FOCUS
FOCUS

You are here

Slim y Trump

Muy significativo fue el hecho de que se reunieran en privado en la Ciudad de Miami el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump y Carlos Slim. Esto deja claro el reconocimiento que tiene Trump por el liderazgo de Carlos Slim, incluso en el ámbito político. Es evidente que Trump lo escogió como su interlocutor personal para enviar mensajes al pueblo de México y no lo hizo a través de los canales formales que tiene la estructura del gobierno federal, que sería lo correcto según el protocolo internacional, sino de un ciudadano con liderazgo.
22/12/2016
09:50
-A +A

Muy significativo fue el hecho de que se reunieran en privado en la Ciudad de Miami el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump y Carlos Slim.

Esto deja claro el reconocimiento que tiene Trump por el liderazgo de Carlos Slim, incluso en el ámbito político.

Es evidente que Trump lo escogió como su interlocutor personal para enviar mensajes al pueblo de México y no lo hizo a través de los canales formales que tiene la estructura del gobierno federal, que sería lo correcto según el protocolo internacional, sino de un ciudadano con liderazgo.

Esto nos define ya un nuevo modo de hacer política por parte de Trump, alejado de los formalismos gubernamentales.

Las frases elogiosas y de reconocimiento que se dijeron mutuamente y publicaron cada uno de ellos en las redes sociales, dan cuenta de la empatía que se dio entre ambos y el voto de confianza que se intercambiaron. Trump nos mandó un mensaje en su calidad de gobernante y eligió a un ciudadano como vehículo de comunicación.

Es de llamar la atención que durante la campaña el candidato Trump denunció la intromisión de “un mexicano” en este proceso electoral, en clara alusión a que el periódico más crítico en contra de él, el New York Times, tiene como principal accionista a Carlos Slim.

Sin embargo, con esta reunión en Miami queda claro que la campaña electoral es un teatro donde se juega con las emociones del electorado y en contraste, se gobierna con la cabeza fría y de acuerdo con los intereses nacionales o del grupo que respalda al presidente.

Hay quienes piensan que preferir como interlocutor a Slim por encima de los canales gubernamentales mexicanos es una venganza por una supuesta predilección durante su campaña, por Hillary Clinton. Sin embargo esta reunión nos muestra a un hombre un poco menos visceral de lo que suponíamos. Es emotivo y grosero, pero capaz de controlarse cuando conviene a sus intereses, como haría cualquier empresario.

A final de cuentas, Trump tampoco es político y nunca ejerció cargo público alguno hasta que buscó la presidencia. Que hubiese derrotado a un exponente de muy alto nivel de la aristocracia política norteamericana nos ofrece un escenario de los tiempos que están por venir. El desencanto de los ciudadanos por la política tradicional la cual está muy distanciada hoy de las preocupaciones, intereses y expectativas de la sociedad y como respuesta, la búsqueda de líderes representativos del ciudadano de a pie.

Es cierto que la elección presidencial norteamericana es una mezcla de votos, de los ciudadanos por una parte y de los miembros del Colegio Electoral por otro. Sin embargo, este colegio electoral no está conformado por funcionarios públicos como sucede en México con el INE, sino que está integrado por miembros que fueron elegidos en un proceso electoral por los ciudadanos en cada estado, precisamente para que ellos como grupo den su voto de modo institucional. Son individuos seleccionados por su liderazgo y representatividad, por lo cual están más cerca de la ciudadanía que de la clase política norteamericana.

El liderazgo político hoy se puede ejercer sin pertenecer a la clase política. Simplemente con poseer poder desde algún ámbito público.

Parece ser éste un fenómeno global, de desencanto ciudadano frente a los políticos profesionales.

Hoy las redes sociales han empoderado al ciudadano y éste toma control.

Hay que leer entrelíneas lo que significa esta reunión de dos empresarios que definen un nuevo modo de hacer política.

Mucha claridad tuvo el aún gobernador del Banco de México, Agustín Carstens,  al calificar la campaña de Trump como “el tráiler de una película de terror”, donde se muestra una parte de ella y a continuación aclaró que será a partir de enero del 2017 será cuando empezaremos a presenciar cómo se desarrolla la película y descubriremos si este filme corresponde al tráiler promocional que nos mostraron durante la campaña.

Pudiera ser que el “león Trump”, con todo y su rubia y frondosa melena, pudiera no ser tan fiero como lo pintan.

 

 

Ricardo Homs
Presidente de la Academia Mexicana de la Comunicación AC. 25 libros publicados Fundó en México la oficina local de la empresa global de consultoría creada por Al Ries, uno de los dos creadores del...

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES

Comentarios