Se encuentra usted aquí

Reconstruir comunidades más allá de cuatro paredes

18/09/2018
00:24
-A +A

Estamos a un año de los sismos que cimbraron México. Además de la lamentable pérdida de vidas humanas, estos fenómenos naturales derrumbaron el centro de la vida comunitaria de varias localidades en el país, sus plazas, sus iglesias, sus escuelas. En este tiempo que ha transcurrido, la sociedad mexicana ha demostrado que hoy más que nunca estamos unidos y que los sismos de septiembre no lograron derrumbar nuestra enorme voluntad para seguir adelante.

En Fundación Kaluz y Mexichem tenemos una fuerte convicción: más allá de levantar paredes y poner techos, debemos reconstruir el corazón de las comunidades. A lo largo de este año, nuestra misión junto con nuestros socios ha sido ayudar a miles de personas a recuperar sus espacios de convivencia, allí donde genuinamente se genera el tejido social, donde las personas se encuentran, se hermanan y construyen su presente y futuro. Uno de esos espacios fundamentales son las escuelas.

A partir de los sismos, en Fundación Kaluz, hicimos una invitación abierta a toda la sociedad para aportar fondos con el compromiso de que cada peso recaudado se convertiría en tres. Gracias a la confianza de muchos ciudadanos, empresas y organizaciones de la sociedad civil, nacionales y extranjeras, reunimos 22 millones de pesos. Hoy, habiendo cumplido con nuestro compromiso de la mano de Mexichem, y después de recibir donaciones adicionales, contamos con un fondo de 69 millones de pesos con el cual estamos financiando el programa “Reconstruyendo México”.

A través de este programa, decidimos incidir en tres frentes de la reconstrucción escolar: construir confianza a partir de la transparencia y el esfuerzo colectivo; poner en práctica programas de acompañamiento para reconstruir el tejido social y la resiliencia; y levantar las paredes, colocar los techos, equipar los salones y los patios de juego de las escuelas.

En nuestro primer frente, en colaboración con el IMCO y más de 10 organizaciones de la sociedad civil, se diseñó el Mapa de Reconstrucción Escolar, publicado seis meses después de los sismos de septiembre. Con este esfuerzo logramos crear una plataforma que genera un intercambio de mejores prácticas, evita duplicidades y aumenta la eficiencia de la participación de la iniciativa privada en la reconstrucción. Durante este año, este sitio ha recibido casi 10 mil visitas.

Por otro lado, en conjunto con México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), implementamos un programa piloto para promover una cultura de legalidad y liderazgo entre los alumnos de secundarias afectadas en las delegaciones Iztapalapa y Azcapotzalco en la Ciudad de México. En este esfuerzo participaron más de 500 alumnos, cuyos trabajos impactaron a 1700 estudiantes y 131 maestros. La segunda etapa del programa se implementó a principios de septiembre en 13 secundarias de la Ciudad de México y tendrá una duración de 7 meses en beneficio de más de 7,000 alumnos.

La tercera vía de nuestra colaboración ha sido la reconstrucción total de escuelas y centros comunitarios. Esta ha sido la fase de mayor esfuerzo. El 91% de los recursos recaudados se están invirtiendo en este rubro en conjunto con diversos aliados estratégicos. En colaboración con la Fundación BBVA Bancomer estamos reconstruyendo 10 escuelas y, de la mano de otras organizaciones, rehabilitamos 3 escuelas, 2 centros comunitarios y el área de terapia intensiva de un centro de salud. Con estas acciones aseguramos el acceso a la educación a más de 9,000 niños y niñas, la participación comunitaria de una población de 20,000 personas y la reapertura de un área hospitalaria donde se atienden 200 niños al año.

En el transcurso del año se han entregado ya tres escuelas, un centro comunitario y los trabajos en el centro de salud. Dos escuelas más serán entregadas en los próximos meses y las siete restantes serán terminadas durante el primer trimestre de 2019.

Para Fundación Kaluz la confianza, la solidaridad y la resiliencia son herramientas indispensables. Pero lo más importante para nosotros, será garantizar que los espacios construidos sean espacios de aprendizaje y convivencia comunitaria que generen un impacto positivo en la sociedad. Por eso, en cada escuela terminada, estamos implementando un programa de acompañamiento por dos años, diseñado en conjunto por Enseña por México, Proeducación y Unete, organizaciones de la sociedad civil expertas en el fortalecimiento educativo.

Estamos convencidos de que todos juntos, autoridades, sociedad civil, comunidades e iniciativa privada, seguiremos levantando a México. 
 

Presidenta de la Fundación Kaluz.