Se encuentra usted aquí

Internet para cada mexicano

Octavio Islas
26/07/2019
08:00
-A +A

#LaVozDeLosExpertos

De acuerdo al 15° Estudio sobre los Hábitos de los Usuarios de Internet 2019, cuyos resultados dio a conocer en mayo la Asociación de Internet.MX, en el país fueron estimados 82.7 millones de usuarios web mayores de seis años, quienes representan 71% del total de nuestra población.

En los primeros días de abril, la Encuesta sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación en los Hogares, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y el Instituto Federal de Telecomunicaciones, estimó 74.3 millones de usuarios de internet, mayores a cinco años de edad.

Además, de acuerdo con la última actualización (junio 2019) de la información que ofrece la Internet World Stats (IWS) sobre internet en el mundo, el promedio mundial es de 57.3%. Es decir que la penetración de internet en México estimada por la Asociación de Internet.MX (71%) nos ubica 13.7% arriba del promedio mundial.

Más allá de las diferencias en el número de usuarios que reporta la Asociación y el INEGI, podríamos concluir que México ha realizado avances significativos para reducir su brecha digital.

Sin embargo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador afirma disponer de otros datos y, el 19 de julio, dio a conocer la creación de la “Comisión Federal de Electricidad: Telecomunicaciones e internet para todos”, que iniciará operaciones en 2020 y responde al propósito de lograr el 100% de conectividad en México.

El miércoles 24, en su acostumbrada reunión matutina con medios, el Presidente relató que, durante una gira de trabajo en Chicotepec, Veracruz, “municipio importante como todos los de esa región, debido a la existencia de petróleo”, identificó que no había servicio de telefonía móvil. “No hay internet, estoy hablando de la cabecera municipal; eso es lo que sucede en 75% del territorio nacional”.

De acuerdo con sus datos, 300 mil localidades del país no cuentan con acceso a servicios de telefonía móvil e internet. Los proveedores de tales servicios fundamentalmente se han concentrado en las ciudades, donde se encuentran los mercados que son de su interés.

En principio, la nueva empresa del Estado no competiría con Telcel ni con los principales proveedores de acceso a la web, pues empezaría a operar en los territorios “que no atienden las empresas de telecomunicación, donde no hay servicio”.

Sin embargo, como los costos de los servicios que proporcione esta empresa del Estado serán menores a los de sus competidores comerciales, pues no persigue
fines de lucro, si el servicio es competitivo, terminará por arrebatar gran cantidad de usuarios a las empresas de telecomunicaciones, entre ellas, Telcel. Como es lógico, la creación de esta empresa del Estado no resultó del agrado de Carlos Slim.

En enero, el Presidente confirmó la intención de usar la fibra óptica de la CFE para llevar internet a todos los hogares en México. A finales de marzo anunció que invitaría a las empresas de telecomunicaciones a la licitación de 50 mil km de fibra óptica de la CFE. En mayo, el gobierno declaró desierta la licitación, y en julio anunció la creación de la “Comisión Federal de Electricidad: Telecomunicaciones e internet para todos”.

Desde la mirada de la teoría de los juegos, las partidas hasta ahora parecen favorecer a López Obrador. Slim solo reparó en sus negocios. El tablero es más amplio y complejo. Quizá debió presentar una propuesta atractiva en la licitación. Ninguno de los anteriores presidentes le había desafiado tanto. Complicado...