Algunas de las “trampas” más infames en la historia de la Fórmula 1

Desde un pedal extra, hasta compra ilegal de elementos mecánicos. El deseo por ganar en la F1 roza los límites permitidos

Trampas F1
Autopistas 13/05/2021 00:01 Luis Vilchis Actualizada 00:01
Guardando favorito...

La Fórmula 1 es uno de los deportes más importantes a nivel global. Más allá de solo ser monoplazas dando vueltas en circuitos internacionales, en muchos casos es un semillero de tecnologías que, tarde o temprano, vemos en los autos convencionales. 

De igual manera, el escaparate mediático de la F1 es de mucho interés para marcas que buscan promocionarse. Estos patrocinadores naturalmente buscan aquel auto que tenga más tiempo en cámara, y esos suelen ser los más ganadores. 

Por esto, y más motivos, todos los equipos de Fórmula 1 se esfuerzan por ganar. Esto, naturalmente, ha empujado los límites de los desarrollos a puntos jamás pensados, como el hacer trampa con tal de ganar. 

En la historia de la F1 han existido algunos casos de trampas más que populares. Algunos de ellos se resolvieron con una simple advertencia al equipo, pero otros necesitaron de sanciones más severas. 

Aquí, te enlistamos algunas de las trampas más infames en la historia de la F1.

racing-point-rp19-front-brake-1.jpg

Racing Point y el “Mercedes Rosa”

La temporada pasada, el equipo Racing Point entró en la mirada de propios y extraños de la F1 por la increíble similitud entre su monoplaza y el del equipo alemán Mercedes-AMG Petronas. 

No obstante, uno de los elementos que más controversia causó fue el uso de un sistema de frenos prácticamente idéntico al de Mercedes. El copiar este componente, al ser algo interno e imposible de copiar a simple vista, implicó que “compraron” de manera ilegal el desarrollo.

Alguien dentro del equipo alemán vendió la información a Racing Point, y ellos accedieron con tal de mejorar su monoplaza. Renault comenzó las protestas para realizar una investigación a detalle. 

El equipo recibió una fuerte multa económica y se les restaron 15 puntos del campeonato de constructores.

el-segundo-pedal-de-freno-a-la-izquierda.jpg

McLaren y el pedal de freno extra

Con la intención de reducir el subviraje, la escudería británica equipó a sus monoplazas con un tercer pedal que parecía “oculto”. Este pedal servía como un freno que solamente actuaba sobre el neumático trasero cercano al vértice para reducir el radio de giro considerablemente. 

Este elemento no estaba permitido por la FIA y nadie sabía sobre este sistema hasta que un fotógrafo llamado Darren Heath notó un brillo extraño en los frenos del monoplaza de McLaren a media curva. 

La siguiente carrera, Darren pudo colarse al garage de McLaren y tomó una fotografía de los pedales del monoplaza. En esta foto se nota un tercer pedal a la izquierda, que era el que accionaba dicha asistencia de frenado. 

La foto fue publicada y todos los equipos protestaron por la asistencia de McLaren. Al no estar regulada porque jamás había pasado, la FIA no sabía bajo qué categoría clasificar esta trampa. 

Al final, entró en la prohibición de la dirección en las cuatro ruedas, pero McLaren no recibió ninguna penalización al respecto. 

144a9d586fb53bf8bf3fd19314b3d065.jpg

Benetton y el control de tracción

Los monoplazas de la F1 son máquinas que requieren de pilotos habilidosos para poder dominarlas. Uno de los puntos más difíciles para todo piloto es mantener la tracción en su punto óptimo para ir lo más rápido posible. 

No obstante, Benetton desarrolló un sistema que permitía a los pilotos siempre tener el nivel de tracción óptimo sin relativo esfuerzo, lo que significó una gran ventaja sobre sus competidores. 

Nadie sabía que Benetton tenía dicho software en sus monoplazas, pero Ayrton Senna lo sospechaba.  El piloto brasileño no salió a una sesión de prácticas para prestar atención al auto de Benetton y los ruidos extraños que hacía. 

Senna presentó la queja ante la FIA, pero Benetton se libró diciendo que Ayrton confundió el comportamiento del coche por la especial técnica de frenado utilizada por Schumacher. 

No obstante, al no haber una regulación específica, muchos equipos comenzaron a utilizar tecnologías similares a lo visto en Benetton. Para finales de la temporada 2000, todas las escuderías usaban este software ilegal. 

En 2001 la FIA permitió que usaran control de tracción de manera abierta y la controversia del tema terminó ahí.

Temas Relacionados
Fórmula 1 F1 trampas
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios