Tardan en el SAT seis meses para dar una cita

Trámites de la e.firma y de la constancia de situación fiscal generan saturación en oficinas del fisco; contribuyentes, en riesgo de no cumplir requerimientos: IMCP

Esperan por meses para conseguir cita en el SAT
Sede del SAT en Paseo de la Reforma, en la que contribuyentes hacen fila desde temprano. Foto: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ. EL UNIVERSAL
Cartera 19/05/2022 02:00 Leonor Flores Actualizada 05:08
Guardando favorito...

A pesar de que ya terminó la temporada fuerte de demanda de servicios por la declaración anual de impuestos, la crisis de citas para realizar trámites presenciales ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) provoca que los contribuyentes esperen hasta seis meses para ser atendidos.

Organismos de representación de contadores públicos explicaron que el cuello de botella se debe a la saturación de solicitudes para contar por primera vez con la firma electrónica para fines distintos a cuestiones tributarias, y también para la constancia de situación fiscal que se requiere para la versión 4.0 de la factura electrónica y timbrado de nómina, la cual será obligatoria a partir del 1 de julio.

Guadalupe Hernández es una de las afectadas por la sobredemanda de citas.

Leer más: Cinépolis niega aportaciones al PRI tras filtración de audio de Alito Moreno

Explica que desde noviembre del año pasado está intentando obtener una cita en el SAT para tramitar su firma electrónica; lleva cinco intentos y se quedó en la fila virtual.

Sin embargo, al ver que no se liberan fechas, decidió acudir a una de las oficinas del SAT.

Fue a la del Caballito, que se encuentra en Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México, y se sintió más frustrada al ver la larga fila de personas formadas desde temprano, algunas con cita previa y muchas sin ésta.

Lo mismo pasó en las oficinas de avenida Universidad: ríos de gente con rostro de angustia, muchos de ellos mayores de 50 años, que no están familiarizados con la tecnología, y los más jóvenes sorprendidos por la pérdida de tiempo.

Además de la firma electrónica, a Guadalupe se le juntó otro trámite: el de la Constancia de Situación Fiscal que le piden en su empresa y que no pudo bajar en línea porque no cuenta con la e.Firma.

Toda su vida ha sido asalariada y nunca había tenido la necesidad de ir al SAT para hacer algún trámite, señala.

El problema, destaca, es que si no logra concluir los trámites, corre el riesgo de que le retengan su quincena a partir de julio.

Leer más: La marca Pemex cae 4 lugares en ranking mundial

Saturación

La sobredemanda de citas para realizar los trámites de la e.firma y la constancia se debe a que, en ambos casos, es indispensable que el contribuyente acuda a las oficinas del SAT, explicó el presidente de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos (AMCP), Jesús Rodríguez Ambriz.

En el caso de los primerizos en obtener la e.firma, deben ir porque el trámite incluye la toma de su huella digital y un reconocimiento facial del iris del ojo y la grabación de su voz.

Todo eso se plasma en un algoritmo con sus datos biométricos en un programa específico para darle la misma validez que la firma autógrafa, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL.

En el caso de la constancia, muchos asalariados la están tramitando porque sus patrones deben cumplir con la nueva disposición de validar datos como RFC y domicilio fiscal para los recibos de nómina.

Sobre todo, se pide el código postal, porque antes era muy común que el empleador pusiera la dirección de la empresa, y no se tenía la certeza de que realmente existía esa persona, comentó.

Ahora, a partir de julio, si se incluye un dato erróneo, ya no se podrá facturar ni timbrar la nómina con la nueva versión 4.0, advirtió Rodríguez Ambriz.

Piden prórroga

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) solicitó a las autoridades fiscales aprobar una prórroga para la entrada en vigor de la nueva factura hasta enero de 2023.

El presidente de la Comisión de Síndicos del IMCP, Luis Carlos Verver, dijo que el trámite más solicitado es la firma electrónica porque es obligatoria para otros trámites no fiscales, como la cédula profesional, o para los socios de una empresa.

Afirmó que debido a esta crisis, los contribuyentes no han podido cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales y otros compromisos.

Debido a ello, propuso extender por dos años el periodo de renovación de la firma electrónica a través del aplicativo SAT ID y, si no se concluyó un trámite, se permita continuarlo dentro de los siguientes tres días hábiles sin sacar cita nueva, y atender a quienes llegan sin cita cuando otro contribuyente la deja perder.

18may2022-registrotributario.gif

 

Suscríbete aquí para recibir directo en tu correo nuestras newsletters sobre noticias del día, opinión, opciones para el fin de semana, Qatar 2022 y muchas opciones más.

Comentarios