En EU, la crisis de suministro genera tormenta perfecta

La pandemia provocó que se hablara en ese país del desabasto en supermercados

En EU, la crisis de suministro genera tormenta perfecta
La interrupción en la logística es uno de tantos problemas que generó la pandemia, de acuerdo con expertos en el tema. Foto: Damian Dovarganes. AP
Cartera 26/10/2021 03:00 Víctor Sancho / corresponsal Actualizada 03:00
Guardando favorito...

Washington.— La pandemia de Covid-19 provocó la llegada de una nueva terminología al lenguaje cotidiano, así como el enfoque en temas y desafíos, hasta hace poco impensables para el ciudadano de a pie. De repente, casi de la noche a la mañana, todo cambió y había que enfrentar retos como el desabasto en supermercados.

Se empezó a hablar seriamente de semiconductores, de logística y, otra vez con fuerza, de cuellos de botella y cadenas de suministros. “Atravesamos una pandemia y se ha producido un cóctel de situaciones que hacen que las interrupciones de la cadena de suministro sean generalizadas”, dice Christian Weller, experto del Center for American Progress (CAP) y profesor en la Universidad de Massachussets.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Weller señala, por ejemplo, la paralización de la producción o sectores como el transporte por la enfermedad de trabajadores, factor imprevisible que causa la baja del empleado, no sólo por la enfermedad, sino con la cuarentena posterior.

Para el experto, el principal problema actual es una “interrupción en la logística”, pero no es el único: también hay frenos en energía “porque las refinerías cerraron por un tiempo” y la competencia mundial por la escasez de materias primas.

Hay que añadir la dependencia de mercados globales en toda la cadena productiva que provoca que, cuando un eslabón tiene una falla, o el más mínimo retraso, todo el ecosistema económico se resiente.

Por suerte, según el experto, “los responsables de la creación de políticas en el mundo son conscientes de los problemas”.

En ese sentido, el experto aplaude el trabajo que está haciendo la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para potenciar las cadenas logísticas y evitar que se causen males mayores.

Las campañas de vacunación, incluyendo las normativas y obligatoriedades de vacunación, tienen como objetivo evitar contagios y, por tanto, escasez de mano de obra y trabajadores.

Hace días, la Casa Blanca se alió con el sector privado para “reducir las interrupciones de la cadena de suministro”, multiplicando la capacidad logística y potenciando el transporte.

Además, su interés por “enfatizar la energía verde”, así como “reducir el poder corporativo a través de una aplicación antimonopolio más estricta”, deberían ser recetas para sanar la situación actual y esquivar una repetición de la situación a futuro.

Para Weller, todas las acciones del gobierno de Biden “deberían aliviar las presiones sobre los precios y hacer que la inflación sea temporal”.

Lee también: Brexit y pandemia, tormenta perfecta en Reino Unido