Salud universal vía mixta

Alberto Barranco

En convocatoria a la polémica, en la coyuntura de la exigencia del Coneval de implantar en el próximo sexenio el sistema de salud universal, el ex secretario de Salud, Julio Frenk, está planteando lo que califica como alternativa público-plural, es decir dejarle la cancha a la medicina privada… con apoyo de subsidios públicos

El escenario confronta lo que el ex funcionario del gobierno foxista y posteriormente dirigente del Instituto de Salud creado por el magnate Carlos Slim llama sistema público monopólico, colocando como emblemas a Cuba y Venezuela.

Sin embargo, aleatoriamente se coloca en el tapete el Programa de Servicios Médicos y Medicamentos Gratuitos implantado en la época en que Andrés Manuel López Obrador fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México, y el Seguro Popular implantado justo en el sexenio de Vicente Fox.

Ambos terminan descalificados.

En el primer caso se habla de una disminución del gasto de salud como porcentaje del Producto Interno Bruto. De 14% en 2001 cayó a 11% en 2005, en tanto el abasto de medicamentos dejó mucho que desear y el impacto en las condiciones de salud de la población fue muy limitado.

Y aunque al segundo lo califica el ex funcionario como el proyecto más ambicioso de ampliación de la cobertura para la población sin seguridad social desde la creación de la Secretaría de Salud en 1943, reduciendo drásticamente el número de mexicanos que enfrentan gastos catastróficos, además de la mortalidad infantil, se concluye que ha ampliado las inequidades a largo plazo, además de reducir la eficiencia del sistema de aplicar un método que prácticamente el mundo entero ha desechado.

El texto descalifica también el esquema cubano de salud pública, aunque reconoce logros en materia de nutrición infantil, señala que enfrenta retos ante el crecimiento de enfermedades crónicas no transmisibles y ha retrocedido a niveles de cuando se inició, en 1960.

En el caso de Venezuela, se aduce que su Sistema Público Nacional de Salud se encuentra al borde del colapso.

Publicado por la revista Nexos un ensayo de Frenk, en el que colabora su esposa Felicia, señala que el país ha caminado hacia el escenario público plural desde la década de los 90 del siglo pasado, en concordancia con los países afiliados a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El esquema operaría a un costo acorde a la capacidad de pago de los usuarios, bajo un esquema contributivo. Los usuarios, obtenida su afiliación, podrán elegir el lugar de atención, lo que dice Frenk que estimula la competencia, y genera incentivos a la calidad y la eficiencia.

La rectoría estaría en manos de un ente independiente, lo que impediría conflictos de interés.

Según ello, el modelo público-plural ha sido adoptado por algunos países de la OCDE, lo que ha permitido alcanzar una esperanza de vida mayor de 80 años y lograr niveles de satisfacción de los usuarios.

El promedio de inversión equivale a 9% del PIB, frente a 18% en Estados Unidos.

El colofón en refuerzo a la apuesta mixta señala que ésta garantiza mayor participación de los ciudadanos y los pacientes; incentiva la eficiencia, premia la calidad y promueve la equidad al ofrecer pluralidad en el servicio.

Casi el paraíso... para la medicina privada.

Balance general. De acuerdo con la agencia Bloomberg, el grupo Coppel está preparando una oferta pública de acciones que, de resultar atractiva, le permitiría recaudar hasta 2 mil millones de dólares.

La oferta tendría perfil internacional.

Las intermediarias serían Morgan Stanley y Bank of America.

Como usted sabe, el conglomerado opera en tres vertientes: mercantil, con su cadena de tiendas, y financiera, con doble presencia: banco y administradora de fondos para el retiro.

Acusada de incrustarse a la campaña para inhibir el voto hacía Andrés Manuel López Obrador, la firma culpó a uno de sus proveedores, negando cualquier injerencia.

Aún no hay fecha para la colocación.

Otra denuncia. Presentada el 15 de marzo pasado ante la Unidad Especializada de Delitos contra Servidores Públicos y Administración de Justicia por Raúl Romero Maldonado, afiliado al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, este viernes se sabrá si se le dio curso a la denuncia.

La querella alcanza además al Comité Ejecutivo y a los 36 Comités Ejecutivos Seccionales.

Las acusaciones oscilan desde conflicto de interés hasta lavado de dinero, pasando por peculado y perjurio, en un marco en que se ha violado la reglamentación interna del organismo.

Se habla también de la desaparición del Fideicomiso para la Construcción de la Vivienda y el Fondo Laboral Petrolero.

Balas de salva. Aunque en 2016 la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda recibió 17 millones de denuncias por supuestas acciones de lavado de dinero, sólo planteó 112 denuncias penales ante la Procuraduría General de la República.

En abundancia, la propia Hacienda recibió 17.11 millones de reportes de empresas obligadas a dar informes bajo la ley de lavado de dinero, a las que derivó en bloqueos a saldos en cuentas bancarias por mil 448 millones de pesos y 13.5 millones de dólares.

En paralelo, en 2011 la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) aseguró apenas 11.4 millones de dólares y 542 millones de pesos.

Ante el raquítico escenario, el abogado Abimael Zavala, del despacho Zavala, plantea reformar el artículo 400 Bis del Código Penal Federal en que se establece la obligación de comprobar que los acusados de lavado tenían conocimiento del origen ilícito del dinero, lo que dificulta la acción del Ministerio Público.

Punto a Afore Azteca. Designada por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro como prestadora de servicios del esquema por un periodo de tres años, la intermediaria subsidiaria de Grupo Elektra tendrá opción de incrementar sus cuentas administradas en más de 300%.

La cifra, llegaría a 10.5 millones, lo que la colocaría como la segunda del mercado.

La posibilidad concreta es que se le asignen miles de cuentas sin afiliación a una intermediaria o inactivas, cuyos saldos están depositados en el Banco de México.

Estamos hablando de 8.1 millones de cuentas.

Afore Azteca demostró contar con la capacidad operativa, financiera y tecnológica para enfrentar el reto.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios