18 | MAR | 2019

Cuba festeja aniversario en incertidumbre

02/01/2017
01:54
José Meléndez / corresponsal
-A +A
Es el primer año de la fiesta nacional sin el líder histórico de la revolución

La revolución cubana festejará hoy el 58 aniversario de su triunfo en 1959, que logró tras 25 meses de una guerra de guerrillas iniciada en 1956 en el oriente de Cuba.

La celebración constará de un desfile militar en La Habana en el que se exaltará la herencia de Fidel Castro, fallecido hace apenas 37 días y quien fue pieza política central para prolongar la vida del régimen comunista. La reafirmación del espíritu revolucionario es importante, principalmente en un momento en el que se teme un renovado asedio desde Estados Unidos en 2017, con la llegada de Donald Trump a la presidencia.

Bajo el concepto “guerra de todo el pueblo”, en un homenaje al extinto comandante en jefe —quien murió el pasado 25 de noviembre—, soldados de los ejércitos Central, Occidental y Oriental, la división de tanques, tropas especiales, guardafronteras y territoriales, marina, bloques de escuelas militares, milicias estudiantiles y consejos de defensa desfilarán hoy en la Plaza de la Revolución, en La Habana.

“Este nuevo aniversario llega con interrogantes derivadas ante el arribo de Donald Trump a la Casa Blanca y la incidencia que este hecho podría tener en el futuro del proceso hacia la normalización de relaciones iniciado por Cuba y Estados Unidos”, publicó ayer el periódico Granma, órgano oficial del Comité Central del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), el único legal en la isla.

Al reafirmar que Cuba está dispuesta a avanzar en el diálogo con EU con “respeto recíproco”, el diario puntualizó que la revolución conmemora su aniversario “por primera vez sin la presencia física de su líder histórico”, pero con el “consenso popular mayoritario de continuar su legado e impulsar el socialismo”.

Durante su campaña electoral, Donald Trump rechazó la política que el presidente saliente, Barack Obama, ejecutó con Cuba a partir de diciembre de 2014 y que permitió, en julio de 2015, el restablecimiento de lazos diplomáticos entre Washington y La Habana, después de más de 54 años de ruptura. En un hecho histórico, Obama visitó la isla en marzo de 2016.

Ante los sectores más poderosos del anticastrismo, Trump prometió que, al asumir el próximo 20 de enero, endurecerá la política de EU con Cuba, aunque se duda de un retroceso total.

El deshielo pactado por Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, luego de 18 meses de pláticas secretas, permitió flexibilizar políticas en los nexos bilaterales, como abrir vuelos comerciales entre ambos países, pero el bloqueo que EU impuso a Cuba en 1962 se prolonga sin cambios sustanciales.

El gobierno cubano, que rechaza abrir su sistema político de partido único, exige el fin del embargo, lo cual será una consigna de la marcha militar de hoy.

“¿Por qué ese derroche castrense en medio de la crisis que vive el país?”, cuestionó la bloguera disidente cubana Yoani Sánchez. En un artículo en el portal 14ymedio.com, diario digital que opera en la ilegalidad, aseguró que “no son coherentes tantos delirios de grandeza marcial” con una economía que cayó 0.9% en 2016.

“Esta parada militar, con su carácter de alarde de fuerza y de ‘enseñar los dientes’, dilapidará parte de los recursos” que se necesitan para asuntos esenciales, como electricidad, transporte o estructura vial, pero que se “malgastan” en “jugar a la guerra”, lamentó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios