Impuesto a chatarra y refrescos deja dinero y obesidad

El avance de la obesidad y el sobrepeso en el país muestra que se incumple el objetivo del impuesto para inhibir su consumo, refiere un estudio divulgado por el CIAT

Impuesto a chatarra y refrescos deja dinero y obesidad
En los primeros nueve meses del año la recaudación del impuesto especial a refrescos superó la meta y totalizó 22 mil 239 mdp. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
Cartera 15/12/2021 02:04 Leonor Flores Actualizada 04:07
Guardando favorito...

A siete años de la implementación del impuesto especial contra la obesidad en México, no se ha logrado el objetivo para el que fue creado, como tampoco ha sucedido con la nueva norma de etiquetado, muestra un análisis divulgado por el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT).

El estudio realizado por el fiscalista Javier Eli Domínguez refiere que el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a bebidas azucaradas y alimentos no básicos con alta densidad calórica se creó para disminuir el porcentaje poblacional con problemas de obesidad y sobrepeso.

Sin embargo, señala, no se ha cumplido con su finalidad y, por el contrario, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición Continua 2021 (Ensanut), la proporción de adultos del país con obesidad y sobrepeso aumentó de 71.3% en 2012 a 74.1% el año pasado, es decir, un incremento de 2.8 puntos porcentuales.

Así, al parecer, esta vía de la contribución a los productos para hacerlos más caros y que la población no los consuma es inefectiva, asegura el análisis.

Considera que este impuesto es de control e inhibidor de consumo, pero a lo largo del tiempo se ha convertido en un gravamen de recaudación.

Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) indican que, de enero a septiembre de 2021, la recaudación a través del IEPS a refrescos superó la meta, con un monto de 22 mil 239 millones de pesos frente a 21 mil 919 millones que se habían estimado para ese periodo.

14dic2021-sinefecto.gif

Además, en el caso del impuesto a la comida chatarra se esperaba captar 16 mil 342 millones de pesos en ingresos, pero el resultado fue mayor, de 18 mil 836 millones.

Sin embargo, tomando en cuenta lo captado a través de esta vía, desde que se crearon ambos impuestos —a los refrescos y alimentos no básicos con alto contenido calórico— como parte de la reforma fiscal de 2014, los ingresos se han desinflado.

Fin extrafiscal

En el análisis de Domínguez se destaca que el sistema tributario cuenta con contribuciones establecidas para recaudar.

Lo anterior, como función principal direccionada a la satisfacción de necesidades de la población, mientras que hay otras que tienen carácter extrafiscal.

En este último caso, su objetivo esencial se aleja de la recaudación y busca otros fines, tal es el caso del IEPS, que es un impuesto de control e inhibidor del consumo. La implementación de este gravamen, explica, se direcciona a desincentivar el consumo de ciertos productos que pueden provocar problemas de salud, medio ambiente y en la economía de las personas, así como del Estado.

Hace mención de que México se encuentra en niveles altos de obesidad y sobrepeso, lo que en parte está relacionado con una mala alimentación, así como por el consumo de alimentos no básicos con alta densidad calórica y bebidas azucaradas.

Esto motivó al Legislativo a establecer desde 2014 un impuesto a dichos productos con el propósito de desincentivar su consumo y disminuir los problemas de salud que provocan la obesidad y el sobrepeso, como muerte prematura y reducción en la productividad laboral.

Refiere que la tasa del IEPS para los refrescos se cobra desde 2014: inició con un peso por litro y actualmente es de 1.30 pesos por litro. Para el caso de lo que se conoce como comida chatarra, la tasa del gravamen es de 8% en productos con 275 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos.

Domínguez dice que un tema jurisdiccional a considerar es que fue analizado por la Suprema Corte: en 2017, aprobó el análisis en el que indican que la finalidad del IEPS como medida impositiva es proporcional y razonable con el extrafiscal.

Lee también: México y 5 países del G-20 decrecen en tercer trimestre del 2021; India crece 12.7%: OCDE

Comentarios