Se encuentra usted aquí

El Consejo Nacional de Seguridad Pública y la 4T

01/02/2019
02:03
-A +A

El pasado jueves 24 de enero, participé, en calidad de invitado permanente y como Director General de México SOS, en la III Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública, en Palacio Nacional (CNSP).

Esta sesión constituye la primera que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador; dentro de ella se aprobaron, entre otros, las nuevas reglas de asignación del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP).

Este tema es fundamental porque con estas reglas se definen los recursos que se le entregará a cada entidad federativa, y los rubros a los que se les dará prioridad al menos, en el año fiscal en curso. Desde nuestro punto de vista, la nueva fórmula del FASP contiene diferencias sustantivas y positivas tales como:

La apertura y acierto del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) para colaborar con el INEGI en la construcción de la fórmula. Esta colaboración generará grandes frutos en materia de información, pues se desarrollan indicadores claros y directos para la asignación de los recursos; asimismo, fortalecerá la confianza en la información delictiva al ser un tercero independiente y favorecerá la actualización del Centro Nacional de Información.

El incremento en el porcentaje de asignación de recursos para el Sistema Penitenciario. Esta es una buena noticia que, de implementarse adecuadamente, por ejemplo con los Estándares Avanzados de Naciones Unidas para el Sistema Penitenciarios (UNAPS), la incidencia sería mucho más eficaz para el diseño, operación, evaluación y certificación de los centros penitenciarios.

Asignación de recursos para la prevención del delito. De acuerdo a lo señalado por el actual gobierno, se dará prioridad a los temas que originan la violencia y la inseguridad. Confiamos y estaremos vigilantes para que esto efectivamente suceda.

Ante un escenario político y social distinto en nuestro país, me parece que es muy sano observar las diferencias en los distintos participantes. Algunos gobernadores se inconformaron con la fórmula y tuvieron que reunirse en comisiones para revisar el reparto de los recursos; esto es democracia. Habrá que esperar a saber si esta dinámica continúa en las sucesivas sesiones.

No obstante, como no hay fórmula mágica que funcione, desde México SOS propusimos al CNSP lo siguiente:
Implementar un órgano de inspectoría (contraloría social) donde participen ciudadanos y autoridades para que los recursos se fiscalicen de inicio a fin.

Actualizar el modelo de control de confianza que sirvió para depurar, pero ahora tal y como está, es un obstáculo para el reclutamiento y la carrera policial.

Crear un órgano de coordinación, técnico y operativo, que dé seguimiento, evalúe y promueva la consolidación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio.

Dar seguimiento a los Acuerdos del CNSP a través de grupos de especialistas y operadores y desde las propias Conferencias Nacionales.

Estoy convencido y he sido testigo de que la propuesta, la colaboración genuina y la suma de talentos, son pieza clave para transformar la cultura de relación entre ciudadanos y autoridades. La Red Nacional de Mesas de Seguridad y Justicia (RNMSJ) que coordinamos y donde ciudadanos (con y sin cargo público) trabajamos corresponsablemente, de manera eficaz y generando confianza, sin filias ni fobias, para atender las problemáticas de cada comunidad, con una agenda común a la que se da puntual y sistemático seguimiento es una evidencia de ello.

Confiamos que esta nueva etapa en la historia de nuestro país, esté construida por sociedad y gobierno, nuestra disposición, ánimo y experiencia están puestas sobre la mesa.

Orlando Camacho
Director General de México SOS y Consejero permanente del Consejo Nacional de Seguridad Pública