PGR indaga por despojo del recinto de CU

La Procuraduría General de la República (PGR) tiene abiertas dos averiguaciones previas desde diciembre de 2013 por el despojo del auditorio Justo Sierra

En marzo de 2014 hubo actos de violencia por la disputa del auditorio Justo Sierra. FOTO: JOSÉ DÍAZ. CUARTOSCURO
Nación 20/03/2016 02:41 Dennis A. García y Julián Sánchez Actualizada 08:28
Guardando favorito...

[email protected]

La Procuraduría General de la República (PGR) tiene abiertas dos averiguaciones previas desde diciembre de 2013 por el despojo del auditorio Justo Sierra, de la Facultad de Filosofía y Letras, por parte de grupos anarquistas, frentes populares, activistas y colectivos que participan en marchas radicales y que podrían estar vinculados con actos de vandalismo, de los que las autoridades han identificado por lo menos a 12 personas.

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, que encabeza Gilberto Higuera Bernal, inició las averiguaciones previas PGR/DF/SZS-II/3550/2013 y PGR/SZS-IV/500/2014 por el despojo del auditorio que pertenece a la máxima casa de estudios.

La Subprocuraduría inició la investigación por los hechos suscitados el 19 de diciembre de 2013 cuando un grupo de encapuchados desalojó a otros que tenían tomado el espacio.

La averiguación previa PGR/ SZS-IV/500/2014 está relacionada por otra confrontación entre los distintos grupos el 3 de marzo de 2014, uno se autonombra OkupaChe, al que pertenece Jorge Emilio Esquivel Muñoz, El Yorch, detenido en las inmediaciones de la Universidad con droga y puesto en libertad por orden de un juzgador federal.

Las autoridades han identificado a por lo menos 12 personas que mantienen el control del auditorio Justo Sierra. Se trata de José Luis Ramírez Alcántara (El Chompiras), Carlos Alberto Estrada Arroyo, Itzamna Guarneros García, Víctor Herrera Govea, María Sandra Marco Gabarre (La Española), Christian Antonio Carmona, Mónica Ortega Sánchez (La Fideo), Irene Pérez Villegas Matsura, Aztlalli Cabrera Prado, María de Lourdes Mejía y Jorge Mario González García. Consejeros universitarios señalaron el viernes pasado que quienes han ocupado el auditorio no son estudiantes de la UNAM. Insistieron en que ese sitio, que fue tomado en septiembre de 2000, se ha vuelto un “foco rojo”.

La directora de la Facultad de Filosofía y Letras, Gloria Villegas, recordó en la sesión del Consejo Universitario del viernes que un narcomenudista fue asesinado en junio de 2009 en las puertas de esa escuela.

Citó que en marzo de 2014 se registraron hechos de violencia por la disputa del auditorio.

Derivado de la detención de Jorge Emilio Esquivel Muñoz, El Yorch, aprehendido en posesión de droga en las inmediaciones de Ciudad Universitaria el 24 de febrero pasado, se suscitaron hechos violentos frente a ese auditorio, cuando miembros del colectivo OkupaChe salieron en su defensa.

El consejero Mario González dijo en alusión a quienes ocupan el auditorio Justo Sierra: “Estamos cansados, porque estos individuos permanentemente agreden a los compañeros vigilantes, inclusive dos veces han incendiado la Base I con bombas molotov y han golpeado al personal”.

La denuncia más reciente que interpuso la UNAM fue por los actos vandálicos suscitados después de la detención de El Yorch, cuando unas 30 personas con el rostro cubierto agredieron al personal de la Base 1 y los despojaron de radios que eran propiedad de la máxima casa de estudios, celulares y objetos personales.

Incendiaron una unidad de vigilancia, causaron daños a cuatro vehículos más, en las oficinas lanzaron bombas molotov, destruyeron mobiliario y equipo de cómputo.

Ante hechos como esos, estudiantes se han pronunciado por la desocupación del espacio que es utilizado por estos grupos para realizar fiestas, talleres, cursos; incluso ahí pernoctan para evitar que los desalojen. Entre los convocantes a las “tocadas” está el colectivo Anarcopunk, que participa en diversas protestas en la capital.

Antes de dejar su cargo como abogado general de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Luis Raúl González Pérez exigió en una carta a los grupos que se apoderaron del auditorio conocido como Che Guevara que entregaran el recinto. En la misiva se exigió abandonar de manera inmediata el espacio.

“La universidad hace de su conocimiento que no cederá en forma alguna a exigencias que tengan como base actitudes violentas, de fuerza o cualquier otra conducta que vaya en detrimento de los principios universitarios. Exigimos que de manera inmediata depongan su actuar y abandonen este recinto, porque su entrega no estará sujeta a pretensión o condición alguna”, señala el documento que fue entregado a las personas que mantienen en su poder el recinto universitario.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios