CRE: escasez de gas natural pegará al sur del país en 2024

Opina el regulador que el déficit de 970 millones de pies cúbicos se va a generar por factores como el diferimiento de obras del plan quinquenal del Cenagas, y no se podrá cubrir con importaciones

CRE: escasez de gas natural pegará al sur del país en 2024
Foto: Archivo El Universal
Cartera 19/04/2021 02:40 Noé Cruz Serrano Actualizada 02:40
Guardando favorito...

La Comisión Reguladora de Energía (CRE) prevé que en 2024, último año de este gobierno, México va a enfrentar un déficit de gas natural de 970 millones de pies cúbicos diarios, principalmente en el sur del país.

La escasez del energético no se logrará solventar ni con oferta nacional, importaciones existentes, o la nueva oferta proveniente de nuevos proyectos de gasoductos, estaciones de compresión y de almacenamiento, incluidas las cavernas salinas.

El déficit previsto equivale a más de lo que consumirán en conjunto en ese año la Ciudad de México, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Querétaro y Michoacán.

El volumen es similar a 48.8% de los requerimientos de toda la industria nacional hacia el final de la actual administración, de acuerdo con la prospectiva del consumo regional de gas natural por estado en 2032, elaborada por la Secretaría de Energía (Sener).

También lee: Aumento de tarifa eléctrica sería el "tiro de gracia" a pequeños comerciantes de Yucatán: Canacope

En la última versión del Plan Quinquenal de Expansión del Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural 2020-2024, presentado el 5 de noviembre pasado, el gobierno argumentaba que la demanda de gas en 2024 sería cubierta con oferta nacional, importaciones y gracias a la entrada en operación de nuevos proyectos encaminados a incrementar el hidrocarburo.

En ese documento, la Sener y el Centro Nacional de Control de Gas (Cenagas) no habían hecho ninguna referencia a un posible déficit en la zona sur del país.

Sin embargo, la opinión técnica de la CRE respecto a la primera revisión del mismo plan quinquenal, con fecha del 30 de marzo pasado y con base en la “modelación hidráulica y los escenarios de oferta y demanda” presentados por el Cenagas, predice el déficit de gas en 2024.

También lee: Registran apagones nocturnos en colonias de Mérida, Yucatán

Este año la demanda de gas natural será cubierta con la oferta nacional más importaciones, mientras que en 2022 se atenderá con oferta nacional, más importaciones y la entrada en operación de nuevas obras, principalmente la etapa I del proyecto Francisco I. Madero.

En 2023, la demanda será cubierta con oferta nacional, importaciones y la entrada en operación de las dos etapas del proyecto Francisco I. Madero.

abr18-proyeccionesenergeticas19.gif

La opinión técnica de la CRE señala que en 2024 “la demanda de gas natural no puede ser cubierta con la oferta nacional, las importaciones ni la nueva oferta de proyectos, derivado del escenario de demanda media”.

Se identifica un déficit de 970 millones de pies cúbicos diarios en la zona sur, demanda “que no puede ser satisfecha por la declinación de inyección nacional en el sureste y la capacidad máxima de transporte en el troncal de 48 pulgadas de mil 600 millones de pies cúbicos diarios”.

También lee: Advierten riesgo en finanzas públicas y otras consecuencias por Ley de Hidrocarburos de AMLO

Parte del problema, dice la CRE, tiene que ver con el diferimiento, falta de información y detalles del Plan Quinquenal.

En la revisión del plan, la CRE encontró que este año, por ejemplo, no se contempla la ejecución de las obras consideradas, ya que “los proyectos Leona Vicario, Ampliación Montegrande, EC Tecolutla y Lerdo, previstos para 2021, se difirieron por falta de claridad en la planeación”.

Para el proyecto Leona Vicario, aunque está en ejecución, “no se presentó ningún soporte de avance que confirme que los trabajos se concluirán en 2021”; en los proyectos Dulces Nombres y Francisco I. Madero, que tendrían que operar en 2022, “no hay evidencia para que operen en la fecha estimada”.

La CRE tampoco encontró razones para que la interconexión de la etapa I del proyecto Francisco I. Madero se realice en 2021, y “no se prevé que el proyecto inicie en 2022”, además, se desconocen las razones por las cuales el proyecto tuvo demora.

También lee: Empresas pueden recurrir a amparos en energía: Clouthier

En Dulces Nombres “no hay plan de trabajo definido y detallado, por lo que no se prevé que inicie en 2022”.

Una de las obras emblemáticas porque es parte del Corredor Interocenánico, el gasoducto Jáltipan-Salina Cruz se considera “con mayor impacto ambiental y con riesgo alto”, por lo que pide considerar opciones.

En el portal Proyectos México, esta obra que requiere una inversión de 14 mil 210 millones de pesos, está en pausa.

Del almacenamiento operativo en cavernas salinas, a ejecutarse en 2023, “no se cuenta con evidencia suficiente que indique que el proyecto aportará beneficios para dar la seguridad al sistema”, sostiene la CRE.

También lee: Cenagas emite “alerta crítica”; pide reducir entrega de gas natural

Todo esto lleva a concluir, señala el órgano regulador, que en el “último año del presente plan quinquenal (…) se prevé un déficit de 970 millones de pies cúbicos diarios en la zona sur”.

También deben cuidarse las condiciones de operación de los principales conductos del Sistema Nacional de Gasoductos (SNG) en esta zona.

Hacia el final de la administración pasada, la Secretaría de Energía estimaba que la región sur-sureste podría cubrir sus necesidades con producción nacional e importaciones, así como disponer de un excedente de 364.3 millones de pies cúbicos por día, de acuerdo con la Prospectiva de Gas Natural 2018-2023.

Para esa zona se esperaba una producción de gas natural disponible de 3 mil 298.6 millones de pies cúbicos diarios (de ese total 54.5 millones serían importados), frente a una demanda de 2 mil 934.3 millones de pies cúbicos diarios.

Temas Relacionados
CRE gas natural cenagas El Universal
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios