Analizan el Códice Florentino en el Museo Nacional de Antropología

09/10/2019
|
06:47
|
Antonio Díaz
Analizan el Códice Florentino en el Museo Nacional de Antropología
Fotos/ Antonio Díaz. El Universal

Analizan el Códice Florentino en el Museo Nacional de Antropología

09/10/2019
06:47
Antonio Díaz
-A +A
La historiadora del arte Diana Magaloni dioponencia en el recinto y habló sobre la metodología que se requirió para elaborar este documento

[email protected]

La historiadora del arte Diana Magaloni impartió la conferencia “El Códice Florentino y la creación del nuevo mundo”, en la que habló sobre la metodología que se requirió para elaborar este documento, así como de los colores y la vestimenta de personajes como Hernán Cortés, Doña Marina y Moctezuma

La conferencia es la tercera que se realiza en el marco de la Cátedra Eduardo Matos Moctezuma Lecture Series, de la Universidad de Harvard.

Diana Magaloni, directora del Programa de Arte de la América Antigua en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA), impartió su conferencia en el Museo Nacional de Antropología e inició con la explicación del contenido del Códice Florentino. 

El Códice Florentino, dijo Magaloni, tiene ese nombre porque se conserva en la Biblioteca Medicea Laurenciana de Florencia, Italia. Además señaló que está conformado por 12 volúmenes que abordan temas como los dioses, las ceremonias, el calendario adivinatorio, los presagios, la retórica, la Luna y las estrellas, los reyes y señores, los mercaderes y artesanos, la gente, así como la Conquista de México

“Siempre llamamos al Códice Florentino como la obra de Bernardino de Sahagún. Es cierto, él planeó la obra, pero al mismo tiempo se nos olvida decir que es la primera creación mestiza, porque Sahagún tradujo el original en náhuatl”, enfatizó Magaloni. 

img_1327.jpeg

Antes de profundizar en el contenido del documento, la historiadora del arte explicó que el códice está conformado por 2 mil folios, es decir, 4 mil hojas, a las que pudo acceder para estudiarlas durante seis meses. 

“Son 4 mil hojas (elaboradas) en medio de pestilencia, con recursos limitados y escritos a mano en náhuatl y español. Además de 2 mil 868 pinturas hechas a mano y con tintes. Quise hacer un homenaje a los pintores anónimos”, indicó. 

La especialista agregó que tras investigar, llegó a la conclusión de que para la elaboración participaron cuatro maestros pintores “que se ve que controlan los procesos”. 

A parte de los cuatro maestros pintores, participaron otros 20 pintores, que no se dividieron el trabajo: “Supieron pintar como un solo cuerpo, son tlacuilos (pintores-escribanos indígenas) que pudieron actuar como un solo cuerpo, esto es una característica sobresaliente porque es un método de trabajo indígena a pesar de estar en el siglo XVI”.

En cuanto a los colores, la especialista dijo que el Códice Florentino fue realizado con tintes vegetales, es decir, aquellos extraídos de hojas, flores o insectos, así como pigmentos “artificiales”. 

La vestimenta de los personajes en el documento histórico, está relacionado con el papel que desempeñaban. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios