FOCUS
FOCUS

You are here

El derecho de réplica y sus trampas

28/09/2015
08:17
-A +A

En México, cuando se pretende entrampar una obligación o el uso de un derecho, simplemente se necesita obligar a que entre en el ámbito judicial.

En nuestro país todo lo jurídico se burocratiza y entra en una dinámica perversa y viciada donde quienes pueden pagar y sobornar, -o ejerzan poder o influencias-, adquieren privilegios en perjuicio de las víctimas o de quienes tienen la razón o la verdad pura de su lado.

La ley reglamentaria del derecho de réplica judicializa, -y por tanto burocratiza-, la aplicación de ese derecho en beneficio de las televisoras y perjuicio de los ciudadanos, han explicado los senadores del PRD, PT y un sector del PAN. Lo grave es que esta ley ya fue aprobada en comisiones y está a punto de votarse ante el pleno del Senado

El Senado de la República acaba de aprobar que el derecho de réplica, -por medio del cual alguien que se siente agredido por información o comentarios vertidos por un medio de comunicación-, podría defender su honor.

Sin embargo, -para lograr que se haga justicia a algún agraviado-, éste tendría que realizar un engorroso y desgastante trámite a fin de ejercer su derecho de réplica.

Esto presupone un principio básico de inequidad e injusticia. Quien tiene dinero puede agredir e incluso dañar el honor de y la honorabilidad de un tercero de forma pública a través de los medios masivos de comunicación, -y quedar impune-, si su víctima carece de recursos para defenderse en un trámite burocrático, en el cual los medios de comunicación, -por lo que representan ante los funcionarios públicos-,  tienen ventaja.

Ésto significa un retroceso, pues la  instrumentación de esta ley privilegia a quienes poseen poder y dinero y perjudica a quien está en posición débil y vulnerable. Incluso abre la posibilidad de que se pueda llegar a ejercer extorsión en un ambiente de impunidad por parte de algún comunicador carente de ética profesional, e incluso de valores morales.

Si un comunicador quiere chantajear a alguien para obtener beneficios económicos, podrá hacerlo pues el daño moral ya estará hecho al hacerle difícil la defensa a tiempo.

Ni que decir que en las campañas electorales, -donde la estrategia de desacreditar a los rivales tiene que ver mucho con el tiempo disponible para ejercer el derecho de réplica-, puede estimular que algunos comunicadores aprovechen ésto para poner sus servicios en venta al mejor postor.

Disfrazada de rumores y suposiciones que parezcan información, podrá aplicarse una estrategia de desgaste de contrincantes, sabiéndose que cuando la burocracia resuelva el enfoque jurídico, ya se habrán realizado las elecciones y el golpe habrá sido certero y demoledor.

Parece ser  que los políticos no caen en la cuenta de que en este país el acceso a la justicia es un lujo al que no pueden acceder quienes no tienen recursos económicos suficientes para hacer valer sus derechos.

En este país se puede ser pillo y no pisar la cárcel si se tiene dinero para pagar abogados y corromper a la infraestructura judicial,

Si a usted le acusan de algo injustamente lo que determinará que pueda defenderse y hacerse justicia, será el dinero, lo cual no puede ser más inequitativo e injusto.

Lo que debe constituir la Ley Reglamentaria del Derecho de Réplica es un paquete de acciones que  faciliten y agilicen el acceso a este derecho por parte de quien sea vulnerado en su honorabilidad y reputación.

Ricardo Homs
Presidente de la Academia Mexicana de la Comunicación AC. 25 libros publicados Fundó en México la oficina local de la empresa global de consultoría creada por Al Ries, uno de los dos creadores del...

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES