No era maldición la del Estadio Azul

Si Cruz Azul se va sin un trofeo de su casa es por fallas propias, dice Domínguez
El Cata se niega a creer que algo sobrenatural les impidiera ganar. (CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL)
21/04/2018
05:50
Juan A. Dávalos
-A +A

[email protected]

Si Cruz Azul fracasó en poder levantar un título de Liga en el estadio Azul no fue por una maldición, sino por lo que pasó en el terreno de juego y nada más, a juicio de sus jugadores.

Julio César Domínguez fue claro al señalar que la carencia de conquistas en la casa que hoy dejarán para siempre, se debió a que el equipo cementero fue incapaz de hacer los méritos necesarios para alzar un trofeo en el coso de la colonia Nochebuena. Aceptó que hay sentimientos encontrados porque será el último partido de La Máquina en el inmueble, ya que la próxima campaña jugará de local en el Estadio Azteca.

“Me hubiera gustado que se ganara un título en el estadio Azul, creo que lo merecíamos, desafortunadamente no se dio y aunque es mínima la posibilidad de calificar, lucharemos hasta el final”, dijo Domínguez.

“Eso de los fantasmas y cosas del pasado, la verdad lo dejo atrás porque es pensar en algo que no te dejará jugar, entonces trato de vivir el presente y el futuro y por eso he seguido aquí”, agregó.

Desde que llegó al Azul, en 1996, La Máquina solo conquistó un título de Liga, pero fue en 1997, de visita en el Nou Camp de León.

Hoy, los celestes enfrentarán a Monarcas Morelia en la jornada 16 del Clausura 2018, para despedirse del Azul.

“Nosotros siempre trabajamos al máximo, al menos en lo personal, y no se nos dio el campeonato. Eso me tiene triste”, explicó el Cata Domínguez.

“Ahí debuté, desde niño siempre le fui a Cruz Azul y me hubiera gustado que le diéramos un campeonato a la gente que viene cada 15 días”, agregó el zaguero con un tono nostálgico.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS