Siguen pasos de Del Toro, Cuarón e Iñárritu

Cineastas mexicanos trabajan en EU, Canadá y Europa, contratados por productores como los de El señor de los anillos y Whiplash

Fernando Lebrija tuvo en su equipo a Patricio M. Farell (Batman vs. Superman) en el departamento de arte y a Pietro Zuercher (Sundown ) en el de fotografía (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Espectáculos 18/12/2016 00:00 César Huerta Ortiz Actualizada 03:24

[email protected]

El tapatío Fernando Lebrija toma el teléfono desde Los Ángeles, por donde los últimos 25 días ha recorrido sus calles con su cámara para filmar la comedia romántica #REALITYHIGH.

Atrás de él se encuentran los productores Jane Fleming y Mark Ordesky (El señor de los anillos y Bailando en la oscuridad) quienes le han dado el voto de confianza para contar la historia.

Miles de kilómetros más al norte, en Vancouver, Canadá, Isaac Ezbán (El incidente) dirige al actor Martin Wallström (Mr. Robot) en Parallel, sobre cuatro chicos que descubren un espejo que puede trasladarlos a otros mundos.

En el viejo continente, en el desierto español, Rafa Lara (Labios rojos) está dando nueva vida a Jesús de Nazareth en una producción que oscila en los 5 millones de euros, es decir, unos 100 millones de pesos.

Son, dirían algunos, una nueva generación que va tras los pasos de Guillermo del Toro (El laberinto del fauno), Alfonso Cuarón (Gravedad) y Alejandro González Iñárritu (Birdman) y quienes, premiados con Oscar, se han abalanzado sobre Hollywood.

Lebrija, Ezbán y Lara tienen ahora el ojo sobre ellos. En México sus películas de manera global han sido vistas por casi 3 millones de espectadores.

El teenager. “¡Me cayó, no estaba planeado!”, exclama desde la ciudad angelina Lebrija.

“Había dicho que mi última película de teennagers había sido Guatdefoc (hablada en inglés, producción mexicana), pero la vieron los productores y me llamaron para ésta”, dice.

En #REALITYHIGH, filmada en menos de un mes, se contará la historia de una joven intelectual que no encaja em el grupo, pero le gusta el chico popular de la escuela.

Tuvo en el elenco, entre otros, a Nesta Cooper (The 100), Keith Powers (Fear the walking dead) y Kate Walsh (Grey’s anatomy). Pero no todo fue terso.

“Filmábamos seis páginas al día, en lugar de tres, pero creo que ser mexicano da esa ventaja, tomando en cuenta los presupuestos bajos y poco tiempo que tenemos para hacer cine en México”, expresa divertido.

En el proceso creativo metió mano al guión original para darle su toque, siempre respaldado por los productores de renombre.

“La villana era una estrella de reality show y la cambié a una influencer (de Internet) para hacerla más de ahora”, cuenta el realizador.

Amante del suspenso. ¿Qué consigues cuando tomas a una actriz de Escocia, un actor del Reino Unido, otro de Suecia, uno más canadiense y a un director mexicano?

“¡Una película llamada Parallel!”, comenta Isaac Ezbán.

“Es una historia que aunque tenga ciencia ficción y sobre universos paralelos, es una historia humana, de amigos”, advierte aún desvelado, pues el día de la entrevista, terminó a las tres de la madrugada.

Dirigir en otro idioma no le costó trabajo, pero sí convertir mentalmente medidas de longitud para dar instrucciones precisas al equipo.

“Filmamos mucho en foro, con un ático y cuartos que se contruyeron y todo el tiempo me hablaban de tantos pies y era en ese momento hacer la cuenta, era divertido”, expresa.

La historia la tenía entre sus manos desde hace un año y tras meses de preparación se llevó a cabo.

“Yo no estoy aquí por internacionalización, quiero seguir filmando en México, pero al primer productor de donde sea que le interese el proyecto, lo tomo”, abunda Ezbán.

En el viejo mundo. Lara tenía como carta de presentación Cinco de mayo, la batalla, donde usó decenas de extras y requirió de casi 70 millones de pesos en el presupuesto.

En eso se fijaron productores españoles para darle la cámara en Jesús de Nazareth, con elenco multinacional.

“Contrario a mis películas, cuando tomo el proyecto desde la idea origianl, este es el caso de ser llamado para terminar algo por encargo y lo hicieron porque venía de hacer películas grandes, así que buscaban algo de seguridad y creo la he dado”, estima.

Temas Relacionados
#REALITYHIGH Fernando Lebrija

Comentarios