La historia de Ayrton Senna y su contrato de un millón de dólares antes de cada carrera

“O me pagan antes de cada carrera, o no corro.” Era la condición del piloto brasileño

Ayrton Senna
Autopistas 04/05/2021 00:01 Luis Vilchis Actualizada 00:01
Guardando favorito...

No es un secreto que, en la actualidad, muchos pilotos de la F1 gozan de millonarios contratos anuales. Tal es el caso de Lewis Hamilton, actual campeón del mundo que disfruta de la mejor paga en la máxima categoría del automovilismo. 

No obstante, el piloto británico tuvo que negociar por muchos meses antes de confirmar su regreso al equipo de la estrella. Sin embargo, pocos recuerdan que Ayrton Senna, uno de los mejores pilotos de la historia en la F1, pasó por una situación similar hace 28 años. 

En 1993, Senna y Ron Dennis se encontraban en negociaciones para que el piloto brasileño siguiera corriendo con McLaren. Al final, llegaron a un acuerdo: un millón de dólares por cada carrera. El dinero tenía que ser entregado al piloto antes de cada GP, de lo contrario, Ayrton Senna no se subiría al monoplaza. 

“Recuerdo que teníamos que llevar un millón de dólares a cada carrera para entregárselos a Senna,” comentó Martin Whitmarch en una entrevista, quien fue director de operaciones para McLaren F1. 

“En 24 años, McLaren siempre fue rentable a excepción de 1993, cuando perdimos 1.5 millones de libras y teníamos que darle a Senna su pago cada GP,” añadió el ejecutivo. 

Senna, quien en esa entonces no quería seguir en el equipo porque Honda había abandonado la escudería. “En cuanto Honda se fue, Senna no quería continuar con nosotros. Buscó hacernos la vida imposible con un contrato que pensó negaríamos,” mencionó Whitmarch. 

d8gahlcvsaadsxt.jpg

Esta cambio de proveedor de motor le costó a McLaren una fuerte cantidad de dinero, por lo que había menos en las arcas para pagarle a Senna. El piloto se desapareció del equipo durante toda pausa entre temporadas y regresó unos días antes de Navidad. 

Senna se presentó en Arizona para hacer unas pruebas a bordo del IndyCar de McLaren para esa temporada y Emerson Fitttipaldi le planteó la idea de correr en dicha categoría si no negociaba un buen contrato. 

“No pienso apresurarme, si no regreso a la F1 en la temporada 93, pensaría muy seriamente en la IndyCar. Tengo un mundo de posibilidades frente a mí y veré que me depara el futuro,” comentó Senna luego de la prueba antes mencionada. 

Según en manager de Senna, Julian Jakobi, tanto el piloto como Ron Dennis no querían ceder. Por una parte, el brasileño sabía que el millón de dólares por carrera eran mucho, pero era lo que pedía. Por su parte, Dennis no quería dejar ir a uno de los mejores pilotos de la historia. 

“Pelearon en su propia esquina, pero ambos sabían que funcionaban mejor juntos que separados,” comentó Jakobi en una entrevista. 

Para meter presión sobre Senna, Dennis contrato a Mika Hakkinen, quien provenía de Lotus. Si Senna se negaba a correr, Hakkinen tomaba su lugar en dichas carreras. 

Para poner las cosas más interesantes, McLaren anunció que fabricarían un tercer monoplaza especial para Hakkinen que estaría listo por si el brasileño se negaba a correr por “falta de pago”. 

93_eur26.jpg

Al final, Senna y Dennis se encontraron en una casa de descanso que McLaren tenía en Suiza. En dicha reunión, las cosas comenzaron a ceder para Ayrton Senna. 

Senna, sabiendo que Gerhard Berger había firmado un contrato millonario, no quería irse con las manos vacías. “Tenemos solamente 5 millones de dólares disponibles luego de haber pagado por los nuevos motores,” comentó Dennis. 

“Bueno, correré las primeras 5 carreras y veremos qué pasa después”, agregó Senna a la conversación. 

“Si tienen más dinero luego de las primeras 5 carreras, analizamos el futuro de la temporada,” finalizó el piloto brasileño. 

No obstante, la cuarta carrera del campeonato, que se celebraba en Imola, fue el primer tropiezo para el nuevo contrato. “Tenía que avisarle a Senna que el dinero estaba seguro tres días antes de cada GP, pero para Imola McLaren no había pagado,” comentó Jakobi. 

“Bien, entonces no correré este fin de semana, dile al equipo que el dinero no está en mis manos y no pienso salir de São Paulo,” contestó Senna. 

No obstante, el equipo mandó una transferencia bancaria a Senna para que el jueves por la mañana el piloto ya tuviera su millón de dólares respectivo. Su representante llamó a la oficina de Senna para informarle que el pago ya estaba hecho, pero no lo podían localizar. 

1000597.jpg

“No estaba en su departamento, ni en su oficina o con su familia. Senna se había ido con una mujer y nadie podía localizarlo ese día,” narra Jakobi sobre aquella situación. 

“Lo logramos encontrar comiendo con una mujer en la playa, le dijimos que el pago estaba hecho y lo subimos al primer vuelo a Roma y Jo Ramírez fue por él,” menciona Jakobi. 

Para que esto no se repitiera, Dennis se comprometió a pagar un millón de dólares por cada una de las carreras restantes de la temporada (16).

Senna corrió toda esa temporada bajo la misma regla: si el dinero no está en su cuenta el miércoles previo al GP, no se presenta al circuito. 

Eventualmente, Senna fue confirmado como piloto de Williams para la temporada 1994 de la F1, tomando el lugar de Prost.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios