La batalla de los discos baratos

Incluso en algunos estrenos, ahora el CD resulta más barato que el digital. Persiste además un público para ese formato

La batalla de los discos baratos
Portada de disco de MADONNA, Bedtime Stories (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
Espectáculos 08/05/2016 00:00 Cristina Pineda Actualizada 04:32
Guardando favorito...

[email protected] 

Este año la música digital se ha consolidado, sobre todo en el streaming, ya que la Federación Internacional de Productores de Fonogramas informó que por primera vez la venta digital ya es mayor a la física.

Esto ha provocado otro fenómeno que curiosamente beneficia el mercado del disco compacto: ha abaratado sus costos.

Hace algunos años las disqueras eran fuertemente criticadas por los altos precios del disco físico. Ahora, esos costos han bajado, mientras que el precio de la música digital se encarece.

Entonces, los compradores de CD se benefician. Aída Núñez, por ejemplo. Ella tiene 18 años y bien podría entrar en la generación que prefiere tener la música en sus dispositivos móviles. Sin embargo, cuenta que prefiere el disco físico porque le gusta escucharlo en la televisión de su casa.

“Ahora compré el disco de CD9 porque va a haber una firma de autógrafos y cuando lo firmen le agrega un valor sentimental. Creo que el disco físico es más barato si lo compras todo y lo digital lo compro sólo cuando me gusta una canción”, dice, haciendo notorio que este tipo de promoción aún funciona para las ventas.

Omar García, de 38 años, acostumbra comprar discos en las tiendas, ya sea para su colección de cerca de mil álbumes o para regalar; este año ha gastado cerca de 4 mil pesos en música.

“Compro desde 1995, mayoritariamente compacto. Compro muy poco digital porque ahí no tengo el control como quiero para otros dispositivos. Prefiero transformarlos a otro formato para tener la más alta calidad en sonido y evito el MP3, digitalmente viene en una calidad inferior; el libro (del CD) para mí es secundario porque puede venir uno sencillo e igual el diseño puede ser complejo”, expresó.

En su opinión de consumidor, los precios son estandarizados. “Antes existía Tower Records que era la competencia con MixUp en los 90”.

El especialista musical Pepe Návar explica que ahora la gente que maneja las principales compañías musicales son contadores o tecnócratas y no alguien que sepa de lo que se trata. “Yo creo que va a regresar muy fuerte el producto físico, el disco compacto. Las nuevas generaciones no compran conceptos, compran descargas digitales aisladas, es como si no tuvieras nada más que la descarga en tu computadora”.

Gangas musicales. En tiendas como MixUp existen distintos stands con promoción. Uno de ellos es el de la serie del recuerdo con música de catálogo que tiene a autores clásicos como Marco Antonio Muñiz, Agustín Lara, Enrique Guzmán, Yolanda del Río, Luis Arcaraz, Jorge Negrete, Los Dandys, Trío Los Panchos o José Alfredo Jiménez a tan sólo 99 pesos.

La música clásica también ofrece algunas ofertas en artistas como André Rieu y colecciones de instrumentos como el piano o géneros como el jazz. Pero los bajos precios también se reflejan en propuestas aún vigentes (aunque con discos pasados), que se ofrecen a 99 pesos, como Coldplay.

Pearl Jam, David Guetta, Bruno Mars, Linkin Park, Pearl Jam, Green Day, Gorillaz o Muse también se encuentran dentro de estas ofertas, siendo una opción considerable contra las descargas resultan más caras.

“Nosotros no fijamos los precios sino la disquera a nivel internacional, dependiendo de sus costos de producción, edición, marketing, distribución. Nosotros sólo los ponemos al alcance de los clientes”, explicó Lucila Zetina, encargada de la promoción en MixUp. Sin embargo, la cadena de ventas hizo caso omiso cuando se les consultó sobre la desaparición en sus servicios de ventas digitales.

Sobre los precios, Návar afirma que generalmente lo que puede elevar el costo del CD es el empaque, un libro o póster, mientras que lo digital es la alternativa de consumo de más alta proporción.

“El precio lo ponen los estándares del mercado, finalmente es un negocio y es algo que se basa en lo que los empresarios de las disqueras buscan. En las tiendas puedes encontrar toda combinación de discos, la mayoría de las compañías ya no tiene idea de lo que es el catálogo y eso genera que la gente no compre discos. Los precios podrían ser desde los 50 pesos, pero lo dan al precio de tiendas y así doblan la ganancia porque aparece al triple.

“Cuando el original está a un precio accesible, lo compras. Considero que por el alza del dólar todo cambia; otro factor es que el artista sea internacional y además que sean intérpretes ya conocidos. Eso hace que cambie la industria del disco”, argumentó.

Por ello, dice, ahora el producto físico ofrece otras ventajas como el tracklist original, en algunos casos bonus y más calidad por el mismo precio.

“Es el disco original, más un bonus, es lo positivo. Funciona bien”.

Temas Relacionados
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios