Donaciones para renovar un Gauguin

El museo necesita recaudar 22 mil 500 euros a través de la campaña de micromecenazgo para restaurar un retrato de Paul Gauguin

Gauguin realizó el retrato de Suzzane Bambridge en 1891, durante su primer viaje a Tahití. Foto: The Yorck Project: 10.000 Meisterwerke der Malerei
Cultura 12/10/2016 12:20 EFE Bruselas Actualizada 12:24
Guardando favorito...

Los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica han lanzado hoy una campaña de micromecenazgo con la que esperan recaudar fondos para restaurar una obra de Paul Gauguin, el primer retrato que el maestro realizó después de llegar a Tahití, tierra de la que estaba determinado a no regresar.

Los usuarios podrán respaldar la puesta al día de la pintura "retrato de Suzzane Bambridge", realizada por el artista en 1891, a través de la plataforma Gingo y con aportaciones que parten desde un solo euro.

Los donantes recibirán diferentes recompensas por su participación en el proyecto, que incluyen desde su mención entre los padrinos de la obra, a una invitación a la "presentación en sociedad" de la pintura, una vez se le devuelva el esplendor perdido, pasando por entradas gratuitas a los Museos Reales.

El objetivo de los organizadores de esta iniciativa es recaudar la suma de 22 mil 500 euros, ya que el Fondo Baillet Latour se ha comprometido a poner otro euro por cada uno que sea recogido, para alcanzar así los 45 mil euros necesarios para la restauración completa de la tabla.

La obra, que llegó a manos de los Museos Reales en 1923, se encuentra actualmente expuesta en el Musée Fin-de Siècle de la capital belga y su estado "frágil" y "dañado" hace que necesite una intervención urgente para asegurar su preservación.

"Las investigaciones llevadas a cabo por nuestros científicos -con rayos X, ultravioletas y el innovador análisis multiespectral- han permitido determinar con precisión los puntos débiles de la capa pictórica y de entrever la belleza de la obra original", explicaron los Museos Reales en un comunicado.

Gauguin creó el "retrato de Suzanne Bambridge" durante su primer viaje a Tahití, la isla que le serviría de inspiración para crear una serie de pinturas que le consagrarían su genio pictórico, pese a que no logró encontrar en ella el paraíso perdido y ajeno a la civilización europea que ansiaba.

El lienzo permaneció en el país hasta 1912, poco después del fallecimiento de Suzanne Brambridge, una británica afincada en la isla, tras lo que llega a Francia como parte de una colección privada de 1921 a 1923, momento en que es comprado por los Museos Reales.

nrv

Temas Relacionados
Paul Gauguin
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios