Últimas noticias desde Marte, con Perseverance

El rover inició el estudio del suelo del antiguo cráter Jezero; mientras que el helicóptero Ingenuity, que acompaña la misión, emprendió su sexto vuelo aunque con vulnerabilidades

Últimas noticias desde Marte, con Perseverance
Foto: AP
Ciencia y Salud 31/05/2021 02:40 Berenice González Durand Actualizada 21:30
Guardando favorito...

El número 30 es fundamental en los planes de vuelo del Ingenuity. Se trata del número de imágenes que captan sus cámaras de navegación por segundo marciano. Estas imágenes de la superficie de Marte alimentan inmediatamente su sistema de localización.

Cada vez que se recibe una imagen en la Tierra, entra en marcha un sofisticado juego de algoritmos que puede reconocer leves variaciones de fotografías tomadas momentos antes (color, protuberancias de rocas y ondas de arena). El algoritmo de navegación utiliza estas diferencias para corregir las estimaciones de velocidad y posición de la pequeña aeronave de 1.8 kilogramos.

De acuerdo con la bitácora de vuelo publicada por Havard Grip, el piloto en jefe de la nave monitoreada desde el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, durante el sexto vuelo del Ingenuity, una falla ocasionó que en el segundo 54 solo se recibieran 29 imágenes. La pérdida de una sola imagen ocasionó registros de tiempo y localización inexactos.

También lee: La última misión de Rafael Navarro: rastrear vida en el subsuelo de Marte

Justo en el 91 día marciano de la misión del rover Perseverance Marte 2020 de la NASA, el helicóptero Ingenuity Mars realizó su sexto vuelo, que en realidad fue el primero de una nueva etapa para la misión. Después de haber logrado cinco exitosos vuelos en la etapa de demostración de tecnología, el sexto vuelo inició una etapa de demostración de operaciones, pues ahora sus objetivos se amplían. Ya se probó que la tecnología fue exitosa para volar sobre Marte, ahora su meta es registrar la fase de adquisición de muestras concentradas en el brazo robótico del rover y examinar nuevos espacios de vuelo y aterrizaje. Según se reporta en el blog de la NASA del Ingenuity, los primeros 150 metros de vuelo a diez metros de altura, fueron realizados sin problemas, pero después los sensores del aparato detectaron picos en el consumo de energía con un patrón oscilante en su trayectoria que provocaron que una imagen se perdiera.

A pesar de la anomalía, se puedo mantener el vuelo y aterrizar la aeronave de manera segura, justo a cinco metros del lugar previsto. Aun con los errores de sincronización, Ingenuity puso a prueba el margen de estabilidad en su diseño y pudieron comprobar la confiabilidad de los subsistemas que lograron que la nave siguiera trabajando. Los especialistas simplemente tendrán que atender la vulnerabilidad ocasionada por sus reservas energéticas.

El gran escenario: el cráter Jezero

Hasta ahora el rover Perseverance ha recorrido 345 metros sobre la superficie marciana y se prepara para la recolección de muestras en Jezero. Este cráter de 45 kilómetros de ancho fue elegido entre 60 posibles lugares de la geografía marciana; la decisión tardó cinco años.

Este sitio, que hace alrededor de 3 mil 500 millones de años estaba surcado por ríos, fue seleccionado por la presencia de arcillas que solo se forman en presencia de agua y que podrían contener rastros de vida microbiana. Para mostrar de este lugar, fue fundamental el trabajo del instrumento CRISM del Mars Reconnaissance Orbiter, pero ahora los instrumentos científicos que trazan el destino del Perseverance son la cámara Watson y un instrumento láser llamado SuperCam.

También lee: Por qué es probable que hayamos "contaminado" Marte con vida (y por qué es un problema)

La cámara Watson está colocada sobre el extremo del brazo robótico del rover y ha tomado fotografías detalladas de las rocas. En referencia directa a los personajes creados por el escritor Arthur Conan Doyle, Watson está a lado de Sherloc, un espectómetro ultravioleta.

Luther Beegle, a cargo de este instrumento en el Laboratorio de Propulsión a Chorro, ha señalado que las preguntas clave no son solo si Marte está o alguna vez estuvo habitado, sino ¿por qué no habría de estarlo? Estos cuestionamientos abrirán puertas sobre su potencial biológico para su vida futura. Un par de cámaras con zoom que componen el generador de imágenes Mastcam-Z en la “cabeza” del rover también han detallado la anatomía del terreno.

Por otra parte, su láser ya ha empezado a golpear algunas de las rocas para detectar su composición química. Los científicos buscan saber si estas rocas son sedimentarias o ígneas, pues cada una cuenta una historia diferente. Algunas rocas sedimentarias, formadas en presencia de agua a partir de rocas y fragmentos minerales, como arena y arcilla, son más adecuadas para preservar biofirmas o signos de vida pasada. Las rocas ígneas, en cambio, funcionan como precisos relojes geológicos que permitirán a los científicos crear una línea de tiempo del cráter.

