17 | JUL | 2019
Descension, de 2015, del artista indio Anish Kapoor, que presentará la galería Continua. Sus obras este año estarán en Zona Maco, así como en una exposición que llegará al MUAC (FOTOS: CORTESÍA ZONA MACO)

Del coleccionismo a la educación: Zona Maco

20/01/2016
04:30
Sonia Sierra
-A +A
Habrá más de 125 galerías de 25 países; la feria acercará al público al arte contemporáneo

[email protected]

La edición 13 de la Feria Zona Maco tendrá, además del coleccionismo, énfasis en la educación y divulgación del arte contemporáneo con un objetivo: “Propiciar desde la feria un mayor entendimiento del arte actual”, como lo explica el nuevo director artístico, Daniel Garza-Usabiaga.

Del miércoles 3 al domingo 7 de febrero se realizará en el Centro Banamex la 13 edición de la feria, la más grande de México y una de las más importantes de América Latina. En esta oportunidad participarán alrededor de 125 galerías de 25 países que en las cinco secciones ofrecerán obras de más de mil 500 artistas, entre los cuales figuran Matthew Barney, Damián Ortega, Carlos Amorales, Ai Weiwei, Teresa Serrano, Lucio Fontana, Günther Uecker, Leonora Carrington, Yaacov Agam, Michelangelo Pistoletto, Tania Candiani y Anish Kapoor, artista que acaparará mucha atención este año, en el que se exhibirá una exposición suya en el MUAC.

Zona Maco, cuya directora general es Zélika García, tuvo en 2015 un año de mayor crecimiento cuando se inauguraron en el segundo semestre las ferias Zona Maco Foto y el Salón del Anticuario. Sin embargo, la situación de la economía nacional e internacional del momento actual plantea preguntas.

Algunas de las nuevas galerías en la zona general serán Regen Projects, de Los Angeles; Gagosian, que tiene sedes en Nueva York, Londres y Hong Kong; Zidoun-Bossuyt, de Luxemburgo. Estarán, como en años anteriores, extranjeras y mexicanas como Mai 36, Luis Adelantado, David Zwirner, Kurimanzutto, OMR, Hilario Galguera y Proyectos Monclova, entre otras.

En septiembre se anunció la llegada a Zona Maco como director artístico del curador Daniel Garza-Usabiaga, quien había llevado el programa de arte moderno de la feria.

Aunque tiene propuestas para hacer “innovaciones” en Zona Maco, que espera concretar en la edición 14, Garza-Usabiaga dice que serán dos líneas de trabajo en el campo educativo de la edición que está por abrirse: “Una estará centrada en curadores que han hecho proyectos principalmente fuera de México y América Latina sobre artistas mexicanos y latinoamericanos; vienen a hablar de individuales de artistas o colectivas que se preparan o han presentado. La segunda está centrada en charlas con artistas, tanto mexicanos como extranjeros con el fin de que el público en general pueda oír de primera mano acerca de los proyectos que realizan, que estén donde los artistas hablen de obras que verán ahí”.

Las obras, como en años anteriores, se han organizado en cinco secciones: General, con 73 galerías y un comité de selección integrado por Stefania Bortolami (de Bortolami Gallery, Nueva York), Ben Loveless (de la galería Nordenhake de Estocolmo y Berlín) y Patricia Ortiz Monasterio (de la galería mexicana OMR). Nuevas propuestas será curada por Humberto Moro y tendrá 22 espacios; Zona Maco Sur será curada por João Mourão y Luis Silva y contará con 21 espacios. En Arte Moderno y Diseño estarán 27 propuesta bajo la curaduría de Cecilia León de la Barra. La de Arte Moderno tiene un comité de galerías: Alejandra Yturbe y Mariana Pérez Amor (de Galería de Arte Mexicano), y Enrique Guerrero.

Curadores y artistas. Para esta edición de Zona Maco habrá conferencias en torno de cómo hacer una colección pero también cómo conservarlas, tema que en los últimos años ha cobrado mucha relevancia para artistas, directores de museos, galeristas y para los mismos coleccionistas.

“La conservación de arte contemporáneo es algo muy distinto de lo que es la conservación de pintura, por ejemplo. El artista Rafael Lozano-Hemmer hablará con el curador de Media Art del Museo de San Francisco sobre los problemas y peculiaridades de coleccionar y conservar de este tipo de piezas electrónicas”, cuenta.

Entre los curadores que ofrecerán conferencias se encuentran Jens Hoffmann, quien hablará del proyecto que acaba de hacer en Detroit sobre arte latinoamericano, una exposición exhibida en 2015 llamada The United States of Latin America, realizada junto con Pablo León de la Barra.

Dan Cameron presentará dos proyectos: una exposición histórica sobre arte cinético en América Latina, que estará en el Museo de Palm Springs en California, en 2017, y la Bienal de Cuenca, Ecuador, que se realizará este año. Se han programado charlas con los artistas Tom Burr, Pedro Reyes, Pia Camil y Dannielle Tegeder, entre otros.

Garza-Usabiaga detalla sobre la selección de Zona Maco Sur: “Entre los mexicanos encontramos dos cosas: una mezcla de algunos muy consagrados a nivel internacional, como Mario García Torres y Carlos Amorales, junto a jóvenes que están destacando a nivel internacional, como Débora del Mar, Miguel Fernández de Castro y Manuel Solano. Muchos de estos artistas no sólo son representados por galerías mexicanas; eso habla de la visibilidad y presencia de mexicanos en el extranjero. Estos jóvenes tienen tópicos muy distintos; Debora del Mar ha trabajado cuestiones de consumo y mercancía; Miguel Fernández aborda cuestiones sobre geología, erosión, minería y comercialización del suelo”.

Para este año ha crecido la presencia de galerías en el área de Arte Moderno: “Caminando en la feria uno ve el legado del arte moderno y sus resonancias en el arte contemporáneo. Habrá galerías de México, Estados Unidos, Colombia, España, Venezuela, Israel, que va a traer a Yaacov Agam, que en los 60 tuvo mucha visibilidad en México”.

Los visitantes. Para el director artístico de la feria, el público también tiene un papel qué jugar en esta tarea educativa que se propone.

“Creo que muchas veces el público no se atreve a meterse al stand de una galería a preguntar sus dudas. Hay una sensación generalizada de que si preguntas es porque vas a comprar, cuando la realidad no es esa. El público puede llegar, preguntar, ver, seguir a ese artista. Aquí en México pasa mucho eso. Debe haber más acercamiento a los espacios y galerías. El arte contemporáneo no es algo procesado y muchas veces esto de que es confuso o desconcertante es una de las virtudes de este arte. Vivimos en un mundo donde la imagen que nos venden es más fácil de leer. El arte contemporáneo muchas veces rechaza esta lógica de la imagen. Invita a ser más analítico, curioso”.

Garza-Usabiaga destaca que uno de los aspectos más interesantes de Zona Maco para el público es que “la feria es una oportunidad única de ver obras de prácticamente todas partes del mundo en un lugar contenido. Probablemente, en Zona Maco se ven más artistas internacionales en cinco días que todos los que exhiben en museos y galerías durante todo el año en la ciudad”.

Sobre la importancia de la educación en arte contemporáneo, dice: “Hay un mandato de conocimiento desde los museos y uno pegado a lo otro: si la feria no difunde el conocimiento del arte no tendrá seguidores”.

No abunda en las implicaciones que la economía actual podría traer a la Feria: “Es claro que ante estos desajustes del mercado se sigue comprando arte porque representa una inversión segura”. Concluye al decir que no hay recortes en esta edición.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios