Inversión foránea en energía se salva pese a ajuste legal

Para expertos, llegada de capital se debe a inercia de compromisos previos; no se registran nuevos proyectos en el sector, advierten

Inversión foránea en energía se salva pese a ajuste legal
Las inversiones en energía irán a la baja, pues no hay proyectos en electricidad, opinan expertos. Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
Cartera 26/05/2022 02:00 Ivette Saldaña/ Enviada Actualizada 06:25
Guardando favorito...

Los contratos y compromisos firmados en años pasados por empresas de la industria energética provocaron que la Inversión Extranjera Directa (IED) que atrae esta actividad totalizara mil 777 millones de dólares en el primer trimestre de 2022.

El monto está cerca de los poco más de 2 mil millones de dólares captados en 2020 y representa 36% de lo obtenido durante todo el año pasado, de manera que aún no hay un impacto por los cambios impulsados por la actual administración en materia de política energética.

Sin embargo, especialistas señalan que esos flujos atraídos responden a proyectos previos, y eventualmente se reducirán a causa de la incertidumbre generada para las empresas privadas que participan en la industria energética.

Leer más: Recesión global amenaza logro en pobreza laboral

“Prácticamente se está viviendo de la inercia de las inversiones del periodo de 2016 a 2018, pero no hay inversiones ni proyectos nuevos”, expuso el director general de la consultora GMEC, Gonzalo Monroy.

Empezará a verse un descenso en ese capital foráneo, lo que puede empezar a ocurrir desde 2025, porque será el momento en que se registra la parte final de las inversiones comprometidas, explicó.

En el caso del sector eléctrico, la inversión extranjera registrada de enero a marzo de 2022 tiene que ver con compromisos previamente adquiridos. “Con las suspensiones y amparos que se han obtenido las inversiones han continuado, especialmente las de la segunda y tercera subasta eléctrica”, dijo Monroy.

“Por el lado petrolero, estamos viendo prácticamente dos cosas: la compañía de perforación de Shell en el golfo de México y la llegada del FPSO (embarcación petrolera) de ENI para los campos Amoca-Miztón-Tecoalli, lo que significa inversiones en producción, almacenamiento y descarga flotante”, agregó.

Además, están por terminarse inversiones en terminales de almacenamiento, especialmente en Sinaloa y Veracruz, proyectos que iniciaron antes de la reforma energética, explicó Monroy.

A causa de los cambios aprobados y proyectados para el sector de energía, organismos del sector privado como la Confederación Patronal (Coparmex) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) han alertado que se genera incertidumbre para las inversiones.

Para Ramsés Pech, analista del sector energético y socio de la consultora Caraiva y Asociados-León and Pech Architects, la tendencia del capital privado en la industria de la energía irá a la baja porque no hay proyectos en generación eléctrica, que es un rubro importante.

Consideró que la mayor parte de las inversiones tiene que ver con construcciones del sector energético, es decir, obras de ingeniería civil en petróleo, gas y electricidad.

Otro aspecto que debería detallarse es qué tanto de los mil 777 millones de dólares captados por concepto de IED para la industria energética en el primer trimestre del año son reinversiones o cuentas entre compañías, así como evaluar el monto que se retiró del país, dijo.

“Debe reconocerse que, en el rubro de nuevas inversiones, está parada [la llegada de proyectos], principalmente en el sector eléctrico”, recalcó.

Leer másDegradación encarecerá boletos de avión, prevén

Actividad clave

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, las inversiones extranjeras en el sector energético totalizaron 2 mil 85 millones de dólares en 2020, y un año después el monto llegó a 4 mil 904 millones de dólares.

Además, en los primeros cuatro meses del año, a la industria energética le correspondió 9.1% del total de capital captado desde el exterior. Los países que más inversiones tienen en proyectos de energía son Estados Unidos, España, Canadá, Italia y Brasil, por orden de importancia.

De 1999 al primer trimestre de 2022, empresas originarias de esas cinco naciones han inyectado capital en el país para proyectos energéticos por un total de 41 mil 104 millones de dólares.

De ese monto, 38.6% se destinó a proyectos de generación de energía eléctrica; 28% a transporte y almacenamiento; 13% a extracción de petróleo y gas, y el resto a otras actividades energéticas.

25mayo2022-flujosenergia.gif

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

Comentarios