Cabe recordar que otra de las tareas más importantes realizadas hasta el momento por el Perseverance ha sido la generación de oxígeno en la superficie marciana. Michael Hecht, director del instrumento MOXIE con el que se generaron cinco gramos de oxígeno (lo que se requeriría para que un astronauta pudiera respirar diez minutos), tiene muy claro el objetivo final de este proyecto: “Cuando enviemos humanos a Marte, queremos que regresen a salvo, y para ello necesitan un cohete para despegar del planeta. El propulsor de oxígeno líquido es algo que podríamos fabricar allí y no tendríamos que traerlo con nosotros. Una idea sería traer un tanque de oxígeno vacío y llenarlo en Marte”. Para lograr esta meta, el proyecto necesitaría extrapolarse, pues para lanzarse desde Marte, los exploradores humanos necesitan alrededor de 33 a 50 toneladas de combustible, aproximadamente el peso de un transbordador espacial.

También lee: ¿Fan del ASMR? Escucha al helicóptero Ingenuity mientras sobrevuela Marte

Moxie, cuyo nombre hace referencia a la producción de oxígeno in situ, lo produce a partir del dióxido de carbono, gas que constituye aproximadamente el 96% del gas en la atmósfera de Marte: el oxígeno es solo del 0.13%, en comparación con el 21% en la atmósfera terrestre. Este instrumento tiene el tamaño de una batería de automóvil y es solo un modelo de prueba, pues los futuros generadores de oxígeno deben ser al menos 100 veces más grandes para proporcionar un respaldo adecuado a las misiones con humanos.

Su funcionamiento ha sido explicado por los especialistas como similar al proceso realizado por un árbol para producir oxígeno, pues inhala dióxido de carbono y exhala oxígeno. El oxígeno líquido hecho en casa en Marte podría suministrar más del 70% que los humanos necesitan para explorar el Planeta Rojo.

 

Mucha información en juego

En Marte se está generando un tesoro masivo de datos e imágenes y los especialistas tienen tiempo limitado para ordenar e interpretar los datos para crear un plan para el próximo día marciano basado en esa información. La NASA explica que la presión es alta, porque para que el rover descargue los datos, debe enviarlos antes de que el próximo satélite pase por encima de Perseverance. Es por esto que otra de las hazañas tecnológicas de la misión es su nueva aplicación basada en la web.

La herramienta de software Cocpit permite a los científicos e ingenieros diseñar todas las actividades del rover (desde planes de vuelo hasta perforaciones en la superficie marciana) al tiempo que garantiza que tenga suficiente energía en batería, ancho de banda y memoria de almacenamiento, para llevarlo a cabo. Esta estrategia puede evitar sobrecargar al equipo; es la primera herramienta de planificación y programación de misiones planetarias de la NASA basada en la web, lo que significa que el equipo internacional de científicos puede planificar actividades desde cualquier lugar de la Tierra y trabajar en equipo desde diferentes puntos.

También lee: Marte tuvo ríos y lagos gracias a nubes de hielo a gran altitud, dice estudio

Perseverance es el quinto rover de la NASA en pisar la superficie marciana; sus retos cada vez son más sofisticados, pero hay otras misiones que siguen trabajando sobre la superficie marciana, por ejemplo, el rover Curiosity que mantiene objetivos similares a los del Perseverance, está a punto de cumplir una década de haber sido lanzado a Marte y sigue operando. Salió de la Tierra el 26 de noviembre de 2011 y aterrizó en el cráter Gale en 2012.

Ha recorrido alrededor de 25 kilómetros de superficie marciana y actualmente sigue escalando el monte Sharp, después de concluir la exploración de la región conocida como Glen Torridon (nombre inspirado por un lugar de Escocia).

El rover está en una zona donde las rocas pasan de ser materiales ricos en arcilla, que se formaron en lagos antiguos, a rocas saladas llenas de un mineral llamado sulfato.

Hace una semana la cámara de alta resolución Hirise a bordo del orbitador MRO captó a Curiosity ascendiendo el Mont Mercou una zona rocosa en la ladera de Sharp, donde los científicos han aprovechado para explorar las cientos de finas capas de su acantilado, los fragmentos de una historia que en algunos años podría albergar a los humanos.

También lee: Tecnologías en las exploraciones espaciales que usas todos los días

345 METROS de la superficie marciana ha recorrido hasta ahora el rover Perseverance.

45 kilómetros es el ancho del cráter de Jezero. que fue elegido entre 60 lugares.

El dato

perserverance_.jpg
Curiosity  está en Marte desde noviembre de 2011; su misión cumplirá una década. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios