23 | FEB | 2019
La de hoy es una pelea importante para Julio César; de ganar, puede pensar en volver a la élite del boxeo, pero si pierde podría orillarlo a pensar en el retiro. (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)

El mayor enemigo de JC Chávez Jr... él mismo

10/12/2016
00:38
Alejandro Rodríguez
Monterrey
-A +A
Aunque boicoteó su carrera con indisciplina, tiene oportunidad de reactivarla, opinan expertos

[email protected]

No se trata del alemán Dominik Britsch (32-2-1, 11 KO), su rival en turno de hoy por la noche. Tampoco los fuertes adversarios actuales en la división supermedia. Es el mismo Julio César Chávez Jr. (49-2-1, 32 KO) el que representa a su más difícil adversario.

Es el propio boxeador sinaloense el que ha boicoteado su carrera profesional en los últimos años, lo que lo ha orillado a deambular entre la poca inactividad y el cambio constante de entrenadores, proyectos caídos e incertidumbre para continuar en el pugilismo de paga.

Es una conclusión que comparten los analistas de boxeo Carlos Alberto Aguilar y Rodolfo Vargas, en charla con EL UNIVERSAL momentos antes de que el “Hijo de la Leyenda” regrese a los cuadriláteros tras más de un año sin hacerlo.

“El único enemigo de Julio es Julio mismo. Él sabe que cuando
se empieza a boicotear y a generar días sin entrenar, o que se queda dormido y prefiere descansar, es cuando Julio se pierde un poco. Sin embargo, si algo tiene, físicamente, son condiciones para volver a ser campeón del mundo a sus 30 años”, subraya Aguilar, comentarista de Box Azteca.

Después de su combate ante el argentino Sergio “Maravilla” Martínez, en el cual perdió su invicto y su corona mundial de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo en septiembre de 2012, todo pareció derrumbarse para Chávez Jr.

Vino un aumento desmedido de peso, severas indisciplinas en sus tiempos de gimnasio, conflictos con su entonces promotora Top Rank y una segunda derrota en su carrera ante el polaco Andrzej Fonfara. Tan sólo realizó cuatro peleas en los últimos cuatro años.

Ahora se presenta una nueva oportunidad de reivindicar el camino. Hoy enfrenta a un poco conocido Dominik Britsch con la esperanza de que sea el punto de partida para reactivar su carrera y volver a lo mejor del boxeo, donde estuvo al ganar su campeonato mundial.

“Para Julio César Chávez Jr. es un parteaguas esta pelea. Tiene un significado muy importante porque una victoria lo puede acercar a la posibilidad de acomodarse de nueva cuenta a nivel de la élite en el boxeo o, de lo contrario, puede significar el retiro y el adiós a su carrera profesional luego de una inactividad prácticamente de 17 meses”, resaltó Vargas, también analista de boxeo de TV Azteca.

En este camino para buscar reactivar su truncada carrera como profesional, Chávez Jr. se puso a las órdenes del preparador físico Ángel Heredia, que trabajara varios años con Juan Manuel Márquez, y en lo boxístico se cobijó bajo las indicaciones de su tío Rodolfo Chávez. Ambos instructores aseguran que se han esforzado por meterlo en cintura.

“Julio se ve en buenas condiciones, realizando un buen trabajo, pero realmente para saber si tomó con seriedad su preparación, hay que esperar a que esté arriba del ring para conocer su estado real luego de su larga inactividad. En otras ocasiones nos parecía que llegaba un Julio al cien por ciento y, sobre el ring, nos encontrábamos con otra realidad. Confío en que esté consciente de lo que se juega en esta pelea y que no haya aflojado esta preparación para reactivar su carrera”, comparte Vargas.

En este 2016 “El Hijo de la Leyenda” entró a la tercera década de vida, por lo que el tiempo para volver a ser campeón mundial se le acaba. Un reloj biológico al que ya le quedan pocos instantes antes de empezar el declive definitivo.

“Julio tiene tiempo para reactivar su carrera, pero esta es su última oportunidad. El tren se está yendo. Si él logra subirse, tiene tiempo de hacer muchas cosas. El boxeo ha cambiado, hay una gran cantidad de suplementos y propiedades científicas que están ayudando a los boxeadores a prolongar sus carreras. Quién pensaría que Juan Manuel Márquez iba a tener oportunidad de noquear a Manny Pacquiao a su edad. Y es justo Ángel Heredia, el que preparó en sus últimas peleas al ‘Dinamita’, el que ahora preparó a Julio César Chávez Jr.

“Si ellos fluyen y forman una gran pareja, pueden pasar cosas importantes. También debe reaparecer esa actitud ganadora de Julio y así podríamos encontrar algo importante. Estamos en el mejor tiempo para que lo haga, pero el tren ya no espera mucho”, resalta Aguilar.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios