23 | MAR | 2019
Foto: Captura

Nuevo director de "Una serie de eventos desafortunados": "Es más oscura y menos burda"

08/01/2017
16:53
Emol/GDA
-A +A
Para Barry Sonnenfeld sólo los niños tienen buenas capacidades

Llegó por la revancha. El cineasta estadounidense Barry Sonnenfeld estrenará la próxima semana su versión de las novelas de Daniel Handler Una serie de eventos desafortunados, proyecto que intentó fallidamente de llevar al cine en el año 2004. El realizador de la trilogía Men in Black sentó las bases de aquella cinta protagonizada por Jim Carrey, pero luego salió del proyecto debido a diferencias creativas con el equipo de producción. Ahora finalmente lo lleva a cabo y en un formato que le resulta más atractivo: como serie de televisión.

El deslenguado y alegre cineasta de 63 años compartió durante una jornada de grabación en los estudios Iron Wood, en Vancouver, Canadá. Allí entregó detalles de lo que se podrá ver en Netflix desde el próximo 13 de enero, cuando se lancen los 8 capítulos que conforman la primera temporada. 

Una serie de eventos desafortunados relata con estilo lúgubre y sarcástico las penurias que viven tres hermanos, los Baudelaire, cuando pierden a sus padres en un incendio y son enviados a vivir con un hombre al que jamás han visto, y que supuestamente es un pariente lejano: el villano Conde Olaf (Neil Patrick Harris). Los niños, Violet, Klaus y Sunny (Malina Weissman, Louis Hynes y Presley Smith) tienen que luchar para mantenerse unidos y con vida, pues su tutor quiere asesinarlos para quedarse con el dinero que dejaron sus fallecidos padres.

Sonnenfeld es un tipo extrovertido y en sus conversaciones no tiene filtro. Por ello, se explaya con entusiasmo al hablar del proyecto que por años quiso concretar, y que según él será la "versión correcta" de las novelas firmadas por Handler bajo el seudónimo de Lemony Snicket.

 

Estuviste involucrado en los inicios de la película y ahora llegas como responsable de la adaptación de Netflix ¿Podrías adelantar cuáles son las diferencias en el estilo de ambos proyectos?

- Primero que todo, debo decir que amo los libros, se los leí a todos mis hijos hace mucho tiempo. Perdón, se lo leí a mi hijo, tengo sólo uno. Pero es tan molestoso que pareciera que fuera más de uno (ríe). El asunto es que a los niños les encantan los libros, y lo que a mí me gusta de ellos, y que estoy tratando de hacer en la serie, es mostrar que todos los adultos son unos inútiles. Lo es el señor Poe (albacea de los protagonistas) , la jueza Strauss (vecina) y el Conde Olaf. Sólo los niños tienen buenas capacidades y son maravillosos. Y por eso quiero tratar de mantener al máximo los elementos positivos de la infancia. Se suponía que yo iba a dirigir la película, y estaba muy involucrado en la pre-producción, pero luego, por motivos muy políticos, no la dirigí. Y quedé muy triste. Ahora, diez años después puedo hace la versión correcta…perdón, una versión diferente (lanza una carcajada). Más oscura, menos burda, más emocional, y con un elenco fenomenal, con Neil Patrick Harris haciendo un rol genial interpretando al Conde Olaf. Creo que es más oscura, porque la película era luminosa y colorida, y nuestra versión es más monocromática. 

 

¿Cómo te sumaste al proyecto? Porque inicialmente Netflix estaba buscando otros nombres…

-Muchas personas de Netflix me habían considerado, pero pensaban que estaba muy ligado a la película anterior porque aparezco en los créditos como productor. Y ellos querían hacer algo distinto, entonces no me querían. Pero eventualmente me entrevistaron. Llegué, me senté y les dije 'estos son los motivos por los que ustedes me quieren en el programa'. Y unos noventa minutos después, al salir de la reunión, sentí que había logrado el trabajo. No me lo dijeron en el momento, pero supe que yo lo haría porque dije todas las cosas que me gustaban del libro y que no fueron reflejadas en la película. Cosas sobre el estilo, el tono del relato, sobre los niños y los actores adultos. Estaba muy emocionado porque, lo que voy decir sonará como que me pagaron, pero es verdad: Netflix es un gran lugar para trabajar. Su credo es que los equipos tienen que sentirse libres para lograr el éxito. Respaldan mucho al creador. Además soy hijo único y judío y estaré a cargo de todo el mundo, y eso es lo único que un hijo único judío quiere (ríe con fuerza). 

 

Por ahora está lista la primera temporada, pero son sólo los primeros cuatro libros ¿Hay planes de nuevos episodios?

-Sí. Cada libro sirve para dos episodios, en total serían 26 horas. El plan es hacer ocho el primer año, diez el segundo y ocho el tercero. Cuando lleguemos a ese punto no creo que hagamos secuelas. Además, creo que Neil estará feliz de no tener que maquillarse más por tantas horas...

 

¿Por qué escogiste a Neil Patrick Harris para asumir el rol del Conde Olaf?

-Neil es muy talentoso. Y pasa esto: la naturaleza de este material, en términos de actuación, requiere que los actores tengan una formación teatral. Quieres que hagan una actuación teatral, pero a la vez real. Y Neil ha actuado en Broadway, ha ganado premios Tony. Es como un actor británico. Los actores británicos pueden interpretar grandes papeles y ser realistas. Neil es así, es profundamente talentoso. Es un gran intérprete ¡ Y además cada dos episodios interpreta personajes distintos! Es el Conde Olaf, es Stefano… Es brillante.

 

¿Es complejo hacer un programa de fantasía que resulte atractivo para niños y adultos?

- No mucho, porque a los adultos también les encantan estos libros. Casi todo lo que he hecho es para niños y adultos. Los locos Adams era para niños y un público adulto, para adolescentes, mujeres, hombres, de todo. Lo mismo con Hombres de Negro. No creo que tenga que preocuparme por hacer una división, es incluso para personas que no tienen hijos. Las actuaciones son tan buenas, la historia es tan conmovedora y triste, tan emocional y divertida, que creo que funciona para todos. Además, creo que los niños son a veces más exigentes que los adultos. 

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios