Suscríbete

Mala decisión, vacunar en lugares remotos: viróloga

La investigadora que ingresará a El Colegio Nacional pide no temer a la vacuna contra el Covid y cuestiona la decisión de AMLO de vacunar antes a población de sitios no conurbados

Mala decisión, vacunar en lugares remotos: viróloga
Susana López Charretón, viróloga. Foto: CORTESÍA: ALEJANDRA ARIAS
Ciencia y Salud 20/02/2021 02:10 Alida Piñón Actualizada 11:22
Guardando favorito...

La viróloga mexicana Susana López Charretón, investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM, especialista en el estudio de biología celular de la infección por rotavirus y astrovirus, ingresará próximamente a El Colegio Nacional, con ello, dice, se abre otra ventana para la divulgación de su quehacer científico. Y es que con la pandemia de coronavirus se reitera la necesidad de una cultura científica y se confirma que es fundamental el apoyo al desarrollo de la ciencia y la tecnología, que existen pocos científicos en el país y que la política no debería tomar las decisiones que sólo le competen a la ciencia.

La investigadora, quien ha participado en más de 200 congresos y supera los 130 artículos publicados en revistas especializadas, hace un balance de lo que ha sido el primer año de llegada del SARS-CoV-2 a México y recuerda cómo el conocimiento del virus ha evolucionado. Ahora, frente a la vacunación, cuestiona la decisión presidencial de vacunar a las personas en lugares no conurbados.

Además lamenta que no haya el apoyo suficiente para la formación de científicos. En virología, dice, sólo existen alrededor de 120 para todo el país. Y sólo 30 mil en el SNI. “Somos pocos y formamos a gente muy capacitada que no encontrará trabajo”.

También lee: México acumula 178 mil 965 muertes por Covid-19

¿Qué significa el ingreso a El Colegio Nacional?

Un honor enorme, siempre digo que me siento totalmente impresionada, avasallada. Cae muy bien este honor porque hay una gran necesidad en la virología. Estamos viendo qué tan importante es la virología y cuántas deficiencias tenemos, pero necesitamos más científicos en todos los ámbitos. Estamos teniendo problemas en varios áreas, como en las energías eléctricas y en el calentamiento global; insisto, los científicos son importantes en todas las áreas y necesitamos ser muchos más. El gobierno necesita entender que la inversión en ciencia y tecnología es algo que no se puede descuidar. Este contexto también nos confirma que necesitamos aumentar la cultura científica y médica de las personas.
 

“La gente se empieza a preguntar: ¿Por qué aquí no tenemos una vacuna?, ¿por qué no somos capaces de desarrollar rápidamente respiradores? Pues porque no hay científicos. Somos muy pocos”.

1158911103_122869807.jpg
La viróloga participará en la FIL de Minería el 27 de febrero a las 12 horas con la confere ncia: 14º Ciclo Científico "Mitos y realidades de las vacunas". En: http://filmineria.unam.mx

Dice que aquí sólo hay 120 virólogos, ¿a qué lo atribuye?

Hicimos un diagnóstico en la Red Mexicana de Virología, que ahora es Sociedad, para saber cuántos somos. Pero estoy segura de que en cada área de la ciencia en el país, hay números chiquititos. Somos un país de casi 130 millones de personas y cuántos miembros del Sistema Nacional de Investigadores hay, ¿30 mil? Esto quiero decir que tenemos 30 mil científicos para todas las áreas, matemáticos, físicos, biólogos, el número de investigadores per cápita es nulo. La gente se empieza a preguntar: ¿por qué aquí no tenemos una vacuna?, ¿por qué no somos capaces de desarrollar rápidamente respiradores? Pues porque no hay científicos. Somos muy pocos, somos muy buenos; los que hay son muy buenos y son enjundiosos, pelean contra muchas cosas, contra la falta de apoyo. Tenemos años buenos en los que hay dinero para proyectos y años malos en los que trabajamos con lo que nos queda. Así no puede avanzar la ciencia. ¿Por qué ahora tenemos vacunas de otros laboratorios? Porque han tenido un gran trabajo previo y porque han tenido un apoyo enorme. Además, parte de nuestro quehacer es hacer maestros y doctores, pero el gran problema es que no hay contratación de investigadores en el país desde hace 10 años, estamos formando a gente muy preparada que tiene que buscar en otras áreas porque no hay plazas para la investigación.

“El ingreso a El Colegio Nacional es un honor enorme, me siento totalmente impresionada, avasallada. Cae muy bien este honor porque hay una gran necesidad en la virología”.


También lee: Murciélagos o alimentos congelados: las hipótesis que maneja la OMS sobre origen del Covid-19

¿La pandemia propiciará mayor apoyo a la ciencia?

Es lo que yo esperaría, pero somos de memoria corta. En 2009 tuvimos la influenza, luego la epidemia Zika, de chikungunya y en mi campo ya teníamos problemas, y en otros también. Por ejemplo, desde 2016 estamos promoviendo la creación de un centro de investigación nacional en virología que nos permita concentrar y formar más virólogos porque estos problemas los vamos a seguir teniendo. Hay voluntad, pero no el dinero y nada se puede hacer sin apoyo.

