Reforma educativa debe ser incluyente y participativa: obispo Arizmendi

El pelado de San Cristóbal de las Casas sostuvo que dicha reforma debe incluir los contenidos académicos, la pedagogía, la metodología y la inserción social “en esta patria que amamos tanto”

Estados 10/07/2016 13:04 Oscar Gutiérrez / Corresponsal Tuxtla Gutiérrez, Chiapas Actualizada 14:15
Guardando favorito...

El obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel planteó que la verdadera reforma educativa no debe ser sólo laboral y administrativa, sino integral, “que forme la mente y el corazón”, con la colaboración sobre todo de maestros y padres de familia.

El prelado sostuvo que dicha reforma debe incluir los contenidos académicos, la pedagogía, la metodología y la inserción social “en esta patria que amamos tanto”.

En un comunicado, Arizmendi Esquivel aseguró que los cinco obispos de Chiapas realizan la parte que les corresponde en el actual conflicto magisterial a nivel de las respectivas instancias gubernamentales, para que en los diálogos entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE ) y la Secretaría de Gobernación se aborden los puntos que más preocupan.

Éstos son, precisó el líder católico: Que no se privatice la educación pública, que se respeten los derechos laborales de los maestros, que entre todos se elabore un modelo educativo que, “en verdad, haga que la educación sea un definitivo motor de desarrollo integral de los mexicanos, tanto en sus conocimientos, como en sus actitudes y comportamientos”, abundó.

El obispo chiapaneco expresó su satisfacción por la continuidad del diálogo entre las partes.

“Así como me alarmó el anuncio del secretario de Gobernación de que ya se había agotado el tiempo del diálogo con los maestros inconformes con la reforma educativa, me llenó de alegría y de esperanza que se mantuviera la mesa de diálogo, pues estoy convencido de que no hay otra forma de resolver los problemas”, subrayó.

Escucharse unos a otros, enfatizó el religioso, es abrir la mente y el corazón para ponerse unos en el lugar de los otros y tratar de comprender su posición; dialogar no es conceder todo lo que se pide, sino analizar qué se puede y qué no se puede hacer; “es ‘saber perder para que ganemos todos”; es hacer a un lado el egoísmo personal y grupal, para el bien social, detalló.

Como también, argumentó, dialogar no es signo de debilidad, sino de madurez personal y social. Una persona que se niega a dialogar, se considera como la única poseedora de la verdad; se diviniza, se absolutiza y todo absolutismo es dictatorial, matizó.

En el tema de la distensión social, Arizmendi Esquivel ponderó la decisión de la CNTE de retirar el viernes los bloqueos carreteros y de puentes internacionales que mantenían en diferentes regiones de la entidad federativa, “pues ya estaban perjudicando mucho a quienes nada deben y nada tienen que ver con dicha reforma”.

Aunque, consideró que el magisterio disidente sostiene “su plantón” en Tuxtla Gutiérrez, desde el pasado 15 de mayo, porque “no pueden desistir de su lucha y deben estar pendientes de los resultados de los diálogos tanto con la Secretaría de Gobernación como con la de Educación”.

El obispo diocesano precisó que sólo queda un bloqueo en la entrada a San Cristóbal de las Casas, ubicado en la carretera de cuota a la capital chiapaneca, aunque aclaró que no lo realizan docentes, sino otro grupo.

“Espero que se siga el buen ejemplo de los maestros y dejen libre el tránsito para todos”, confió el religioso.

afcl

Temas Relacionados
reforma educativa Obispo Arizmendi
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios