, pero eso va cambiando”. Aunque en este 2020 hubo 20 mil asistentes a Salón Acme, sabe que habrá menos: “El modelo tendrá que cambiar para hacerse más pequeño. Pero eso podrá detonar experiencias muy interesantes, no tan llenas, más exclusivas, enfocadas, pero estamos conscientes de que el aforo tendrá que ser más controlado. La próxima edición para nadie va a ser igual”.

“Todo está en el aire todavía”, sostiene Isa Castilla, de Material Art Fair: “Hemos tenido que ajustarnos en nuestros tiempos y en la organización y preparación de la feria. Estamos tomando mucho en cuenta qué están haciendo otras ferias internacionales, teniendo conversación con galeristas, coleccionistas y gente del ámbito cultural, para ver cuál sería la mejor solución, para ver qué es lo que las galerías y los coleccionistas quieren.  Vamos a tener que alinearnos a los protocolos de la Ciudad de México, seguir los reglamentos de cómo van a suceder los eventos y eso es lo que ahorita no tenemos muy claro. Faltan seis meses, y no está muy claro dónde los eventos de esta naturaleza van a estar parados en febrero. Como organización estamos moviéndonos hacia adelante, es un trabajo en progreso, estamos en la etapa de definir bien las fechas, el formato,  cómo poder tener una buena experiencia ajustándonos a las nuevas normas”. Isa Castilla indica que aunque lo ideal es que sea en febrero, todavía “la fecha está por definirse”.

Material recibió 78 galerías en 2020, y sobre los cambios que habrá, la directora explica que  “la convocatoria se tendrá que ajustar porque teníamos galerías que venían de 22 países, y por la realidad que estamos viviendo ahorita, en julio, no sé si sea factible tener esa representación”.

“Vamos a seguir trabajando con los mismos tiempos que hemos tenido, pensando que la próxima edición pueda realizarse en febrero”, dice  Noemí Ontiveros. Admite que creen que la próxima edición de Salón Acme “será mucho más pequeña, en el sentido de que los cupos serán controlados, con horarios establecidos; eso lo estarán delimitando las instituciones de salud y gobierno, pero tenemos clarísimo que será una experiencia más controlada, con medidas de prevención”.

Salón Acme ya definió su estado invitado: en la edición 2021 será Morelos.   En el caso de Salón Acme hay una mayor participación de artistas individuales, y asisten también un grupo de galerías; en la edición pasada hubo alrededor de 25 galerías y 130 artistas.

Juan Canela dice que en Zona Maco se están reestructurando en parte las secciones; se mantendrán todas sus ferias en una: arte contemporáneo, diseño, fotografía y salón del anticuario; las secciones que tendrán restructuración serán las de arte contemporáneo y la de foto

Uno de los retos para Zona Maco será el público: “Es uno de los aspectos más complicados, sin duda, por un lado la feria tiene esta voluntad de encuentro entre coleccionistas, obras y galerías, y por otro lado tiene voluntad de divulgación del arte contemporáneo y generación de público. Va a tener que haber control de públicos por horas, tanta gente puede entrar en determinadas horas,  distintos tickets por tramos de horarios, y estamos estudiando cómo gestionar ese tráfico de público por horarios”.

Las alternativas virtuales

Zona Maco, dice Juan Canela, valora posibilidades en línea. “Nos permite generar contenidos, encuentro y discusión de forma potente. Tiene que ser un complemento. Hay que tener una plataforma digital que permita a la gente que no ha podido venir, acceder a los contenidos de la feria, a las obras en exposición, a los debates, a contenidos de los curadores de las secciones. Ya lo digital estaba, pero ahora lo digital, sin duda, llega para quedarse; lo digital da la facilidad de conectarte con un montón de coleccionistas del mundo.”

Para Noemí Ontiveros,  “las herramientas digitales pueden ser una ventaja que nos pueden acercar a cosas que no nos habíamos planteado antes”. Salón Acme, durante la pandemia, ha impulsado la iniciativa Artistas en Cuarentena, donde ellos compartieron qué están haciendo en el confinamiento, y ha sido un ejercicio que se puede ver en Instagram y Youtube. “Es algo que queremos seguir explorando, uno de los ejes en Salón Acme es la experiencia, entonces queremos diseñar experiencias que nos hagan sentir cercanos a través de todas las posibilidades digitales”.

Acerca de esto, Isa Castilla, de Material,  dice que “es  algo con lo que estamos viendo cuáles son las mejores opciones, para poder transmitir el contenido en línea, pero sin irnos al 100% a hacer una feria en línea.  Lo virtual sí lo vemos pero para darle más visibilidad a lo que esté ocurriendo en la feria. Lo vemos como un complemento a lo que se haga en la feria”.

Temas Relacionados
Ferias de arte Zona Maco Covid-19

Comentarios