¿Cuál es el balance a un año del virus en México?

En el aspecto médico se ha avanzado en el tratamiento de los pacientes. Seguimos teniendo una gran mortalidad, pero hay más recursos terapéuticos, este avance médico ha salvado muchísimas vidas, pero todavía no lo podemos ver porque la mortalidad sigue. Si bien aún no tenemos antivirales, ya se están probando muchos en etapas tempranas. Este virus tiene etapas y ahora sabemos que si queremos probar antivirales, lo tenemos que hacer durante la primera semana, cuando los pacientes no tienen síntomas graves. También aprendimos que hay una etapa de secuelas. Otra cosa que aprendimos es que los virólogos se concentraron en el SARS-CoV-2 y eso permitió un desarrollo enorme, pero sobre todo que contaron con miles de millones de dólares para desarrollar la vacuna rápidamente. Al principio pensamos que era suficiente mantener la distancia, hoy sabemos que al hablar y respirar hay microgotas que en lugares cerrados pueden contagiar. El uso de cubrebocas nos ayuda a protegernos de personas que, sin síntomas, son muy contagiosos. Hoy es claro que la distancia, el cubrebocas y los espacios abiertos son lo más seguro.

También lee: UNAM calcula 17 millones de contagiados de Covid en México

La vacuna no tomó años, ¿es otro aprendizaje?

Yo era una de las que decía que nos tomaría años, cinco años fue poco para las vacunas que tenemos para otros virus. Con lo que no contábamos es que habría una gran inversión. Estados Unidos invirtió miles de millones de dólares y la producción inició a riesgo de que no funcionara, esto jamás había sucedido. En la fase 3 se le pone la vacuna a un grupo y a otro grupo el placebo, y esperan un tiempo para ver cuándo se infectan. En este caso se infectaron muy rápido porque hay mucho virus circulando, de modo que los resultados de la fase 3 se dieron rápidamente debido a la gran infección. Entre el dineral invertido y la gran cantidad de infectados que hay en el mundo se facilitó la fase 3. La gente debe comprender que no hay vacunas exprés, las aprobadas pasaron por todas las de la ley. Somos 8 mil millones de personas en el mundo y necesitamos que todos estemos vacunados, mientras haya infección no podremos controlarla. No debemos tener miedo, es mejor estar vacunados que tener el riesgo de no estar protegido.

“Parte de nuestro quehacer es hacer maestros y doctores, pero el gran problema es que no hay contratación de investigadores en el país desde hace 10 años; formamos gente que debe buscar en otras áreas porque no hay plazas para la investigación.


cult_libro_122869785.jpg
Pablo tiene sarampión, de Susana López, Selena Zárate y Martha Yocupicio. HTTP://WWW.LIBROSOA .UNAM.MX

¿Qué opina sobre la decisión de vacunar a adultos mayores en zonas perimetrales?

Sé que hay un comité asesor de vacunación formado por expertos, el esquema que se propuso fue primero vacunar al personal médico, luego a mayores de 60 años porque son quienes están ocupando las camas hospitalarias y los que principalmente fallecen, de modo que si se controla la infección en esta población tienes la doble de ventaja de proteger de la muerte a los más vulnerables y liberar las camas para los más jóvenes. La decisión de vacunar en los lugares remotos fue del Presidente, él mismo lo ha dicho. Para mí es una mala decisión. Los municipios alejados tienen muchas desventajas, es verdad, pero tienen menos población y, quizá, menos infección. Lo que necesitamos es controlar los focos de alta población, si fuera mi decisión me iría a los sitios más poblados para controlar la circulación masiva del virus. La decisión del presidente no tiene nada que ver con lo que los asesores recomendaron, su decisión es política. La ciencia y la política son decisiones independientes.

También lee: Recibe segunda dosis de vacuna 36 días después: “es estar del otro lado”

¿Hoy cómo vislumbra el panorama?

El factor que cambia la progresión que vemos para arriba es que ya están llegando las vacunas, sí son pocas, pero ya están llegando. El otro factor es que ya hay muchas personas que se infectaron y si bien se pueden reinfectar, estamos viendo que no es tan frecuente. Con las vacunas disminuirá el número de infectados.

¿Cómo ha sido para usted este año?

Ha sido muy angustiante y frustrante ver que, no sólo en México, importan más las decisiones políticas que las científicas, y se pueden cometer errores graves por anteponer ideas políticas.

¿Quién es?


Susana López Charretón es viróloga, especialista en el estudio de biología celular de la infección por rotavirus y astrovirus.

Su línea de investigación también se centra en la genómica funcional de la interacción virus-célula huésped, así como en epidemiología, diagnóstico y metagenómica viral.

Destaca su sólida carrera como investigadora, a la par de una intensa labor docente, además de la realización de estancias académicas en el extranjero.

Es investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM. bHa participado en más de 200 congresos nacionales e internacionales, y supera los 130 artículos publicados en revistas especializadas.

Ha ganado premios como el de la Universidad Nacional en el área de Investigación en Ciencias Naturales UNAM (2013) y Carlos J. Finlay de Microbiología UNESCO (2001).
 

Guardando favorito...
Recomendamos

Comentarios